Vicisitud y sordidez

Nuevas vicisitudes

"¿Pero vas a poner esto entero, sin editar?", preguntó consternada La Navaja en el Ojo tras grabarnos a Vicisitud y a mí comiendo bazofia rusa que nos ha traído Guille Stardust. Y tenía su razón. Uno de los contenidos de internet que más me hacen rascarme la cabeza, atravesar el cerebro y llegar al paladar, son los vídeos de gente comiendo cosas raras. Sí: sé que hay temáticas peores. Pero yo no soy de ponerme a ver gameplays eternos en directo, gente acariciando pan, chavalas pintándose las uñas o asiáticas comiendo sopa sin decir palabra. Esto último no lo he visto nunca, pero es lo más aburrido que se me ha ocurrido y, lo peor de todo, teniendo en cuenta que incluye la palabra 'asiáticas', seguro que existe. Y por visssio.

Sin embargo, sí que he visto varias veces a gente probando mierdacas de comida basura exótica. Con 'gente' me refiero a otras personas que sigo (como The Cinema Snob) o seguía (como el probablemente capullete de The Spoony One) por otros motivos. ¿Por qué? Porque, obviamente, me gusta mucho probar comidas raras. Que se lo digan a mis intestinos, siempre en yihad con mi cerebro por suicida y con la taza de mi retrete por ser el receptor adecuado. Sé que para alguien que sufre de constantes dolores de estómago sería más útil aficionarse, por ejemplo a coleccionar muñequitos de las Sylvanian Familes.

Algo que ya hago, claro.
Colección muy pequeña pero, por supuesto, tengo el retrete
Pero, como el alcojol, los porros (porros) o sacarse las cascarrias, tengo este vicio que me cuesta abandonar. Cada vez que voy de viaje al extranjero, lo que más ilusión me hace por encima de contar si la media de la población es petable o terrible (algo demasiado sencillo de dilucidar en Escocia) es ir a los supermercados y arrasar a comprar bazofia.

Como no pienso ir a un país que casi es una dictadura y está lleno de homófobos (o sea, tal y como va la cosa, casi todo el mundo), pues para el tema ruso he dependido de un amigo de Guille. Él nos ha traído una selección de tres productos absurdos: Sprite de pepino, patatas con sabor a sushi de Philadelphia y salmón y Lays sabor cangrejo. Intenté comprar Hematogen en el supermercado ucraniano de Atocha, pero no había. Eso lo dejo para la secuela que NUNCA haremos. No porque no nos guste este género de Youtube, que tampoco, sino porque probablemente me cague a mí mismo si pruebo un bocado de ese engender.

Os dejo con los absurdos ocho minutos sin editar grabados justo después del lamentable Gran Premio de Esppppaña de F1:


Siga al autor de ESTO en Twitter:

Once meses desde el último videofobia largo. ¿Qué ha pasado? Pues una peli, por si no os habéis enterado. Y una CutreCon. Y, por supuesto, un bloqueo creativo. Que estas cosas, como los gatillazos, pasan. No a mí. A mí nunca. Nooooo…

También es verdad que esta serie la cuidamos mucho. Esto no se trata de sacar lo que sea: nos pensamos qué película comentar. De hecho, llegamos a tomar notas y pensar estructura de guión de otras dos cintas: la primera fue tailandesa de una mujer vampiro a la que le sale la cabeza del cuerpo CON TODO EL APARATO DIGESTIVO INCLUIDO y se va a zampar machos. La segunda, os lo digo en serio, fue ‘Los hermanos bárbaros’. Pero nos pusimos ambiciosos. Queríamos más. No paramos hasta que encontramos una mierdaca absolutamente delirante. Esa fue nuestra perdición. Como se explica en este episodio, el nivel de demencialidad era tan alto que no dábamos abasto a describir todo lo que veíamos. El resultado ha sido el capítulo más largo desde el primero. Que también era una peli oriental y demencial. Veo un patrón aquí…

Así que aquí os dejo con este episodio. Como hemos tardado tanto, por primera vez no hemos cortado nada. Dura casi media hora. Vais a ver directamente la versión extendida. Esperamos que la espera haya valido para un regreso que os haga reír una mijilla:


 
Por otra parte, por si no os habéis fijado, hemos creado un Patreon. No para ganar dinero, sino para al menos pagar lo que cuesta la producción en sí del capítulo (gasolina, atrezzo y comida de ese día de rodaje). Se aporta lo que se quiera por capítulo y lo encontraréis aquí: https://www.patreon.com/Videofobia

Siga al autor de ESTO en Twitter:

Eurovisión. Ese pozo de sordidez que se ha asomado muy poco por ente bloj. Un hecho realmente extraño. Quizá lo que haya ocurrido es que no somos verdaderos expertos en el tema. Con titanes amigos como Tita Hellen por ahí sueltos, poco más podemos aportar. En su día sí que apostamos por Lordi por aquello de anomalía que supuso. Curiosamente, fue el único festival de Eurovisión desde hace casi dos décadas que me perdí por tener visita. El año en el que realmente me hacía ilusión que ganara una determinada canción me pilló de cervezas por el centro. Y lo peor es que yo no bebo cervezas.

Generalmente, nuestro acercamiento a este… este fes… este cer… ESTO, siempre ha sido apoyar a los países que mandaban tarados. Desde Guildo Horn hasta el señor austriaco con maniquís de vacas y gatos o las ancianas rusas, siempre hay momento para la diversión que contrasta con las locas que se quedan prendadas por canciones poco memorables interpretadas a gritos. Claro que, al igual que nos pasa con el cine malo, no somos especialmente fans de la mierda hecha a propósito a no ser que sea la que se deja fuera del retrete de un bar en el que el servicio no está incluído y nos cobran siete euros por el café. Por lo tanto, lo del Chiquilicuatre no es lo nuestro y, desde ese día, nos fuimos apartando de la chunguez premeditada en busca de otros valores.

Y este 2017, por fin, hay una canción que es sin duda la mejor del año y de la última década. Esto lo decimos sin haber escuchado ninguna otra de las participantes de esta edición. Porque that’s how we roll, baby. Ahí está la jrandeza.

Nosotros vamos… con Italia. En un mundo en el que la disidencia de Lordi fue rápidamente aplacada por los eurofans, buscamos ya un tipo de transgresión más sutil. Francesco Gabbani podría ser nuestro candidato favorito por muchos motivos:

- Tiene bigotíns de John Waters
- Hace una coreografía que parece una muñeira.
- Ha compuesto una melodía pegadiza y con personalidad para variar
- Canta en ITALIANO, la principal fuente de vocabulario del Idioma Mundial
- Mola más que tú y yo.
- Tiene pollón (efectivamente: me informo con eurofans que conocen de lo que REALMENTE va este festival)

Pero no se trata sólo de eso. Lo principal es que la letra no va de amor o desamor. Eso, si en el pop ya es un crimen peor que hacer un chiste machista en twitter, en Eurovisión es como hacer un chiste sobre Carrero Blanco en twitter. ANATEMA. Francesco (gran nombre) nos propone una canción… escéptica.

Una letra (por lo que me dicen recortada para la gala) que se ríe de las corrientes de pseudo-espiritualidad oriental de plástico de los burgueses europeos. De los “intelectuales de café”. De las “respuestas fáciles a ideas inútiles”. Feck: va a Eurovisión una canción que se cachondea de que “La inteligencia está obsoleta”. Es lo más cerca que ha estado esto de cuando casi gana Battiato. Obviamente, viniendo del mismo país.

Viva la patria de Bud Spencer, joder:


¿Lo más curioso? Que el segundo año en el que realmente me hace ilusión que gane una determinada canción me va a pillar fuera. No de cervezas. Me va a pillar en un concierto de OBK, Rebeca, Technotronic, Snap y Mi Horterismo No Tiene Perdón de Dios. Pero ese es otra tema…
Siga al autor de ESTO en Twitter:

Once años de blog implican que ahora somos más viejos, más sabios e igual de imbéciles. Pero más sabios. O ni eso. Dejémoslo en que hemos consumido mucha más cultura o como quiera que se denomine lo que hacía Albert Pyun. Pero lo importante no es sólo eso, sino que desde que publicamos la mítica (al menos en Albacete) Lista de Discos con VALORES se han incorporado a la web más personas.

O como quiera que se denomine a Marlow.

La anterior lista se confeccionó entre Vicisitud, Paco Fox y Dillinger. Éste último abandonó internet buscando actividades más provechosas. O sea, follar. En la actualidad, el núcleo duro también lo componen Cava Baja y Marlow. Guille Stardust ha sido invitado, pero sus conocimiento de música con valores se circunscribe a lo que escucha cuando se corre orgías sado con Putin. Y aquí la balalaika sólo nos gusta como letra de una canción de Georgie Dann.

Repetimos: No va de esto, pero PODRÍA 
El cual, por supuesto, no podría volver a aparecer. Porque en este anexo a los '100 Discos Con Valores' nos hemos impuesto que no puede repetir artista. Si así fuera, 10 de los 50 nuevos serían de Battiato y otros 7 de Rick Wakeman. Recordamos de qué va el tema para los que no quieran releer (o leer) las previas cuatro (1, 2, 3 y 4) partes: Esto NO va de portadas como ésta que aparecen en artículos recopilatorios de gente mendigando un click aproximadamente una vez al mes:  La lista va de obras musicales que transmiten los valors de ente bloj. Esto es: sordidez, vicisitud y hacer concretamente lo que te sale de los cojones sólo por ser un finstro,  sin importarte el tan inglés ‘qué dirán’. O el tan algecireño. Porque no sabemos de dónde ha sacado Fox esa vergüenza que le caracteriza y que hace que se ponga nervioso cuando la gente ve su película.

O como quiera que se denomine esa cosa.

Vamos a ello. Sin orden esta vez. Aquí tenéis los 25 primeros:


50.- Miguel Ríos: La huerta atómica

Poco después de redactar la lista original, descubrí esta maravilla. Yo siempre he sido de rock progresivo porque no tengo vergüenza ni ganas de tener una vida sexual plena. Pero poco del español. Si acaso, lo de ‘Abre la puerta’ de Triana, que un remanente de andalucismo siempre queda en mi duro corazón. Pero descubrir que el granadino Miguel Ríos había hecho esto fue casi místico. Un disco sobre el terror atómico con una canción en inglés, progresivo andaluz, orgasmos al ritmo del ‘Aleluya’ de Haendel y cameos de Massiel y Jeanette con su eterna voz de ‘fui al OPUS, pero me dejo por detrás’. Aunque mi momento favorito, por supuesto, sigue siendo el concepto del MEGACRISTO. No por nada en especial. Bueno, sí: porque me permite volver a poner esta imagen:
Debería ser estampita obligada en todos los monasterios junto a la de Fray Leopoldo de Alpandeiro (sic)
Podéis leer el análisis completo en este link. O maravillaros con el disco completo en Spotify. Porque vale la pena.

Por: P.Fox


49.- Godley and Creme: Consequences

¡Me gustan los trios!

Los muy fumados Kevin Godley y Lol Creme abandonaron el exitoso grupo art pop 10cc en 1975 para grabar un triple disco conceptual con el fin de advertir el mundo de que el clima está siendo utilizado como un arma en una guerra global secreta, y sólo un tal Mr Blint puede salvarnos con su conocimiento arcano de las pirámides y el número 17.

Para aligerar su mensaje apocalíptico, invitaron al alcohólico humorista Peter Cook a improvisar una trama cómica con su nada versátil voz interpretando a todos los personajes soltando sus bobadas.

De paso, querían usar el disco para vender al mundo un artilugio cutre que habían inventado para que las guitarras podían soñar como orquestas. Llamaron a dicho artilugio cutre “Gizmo”, que significa en inglés “artilugio cutre.”


Pasaron dos años en el estudio grabando y gastaron millones de libras en drogas y publicidad para salir en el 77 y descubrir que la revolución punk les había fastidiado toda posibilidad de vender el engendro. Como dijo Godley: “Hubo un cambio de paradigma sísmico. Sabía que estábamos condenados. Salimos parpadeando a la luz, habíamos estado trabajando en un álbum conceptual prog semi-vanguardista con Peter Cook, muy borracho, mientras que, afuera, era como si una bomba nuclear hubiera caído.

En la presentación del disco para los medios de comunicación, todos los periodistas se quedaron dormidos después de los primeros 20 minutos de una ovra de dos horas. Paco Fox, gourmet de la mierda, solo escuchó la primera de las 6 caras antes de abandonar el intento por “rigurosamente insoportable.”

Tiene dos únicas canciones buenas: “Lost Weekend,” cantado por una de las mejores voces posibles, la jran Sarah Vaughan, y “Five O’Clock in the Morning”.

Consecuencias imprevistas:

Para pagar sus deudas, Godley y Creme tuvieron que hacer canciones pop espléndidas y dirigir muchos de los mejores y más sórdidos videoclips de la los últimos 35 años para Kate Bush, Lou Reed, Elton John, Toyah, Yes, Asia, Erasure, Pil Collins, Frankie Goes to Hollywoood, the Beatles y Ryuichi (“¡Jesús!”) Sakamoco, entre otros jrandes, aunque mi preferido es este de Herbie Hancock con robots haciendo pajas:


Por: C.Marlow


48.- Víctor Manuel: Soy un corazón tendido al sol

Un disco de esos que tienen mezclas prodigiosas entre lo moñas, el cantautorismo extremo y la vicisitud. Partiendo de 'Solo pienso en ti', como muestra de que llorar y emocionarse son un signo de ACTITUD, de pronto nos aparece 'El Cuélebre', tema sobre una leyenda asturiana que Víctor Manuel recrea a su manera y que puede llegar a sonar ÉPICA en versos como “Dicen que el Cuélebre habla tan solo en inglés/ pero está yendo a aprender para hablar en inglés/ y no entenderse con nadie ni en chino ni en bable”; o "Dicen las lenguas que el Cuélebre fue un travestí/ pero él repite a la gente: “Me hicieron así”. Sin duda, es la mejor canción del disco, pero no la única.

'La Balada para Cabiria' es una tierna historia de amor vicisitúdico entre un amo y su perro, que culmina con un “Debo ser cruel./ No puedes engañarte por más tiempo./ Debo hacerte ver/ que no quiero cruzarme con un perro./ Imposible amor/ el que nació una tarde entre tú y yo”.
¡Hamor entre especies!

Y para terminar, entre temas de nostalgia, reflexión, antifranquismo y demás, nos aparece la última joya del disco, que no es otra que Eran dos niños. La dulce historia de dos pastores asturianos que se marchan a Gijón después de años soñando con ver el mar y que, cuando llegan al fin, reflexionan profundamente: “No sé si tú estás igual./ Con tanta humedad, apetez (sic) mear”. Y dicho y hecho, los inocentes pastorcitos nos enseñan que el mar da ganas de echarse un meo, y que tamaño acto de libertad puede suponer una multa, pero… ¿Qué tiene eso de trascendente cuando has cumplido tu sueño?

Por: C.Baja





47.- Aphrodite’s Child: 666

Esta lista tiene dos discos con señoras orgasmando. Eso, por si lo dudáis, es BUENO. Se escuchan pocos orgasmos en la música así en general. Hay que orgasmar más y hacérselo saber a tus vecinos o parientes cercanos. Pero no nos desviemos: Irene Papas (que viene a ser como la versión griega de Núria Espert, la cual viene a ser como la versión española de absolutamente nadie porque el estándar se detiene en ella) es la que orgasma, sí, pero lo mejor es todo lo que rodeó a este disco. Tras hacer varios singles de gran éxito, el único grupo griego que conocen tus padres se metió en el estudio a hacer un disco doble conceptual (valors) sobre el apocalípsis de San Juan Drogado (cojons cuadrados). Recordémoslo: era la gente que había tenido éxito con ‘Rain And Tears’. Naturalmente, los miembros del grupo se pelearon ante semejante despropósito y ya se habían separado cuando se comercializó el resultado. El mayor defensor de la idea era un tal Vangelis que terminó definiendo la música de sintetizador y el cantante más orientado al pop era un tal Demis Roussos acabó definiendo la moda de llevar una sábana en público y no avergonzarse de ello.

Por: P.Fox



46.- Circulus: Thoughts Become Reality


En el primer año de esta web escribí sobre este extraño grupo. Preguntar sobre el porqué meter una formación de folk medieval psicodélico en el blog tiene una clara respuesta:

Porque es una formación de folk medieval psicodélico.

En el panorama musical de entonces y el de ahora es un auténtico suicidio comercial. Es, por supuesto, el verdadero punk. No hay nada más contestatario que saber tocar bien, hacer versiones de temas del siglo XIV y, además, ir por el mundo vestido en plan mercado medieval, con un gorro que parece un ovni de Ed Wood y con gafas de pederasta setentero.
Tinder se rendirá a mis piés
Pero no entraron en la anterior lista con valores porque les faltaba algo. El primer CD era bueno con sus duendes y cánticos en inglés antiguo. Pero faltaba... un poco de taradez mental.

Luego hicieron un disco casi-conceptual sobre extraterrestres visitando la Edad Media. Obviamente, por fin consiguieron su obra maestra.

Por: P.Fox


45.- David Arnold: Shaken and Stirred - the James Bond Project

Después de audiciones sin éxito para The Clash y the Waterboys, el jran músico de clase obrera David Arnold tuvo que conformarse con un puesto como dependiente en la tienda de discos de su pueblo.

En su tiempo libre, compuso, en su ordenador Amstrad, y en su habitación de la casa donde aún vivía con sus papás, la banda sonora que un amigo suyo del instituto, Danny Cannon, le había pedido para una peli, “Young Americans”. El joven Arnold cumplió con creces, y escribió este maravilloso tema con Bjork en la línea de las canciones de la saga 007:



Un par de años después, decidió hacer una ovra de hamor en homenaje a su ídolo, John Barry, versionando temas de las pelis de James Bond según sus propias ideas y invitando a los artistas que le parecieron perfectos como colaboradores para cada canción.

El disco es una gozada, y os recomiendo en especial “Nobody Does it Better” con la ex-cantante de Rush, Aimee Mann, y “From Russia with Love,” con Natacha Atlas, como dos joyas posiblemente superiores a sus originales clásicos, como lo es un None More Gaycidad “Diamonds are Forever” con su amigo David McAlmont:



Consecuencia imprevista:

Al viejo gruñón John Barry le encantó el homenaje, y recomendó a la familia Broccoli que el jran David fuera su sucesor. Arnold lo hizo tan bien como su maestro en cinco pelis, y tiene un pequeño papel recurrente en la sitcom “Brian Pern” donde, al presentarse como compositor oficial de la saga Bond, los demás personajes siempre acaban decepcionados poco después de la ilusión de conocerle cuando descubren que “Goldfinger,” “Live and Let Die” y “Skyfall” no son suyas. ¿Qué más da cuando sí son suyas tesoros como esta?


Por: C.Marlow


44.- Lou Reed & Metallica: Lulu

No voy a cantar las alabanzas de Lou Reed enumerando los discos de ente onvre que idolatro (o sí: soy talibán del 'Songs for Drella' y el 'Magic and Loss'), sino aplaudiendo que el tío Lou se lo puso deliberadamente IMPOSIBLE a cualquiera el ser fan de TODA su obra. Por cada himno de ir a la ciudad a afeitarse las piernas y hacerse travelo comiendo pollas dobladas (algo con lo que todos nos identificamos), Lou era capaz de hacer cosas como el chiste de más tardía resolución de la historia de la música. Me refiero al 'Metal Machine Music', claro, y sus casi dos horas de ruido industrial. Todos en su día pensaron que era la clásica oVra para joder a la discográfica. Hasta Lou lo medio confirmaba con un "si alguien se oye este disco entero es que es todavía más gilipollas que yo grabándolo". Y no fue hasta el fin de sus días en el que llegó el final del chiste cuando Lou hizo una gira... ¡para tocar ese disco en su integridad! Si Reed hubiese muerto tras su último concierto, hubiésemos puesto ese disco en la lista.

Pero Reed no murió entonces.

Podría haberlo hecho durante uno de los conciertos dados con su señora Laurie Anderson. Me refiero a recitales interpretados ¡solo para perros! ¡Todas las notas eran interpretadas en frecuencias inaudibles para el ser humano! Sí, hubiese sido una maravillosa despedida del mundo de los vivos.

Pero Reed no murió en esos escenarios.

No; hubo que esperar a un disco que comenzaba con un épico "Me cortaría las tetas mientras pienso en Boris Karloff" para ser testigos de la oVra más deliberadamente fea jamás grabada por un bisexual neoyorquino y unos thrashers de San Francisco. El asalto sonoro, que daba la sensación de ser dos discos puestos a la vez por el DJ Kiko Rivera mientras iba a ponerse al váter, se ganó un odio universal que solo pudo ser contestado por ambos artistas diciendo que era la mejor obra de sus respectivas carreras.

"Los 20 minutos de 'Junior Dad' son lo más mágico que jamás he grabado. Una vez terminamos de improvisarlo no lo he vuelto a oír. Tampoco me hace falta".

Y así es como se despide uno como un señor. Insuperable.

Por: V.Cisitud



43.- Mamá Ladilla: Autorretrete

Mi tercer año de Carrera se nutrió, básicamente, de las canciones de este disco, que para mí fue todo un descubrimiento. Mamá Ladilla es un grupo necesario en la discografía de cualquier sórdido que se precie, porque toda su obra se compone de exabruptos y zafiedades. Un disco con valores tan básicos como el resentimiento, el juego de palabras y el cachondeo de lo curto; pero, sobre todo, lo más importante de este disco, como su nombre indica, es la caca, la olor, lo asqueroso, mezclado con lo absurdo y con la vuelta de tuerca tremendista. Una obra maestra indispensable.

Por: C.Baja


42.- Oliver Onions: Die Ultimativen Film Hits

¿Puede un disco encarnar todo lo que maravilla a este blog? Sí, claro: los primeros puestos de la vieja lista son un buen ejemplo. Pero éste está cerquita. Aquí tenemos Bud Spencer, sordidez italiana, furor alemán y hasta cine-colonoscopia. Porque Oliver Onios fueron los autores de la banda sonora de la mayoría de las películas de Bud Spencer, el cual fue casi más grande en el país germano que en Espppaña. Pero no sólo tenemos el mítico ‘Dune Buggy’ que todos compartimos el día que murió Spencer. Guido y Maurizio (hasta el nombre es bueno) De Angelis pusieron música a grandes putrículas clásicas italianas de género como ‘Yor, el cazador del futuro’ (spoiler en el título) o ‘2019, Tras la caída de Nueva York’ (poca vergüenza en el título). Una pena que en este CD no estén representados sus trabajos para televisión como ‘Sandokán’, ‘Orzowei’ y, sí: ‘Dartacán’ y ‘La vuelta al mundo de Willy Fogg’. Creo que es complicado ser más jrandes.

Por: P.Fox



41- Pepe el Trompeta: La gran fiesta


Todo sobre este titán de la sordidez sónica se puede leer en este post. Por si estáis cortos de tiempo o teméis por vuestras neuronas os lo resumo en una frase: “My Heart Will Go On” versión trompeta. Esperad, que se puede resumir en otra: “Give Me Hope, Jo’anna” versión trompeta. Y así  todo el rato cuando no le da por ir directamente a la pachanga. Que no lo digo yo: que es el título de otro de sus discos: “Trumpet Sevillanas & Pachanga in Spain”.

Pepe el Trompeta debería estar en todas las tiendas de turistas de Sevilla y Madrid al lado de la gitana y la nancy legionaria y lo sabéis.

Por: P. Fox



40.- Public Image Limited (P.i.L.): Album

¿Era posible hacer una fusión del punk y del prog, dos géneros de rock supuestamente antagónicos? John Lydon, el antaño Johnny Rotten - que significa “preservativo podrido” en la jerga Londinense - ex-jefe de los Sex Pistols, pensaba que sí. A pesar de llevar camisetas que decían “Odio a Pink Floyd,” y ser el látigo de bandas como Emerson, Lake y Palmer o Genesis en los 70, Lydon siempre ha sido fan de Peter Hammill y Van Der Graaf Generator - prog de lo más hardcore. Reunió a un supergroup de virtuosos del rock y jazz para su magnum opus: Ginger Baker - psicópata batería de Cream; el metalero Steve Vai a las 6 cuerdas y el ganador de un Oscar por sus banda sonoras, Ryuichi (“¡Jesús!”) Sakamoco, en los teclados, entre otras figuras.

El disco resultante no fue el engendro que muchos temían (solo un tal Marlow, teclista de los “One-Offs” en el lejano 86 tenía fé en Lydon) sino una ovra maestra. El sencillo “Rise” es, quizás, la canción más famosa de P.i.L. (pero el último corte, “Ease” es aún más jlorioso, sórdido y prog):


Por: C.Marlow


39.- Pandora's Box: Original Sin

Jim Steinmann es un ser nacido para la épica. Por si no tenía suficiente con un Meat Loaf o unos Sister of Mercy o una Bonnie Tyler para los que componer temazos, formó un grupo de señoritas de buen ver que alternan el vozarrón de cazalla con el coro épico, y se desmelenó introduciendo sus puentes infinitos, y dando empaque a frases de filosofía adolescente como “Good girls go to Heaven, but bad girls go everywhere”. Por no hablar de que, ya que era su grupo, él podía cantar y meter partes recitadas hablando de hamor, harte y trascendencia. Los juegos de palabras pseudorreligiosos y mitológicos son constantes en el disco. Además, Steinmann nos enseña el valor del reciclaje, puesto que varios temas de este disco se reutilizaron. Baste como ejemplo la balada 'Original Sin' para la banda sonora de ese finstro de película que es 'The Shadow', protagonizada por Alec Baldwin y una nariz de pega.

Por: C.Baja


38.- Katy Perry: Teenage Dream

El gran secreto de la Perrins como estrella pop es saber que el truco de cara a las nuevas generaciones es concretamente el contrario al de otras grandes como Samantha Fox o Sabrina: Ahora se trata de NO enseñar nunca las tetas. El día que le veamos los pezoncillos, se acabará la magia. Así de mal han evolucionado los tiempos. Pero nosotros la apreciamos por haberlo comprendido y darnos el mejor puterío de última generación. El equivalente moderno de Stone Aitken & Waterman: canciones verdaderamente cachondas y pegadizas, en gran parte escritas por una niña muy joven que sabe lo que hay que contarles a las adolecentes. Prefiero el plástico manufacturado en plan Aqua de Katy Perry la Ornitorrinca a la rebeldía pseudo freak de marketing de Lady Gaga o las supuestas divas de r&b que cantan canciones intercambiables.

Y qué TETAS.

Por: P.Fox


37.- U2: Pop

La década de los 90 fue para U2 el momento álgido de su pedantería. Cuando todos vivíamos con temor la escalada de Bono como nuevo mesías de lo políticamente correcto y del automolonismo extremo (recordemos ese trajezuco de MacFisto en la gira de Zooropa. ¡Feck! MacFisto como concepto YA es una pedantada como la copa de un pino), en 1997 sale Pop. Este disco demuestra que, a pesar de querer salvar al mundo aunque solo sea por pesao, puedes ser un hortera, mostrarlo al mundo y que te sigas molando hasta el infinito. Para mí, Pop es una marcianada que destila ACTITUD por todos los poros de su piel.

Por: C.Baja



36.- Gert Wilden & Orchestra: Schulmädchenreport

Puedes ser un músico de mierda, un músico mediocre, un buen artesano, un puro genio musical... y luego ser músico de porno.

En esa dimensión paralela Gert Wilden tuvo el sano valor de ser el primero que puso su jeta a la banda sonora sobre la andanzas de unas joviales colegialas alemanas. Y eso logra dos objetivos importantísimos a la vez: por su una parte, la gloria de ser un pionero y, por otra, el hacer que el oyente se pregunte ¿Dirigiría a la orquesta en pelotas? Y, en ese caso ¿qué usaría como batuta?

Porque el Jran arte consiste en formular preguntas, nunca en dar respuestas. Se lo dice un gallego.


Por: V.Cisitud


35.- Adrian Belew: Mister Music Head

Libre de la influencia maligna de Robert Fripp gracias a uno de los muchos y largos periodos de inactividad de King Crimson, el genial Belew, especialista en hacer ruidos de animales con su guitarra o cantar como David Byrne de Talking Heads (rechazó la invitación de re-emplazarle como vocalista de la banda en los 80), tuvo que enfrentarse a la crítica más demoledora de su aclamada carrera. Su pequeña hija decía que muy bien todo esto de ser un colaborador de lujo de Bowie, Zappa, Jean Michel Jarre, Nine Inch Nails o Paul Simon pero ¿para cuando un disco suyo en solitario de éxito entre el público general?

Belew puso manos a la obra y compuso unas canciones dignas del mejor Paul McCartney y tocó casi todos los instrumentos en un álbum espléndido de pop rock accesible pero sofisticado. Como guiño a la niña, hizo una canción con ella para reírse de su falta de éxito comercial:


Consecuencia imprevista: 

La canción fue un éxito Top 10 en las listas norteamericanas.

Por: C.Marlow


34.- Un pingüino en mi ascensor: El balneario

Pocos discos de humor voluntario son los elegidos para esta selección. La Trinca se hicieron un hueco, así como El Reno Renardo. Pero no genios absolutos como Les Luthiers. Porque lo importante son los valores. Y José Luís Moro, además de ser la mejor persona del mundo por haber dado una de sus canciones a ‘CineBasura: La peli’, escribió un disco por el que hoy lo podrían meter tranquilamente en la cárcel. O, al menos, recibiría hostias de todo internet bienpensante: odas al asesinato compulsivo de políticos, al suicidio y la falta de solidaridad de los pijos, a la diversión que se puede sacar del hecho real de la muerte de un niño americano a manos de los animales del zoo o, por qué no, a la violación. Sabéis la que se habría montado hoy si llega a sacar ese single en ciertas articulistas sin olfato para la ironía y la risa. El pingüino se descojona de los putos límites del humor. Y no hay mejor VALOR que ese.

Por: P.Fox


33.- Scorpions: Moment of Glory

Muchos grupos de rock (y cantantes que no son de rock necesariamente) han utilizado el recurso de la orquesta filarmónica de turno para darle un punto de vista sinfónico a sus composiciones, queriendo dotarlas de una épica que o bien les faltaba, o bien se había perdido por el camino. En el caso de este disco de Scorpions, aparte de que siempre he adorado la voz del peazo de feo de Klaus Meine, el poder del METAL se asocia con la música clásica consiguiendo que 'Rock you like a hurricane' suene como si fuera la Cabalgata de las Walkirias. La épica asciende, supera y da la vuelta para volver al origen, creando un círculo perfecto.

Por: C.Baja


32.-Frank Zappa: Apostrophe (´)

¿Cómo iba a faltar Don Francesco en esta lista? Frente a todos los meapilas del Rock Progresivo como Rogelio Inodoros con sus conceptos infatiloides - “ay, soy una estrella del Rock rica y famosa ¡¡¡Soy muy desgraciado!!!" -, el señor Zappa se lanzaba en este disco (con título proto-emoticono guarrete) con una suite de 10 minutos que empieza con los consejos que una madre esquimal le da a su retoño sobre no comer “La nieve amarilla” - como la agüita de Toreros Muertos pero a bajas temperaturas – y termina (nadie tiene claro cómo) con un lenprechaun masturbándose dentro de un calcetín. VALORS. Y todo esto sin la ayuda de drogas, niños, Zappa era súper anti droga, aunque según la auto biografía de Ozzy Osbourne – tomen nota de la fiabilidad de la fuente -  una vez se acercó a pedirle drogas para sus Mothers of Invention. Ahí lo tienen, él podía mantenerse bien limpio para tocar sus exigentes composiciones locuelas, pero era consciente de que no todo podía llegar a ese nivel por las buenas, eso es un jefe. O no.

Por la firma invitada: Francisco Roldán



31.- Madness: The Liberty of Norton Foldgate

¡Me gustan los trios!

La banda post-punk ska pop famosa por su sentido del humor Cockney, sus videoclips de buen rollo y sus canciones pegadizas de principios de los 80 parecía el grupo más improbable para sacar un triple disco conceptual ¡en el 2009, XD! No solo lo hizo, sino que, y contra todo pronóstico, no solo es el mejor álbum de su carrera de casi 40 años; no solo tiene una trama totalmente coherente y nada pretenciosa; además, es una de las cumbres de la historia de la música británica. Y con unos videoclips pertenecientes al universo de “Asesino Implacable” o “El Largo Viernes Santo” de sus orígenes en barrios bajos de Londres:



Por: C.Marlow


30.- Leonard Cohen: Popular Problems


Leonard Cohen nos enseña cosas importantes de la vida. Mientras otros cantautores versionan y reversionan sus grandes éxitos, o terminan cayendo en un chochismo ilustrado; don Leonard, al que quedaba poco tiempo de vida (este es su penúltimo álbum), exprime al máximo su talento y sus ganas de seguir adelante sacando discos extraños, personales, intransferibles.

Además de todo esto, sabemos que Cohen nunca ha tenido una gran voz de intérprete de canción ligera; pero sus letras son dignas de estar inscritas con letras de oro en la Historia de la Literatura. Por ese motivo sus discos son un signo de actitud y fuerza de voluntad. Él únicamente recita con la fuerza de sus palabras, mientras la música suena de fondo y pone a un grupo de munheres haciéndole los coros. A veces, para molar, no se necesita nada más que seguir siendo fiel a ti mismo hasta el final.

Por: C.Baja



29.- Harry Nilsson: Popeye

Para demostrar a Hollywood que no estaba acabado a pesar de varios años sin una peli de éxito, el MUY sórdido productor toxicómano de “El Padrino,” Robert Evans, compró los derechos de “Popeye” y encargó una peli al MUY, MUY sórdido alcohólico cineasta genial Robert Altman, que todo el mundo consideraba acabado después de varios años sin una peli de éxito.  Los dos Roberts enseguida se pusieron de acuerdo sobre quién sería el compositor perfecto para su comedia musical para toda la familia: el MUY, MUY, MUY sórdido cantante alcohólico y toxicómano, Harry Nilsson, quien todo el mundo consideraba acabado dado su falta de una sola canción de éxito en muchos años. Dieron a Nilsson año y medio para componer las canciones antes de empezar el rodaje en Malta.

What could possibly go wrong?

Llegó al plató sin una sola canción compuesta; exigió que le construyeron su propio estudio en la isla y le pagaron el doble por la cantidad de drogas que tenía que consumir para su proceso creativo. Dado que tenían un presupuesto enorme para la época gracias a tratarse de una coproducción entre Disney y Paramount , y que los dos Roberts usaban tal fortuna para sufragar sus propios hábitos, accedieron. Nilsson les regaló una banda sonora que solo dos personas en el mundo mundial aprobaron: un servidor y... casi me da miedo confesarlo...de verdad...es una vergüenza...os vais a reir de mi…¡Adam Sandler!

Nilsson hasta coló una en la peli para niños en la cual Olivia hace una declaración de hamor a Bruto totalmente basada en el tamaño de su pene: “He’s Large.” Y otra que es una parodia exquisita del himno nacional Norteamericano que revela el pensamiento de izquierdas de Nilsson: “Sweethaven.”

Insisto, contra toda prueba lógica, que son canciones realmente geniales y el vinilo que encontré en la añorada tienda Dr Music de Madrid en el 93 es de mis pocas posesiones importantes. Y ni incluye la mejor canción de todas las de la peli:

Por: C.Marlow


28.- DJ Ozma: I Love Party People

Que los japoneses están muy tarados es algo que cualquier freak sabe bien desde el día en el que su un tanto despistado padre le alquiló en el videoclub “Urotsukidoji”. Los nipones cuando quieren hacer las cosas raras, consiguen que David Lynch menee la cabeza con descreimiento. Sólo así se explica ésto, el mejor vídeo que vais a ver hoy.

Y en todo el año.

Y en vuestra puta vida:

Parte del resto de la obra de esta especie de Harpo Marx oriental y sus amigos se analizó en este viejo post. Procedan con precaución.

Por: P.Fox


27.- Take That: Progressed

Dentro de los grupos carpeteros, Take That era uno de los que tenía más empaque. Cantaban muy bien, tenían al loco de la colina de Williams, y Gary Barlow componía cosas con cierto talento. Que un grupo de estas características vuelva al ruedo suele significar que andan muy necesitados de pasta y necesitan tirar de nostalgia. La jrandeza de Take That es que, primero, no hacen un disco para fans, sino para demostrar que siempre tuvieron talento aunque no lo quisiéramos ver; segundo, lo petan hasta el infinito con un álbum oscuro, reflexivo y electrónico; y tercero, consiguen que tres de sus chingles sean utilizados en películos como X-Men First Class; Stardust y aquella sordidez de Los tres mosqueteros de Paul Anderson. ESO es volver y llegar a la cima para derretir las nieves del Kilimanjaro con tu orina.

Por: C.Baja



26.- Kaim: Caballo (Homosexual de las montañas)

En los últimos tiempos, es muy útil familiarizarse con la Ley de Poe:
En la ausencia de un guiño o indicación que lo aclare, es difícil o imposible distinguir entre una postura ideológica extrema y la parodia de esa misma postura”.
Vamos: Trump, Breitbart News y tal. Pero a mí me gusta aplicarlo al arte. Y mi ejemplo favorito es esta canción que un buen día apareció por Youtube. Bien interpretada. Con sus solos sentidos de guitarra. Con una letra y una forma de cantarla jloriosa.

¿Van en serio o de coña los dominicanos Kaim al componer esta maravilla? No tenemos ni idea. Y ahí está la magia. Poca información hay del grupo más allá de tres canciones en su facebook. Temas normales de cualquier banda de rock. Ni siquiera sabemos si grabaron un disco. Pero, como ya dijimos en otras ocasiones, la existencia del formato físico no es necesaria para aparecer en esta lista.

Hablar de caballos que violan a animalitos del bosque, pues como que sí.

Por: P.Fox




¡Estén atentos a la segunda parte con más artít-tas reputados y gente ignota que vale la pena! ¡25 discos más con VALORES!

Sigue sin dejar de sorprenderme la fama (relativa) que alcanzan los podcasts. Me parece la mar de curioso que tres tarados consigamos llenar un bar con gente que sólo viene a escuchar cómo hablamos de una peli y nos vamos por las ramas cada dos por tres. Lo digo porque el último Tiempo de Culto al que me ha invitado Ángel Codón ha sido un directo, algo que ya había hecho con los amigos de Carne de Videoclub en la Fnac. Pero una cosa es estar en ese punto de encuentro global de Preciados y otra es reunir público en un bar trasero a Plaza de España un sábado a las 7 de la tarde. Aun así, se llenó.
Sí, sí: Eso son MUNHERES en primera fila.

La dinámica en un directo con público, sobre todo uno en el que el tercer invitado es un humorista (Álvaro Velasco) es muy distinta a las grabaciones en el pequeño apartamento de Codón: aquí no podemos tocarnos los pechos mutumente mientras hablamos. Secundariamente, todo tiende a ser más chorra, de tal manera que las usuales desviaciones del tema principal se hacen más patentes. Todo sea porque nadie se aburra y el público se eche unas risas.

¿Podríamos haber hablado más de la película? Es concebible. De hecho, casi no tocamos el libro, y eso que hoy es Sant Jordi. Pero habernos tirado todo el rato haciendo un análisis sesudo y serio con gente mirando habría sido... efectivamente: INCONCEBIBLE.


Siga al autor de ESTO en Twitter:

Aquí Paco Fox: nueva colaboración de Guille Stardust (@Guille_Stardust) y la primera en que no trata de Rusia, sino de un lugar más mágico:

National Geographic ha lanzado un documental en el que plantea un hermanamiento entre Jaén y la Atlántida. Así, como concepto, me parece una maravilla salvo por un detalle: no sabemos si una de esas ciudades realmente existió. Por eso mismo esta vez me gustaría hablar de ese lugar mitológico, mágico y quizá inexistente, Jaén.

Soy de Jaén, he vivido la mayor parte de mi vida allí y desde el cariño, la nostalgia y el aburrimiento que me produce escribo esto: ESTO NO ES UNA GUÍA DE VIAJES. ¿Quieres saber si Fernando el católico murió en Jaén? ¿Que los baños árabes son considerados los más grandes y mejor conservados de Europa? ¿Que la catedral de estilo renacentista fue mandada construir por Fernando III a Andrés de Vandelvira y conserva una reliquia del Santo Rostro? Pues te coges la Lonely Planet y vas a conocer semejante maravilla; el Nueva York del Sur que es como lo llamamos al otro lado del muro.

Pero esto va de otra cosa. Va de esas veces que hemos visto Callejeros Viajeros y odiamos a los tipos que viven en una isla del Pacífico y la vida les va de puta madre. Va de las veces que como españoles que somos nos jode que otro esté mejor que nosotros. Va del orgullo que se siente por ser el peor en algo. Va de que nos gusta oler nuestros propios pedos. Va de decir “Esto es una mierda, pero es mi mierda. Yo lo puedo decir porque es mía”. Así que agarraos a la silla, vaciad vejiga e intestino porque vamos a recorrer los rincones más sórdidos de la Atlántida de interior.

Hurbanismo

Jaén, apuesta fuerte por el feísmo.
Jaén es una ciudad tan pequeña que si dices “jiennense” mientras caminas, al llegar a la S ya la has cruzado. Quizá por eso la RAE aceptó que se pudiera escribir como jienense, porque ninguna ciudad merece un gentilicio que se tarda más en decir que el tiempo que tardas en actualizar Windows.

Si vienes de Madrid lo primero que te encuentras es esa rotonda que te deja muy claro a dónde vienes: “Jaén, capital mundial del aceite de oliva”. A todos esos que vienen del norte, han cruzado el muro y se adentran en tierras de salvajes les dicen “Cucha, que vas a entrar en un sitio en el que solo hay dos aceites: de oliva y de motor”. Si el viajero se descuida y tiene a bien agraviar a la tierra o sus habitantes, con esa J hecha con un garrote ya se da a entender el carácter pacifista de las buenas gentes.
Díselo con flores
Del mismo modo que una rotonda nos recibe al entrar, otras dos nos despiden al salir. Me parece una alegoría a los accidentes de tráfico; si no respetas las señales vas a criar malvas. Mención especial los cardos hechos con hormigoneras. Me gustaría poder decir que el arquitecto/diseñador/paciente de un psiquiátrico que diseñó estas ¿esculturas? está pagando por sus crímenes, pero si Calatrava sigue construyendo, ¿quiénes somos nosotros para frenar a su homólogo de secano? Es lo que se llama Feismo Ilustrado y viene siendo el resultado de mezclar el “voy a hacer algo cuqui” con “tenemos incautadas una pila de señales robadas”.
Hay que tener mucho pavo para hacer esto.
Cuando el aletargado turista aun no sale de su asombro por las margaritas, se encuentra con el pavo de Mazinger (en Algeciras tienen su cagada, nosotros su mascota). Recomiendo al turista sórdido dar la vuelta a la rotonda para ver el ojete del pavo. Una señal de prohibido el paso como metáfora de “por aquí ni el bigote de una gamba”. Es como queriendo decir que aquí el aceite lo producimos, no lo recogemos, otra clara referencia en las rotondas al carácter pacifista de los nativos y otra prueba más de que la Atlántida de Platón podría estar aquí.
Gallardón was here.
Y no solo de rotondas vive el planificador urbanístico feísta. Las plazas y parques son otra de su especialidad. Pensemos por un momento en esa mente iluminada que pensó que la plaza de la catedral necesitaba una reforma. Estamos en el sur, en verano llegamos a los 50 grados. A lo mejor es buena idea quitar todos los árboles y jardines que dan fresco, el mármol del suelo que refleja el calor y lo dejamos todo lleno de CEMENTO fresquito fresquito. Curiosamente, el alcalde era del PP y allí se sentaban muchos jubilados... la hucha de las pensiones se vacía… “Nos cargamos a los jubilados que se sientan a tomar el fresco entre los naranjos y Rajoy me premia con un puesto de Secretario de Estado de Hacienda”. ¿Alguien ha dicho Sánchez de Moya? ¿No? Sigamos pues.
Todo esto antes era descampado.
Y siguiendo la ruta de sinsentidos llegamos al Parque Humorista Santi Rodríguez. De esto hay dos cosas que me fascinan. Primera, que por ese parque pasaba, paso y pasaré y hasta hace poco era un secarral donde encontrabas, debido a su situación estratégica detrás de un instituto, condones y restos de botellón. Ahora han plantado 100 metros cuadrados de césped, puesto 3 troncos a modo de columpios y ¡magia!: ese triángulo es el parque. La segunda cosa fascinante es el nombre. Cualquier ser humano normal le habría llamado Parque Santiago Rodríguez, pero como ya he dicho que esto es el Nueva York del sur, la cantidad de celebrities por metro cuadrado es tan elevada que hay que poner en qué rama de las artes destaca el homenajeado en cuestión, no vaya a ser que se confunda con los otros 53 Santi Rodríguez de Jaén que destacan en artes y ciencias. Propongo que el callejero de Jaén se sustituya por Bulevar del Astrofísico Santi Rodríguez, Avenida del Pintor Barroco Santi Rodríguez, Calle del Músico punk Santi Rodríguez y así todas las demás. Ahora paraos a pensar que en Madrid la calle se llamase Calle del Pintor Goya y ya entendéis mi argumento.
Aquaoliva va y los 40 ladrones
A mí me gusta imaginar que este parque acuático en realidad está abierto y este es el diseño final. No que está abandonado porque sea un proyecto fantasma para malversar fondos, no. A nosotros los jienenses nos gusta lo seco, el olivar; el agua está sobre valorada. En Jaén "Mad Max, Furia en la Carretera" no triunfó porque no entendíamos esa necesidad de agua y de verde. El jienense puede sobrevivir en el desierto con la ancestral técnica de meterse una hoja de olivo debajo de la lengua para producir saliva (true story). Curtidos en la aridez de los veranos sin aire acondicionado, abrimos parques acuáticos sin agua, los toboganes son los patuscos y cada vez que un niño salta desde lo más alto, se rocía la boca con spray plateado y grita “¡Sed testigos!”.
Un tranvía llamado Deseo.
"Voy a construir un muro y Méjico va a pagar por él” es el equivalente jiennense a “Voy a construir un tranvía y ni Cristo se va a montar en él”. Podría decir que el tranvía lo ha usado menos gente que votantes tiene UPyD pero sinceramente, nadie recuerda que existe UPyD. Los vagones que compraron por una pasta, en este caso el ayuntamiento del PSOE, se oxidan en un garaje que no tiene las condiciones adecuadas para mantenerlos, que viene a ser un poco lo que le pasa a Rosa Díez. Siguiendo con el símil, se planteó la posibilidad de que la concesión pasara del ayuntamiento a la concesionaria del metro de Barcelona, como Toni Cantó a Ciudagramos. Pero en este caso salía por mucho más que un pico y las vías, construidas por una empresa propiedad de Chávez, el que tiene la cabeza como el escudo del Barça, no el que iba en chándal, se ha convertido en el aparcamiento de corta estancia más caro de Jaén.
Antonio Díaz, Ciudad de vacaciones.
Y como el Nueva York del sur que es, el turista amante de la multiaventura y los estupefacientes no puede dejar de visitar la barriada de Antonio Díaz (nada que ver con Gusana), el Bronx del sur. Podemos ver en ese precioso bodegón policial (siempre he querido ser fotógrafo de bodegones policiales o de comida para las cartas de restaurantes) ese fantástico alijo de armas. Mi padre vive relativamente cerca y en las claras noches de verano, entre el cric cric de los grillos, puedes escuchar los disparos cruzados de bandas rivales. Un poco lo que ocurre en en el PSOE pero aquí con honor. Si creéis que exagero solo hace falta buscar en Google y las sugerencias y los resultados ya te dan una idea de que The Wire se rodó en Baltimore por ser más seguro. Pero no hay que juzgar a las buenas gentes que viven allí, como todos tienen sus ratos de asueto, y para los más pequeños inventan diversiones de lo más variopintas, como prender fuego a las faldas del castillo en verano para ver helicópteros, adorable.
Calle Salsipuedes, la fina línea que separa la advertencia de la amenaza.
El nombre recuerda al laberinto del famoso Hotel Overlook de El Resplandor, pero nada más lejos de la realidad. No viene por lo peligroso ni por lo complejo de la calle, al final es una línea recta de unos cincuenta metros. El turista idiota puede hacerse una foto a la entrada y la salida, que es el equivalente jienense a sujetar la Torre de Pisa para que no se caiga, y así impresionar a sus cuñados demostrándose más cuñado que ellos. Ya que he creado un poco de suspense sobre la nomenclatura, paso a desvelar el misterio, el nombre viene porque la calle se estrecha tanto que ni siquiera un Seat 600 con los espejos recogidos era capaz de cruzarla. Ea, pues ya está.

Comer en Jaén:

Paco Fox inmortalizado con una prostituta haciendo turismo sórdido.
Y es que no solo de ver vive ese ser huraño que es el turista sórdido, necesita nutrir el cuerpo al igual que el intelecto. Para ello Jaén, en su modestia posee una amplia oferta culinaria.
La Manchega, de la mancha pero sin mayúsculas.
Sitio cuqui donde los haya, junto con su vecino, El Gorrión, son dos de las primeras tascas abiertas en la ciudad, allá por el 1888. Es curioso que ese mismo año Jack el Destripador comenzase a matar y desapareciese. Que no digo que a lo Sweeny Todd bajase a Jaén a hacer "The Best Pies In London But In Jaén". Sólo digo que es sospechoso.

El manjar de la casa es el recluta. Se trata de un bocadillo consistente en dos trozos de pan frito, que por algo somos la capital mundial del aceite de oliva, con unas anchoas y una rodaja de tomate. Pensadlo, en serio: es la mejor idea del mundo; pan frito que “apenas” tiene grasa y anchoas que “apenas” dan sed, el resultado: las cervezas no paran de llegar. La lástima es que este sitio, como tu padre en los 80, molaba. El dueño es el nieto del fundador y el pobre hombre anda pidiendo tierra así que la calidad y limpieza brillan por su ausencia… bueno que nos lo cuente Fuensanta de Alicante.
Gracias, Fuensanta.
Como si de una regresión a mis anteriores artículos se tratara, no puedo pasar por alto una de las cosas que más me fascinan en el mundo; el reboot, remake, el clon de combate, apropiación indebida de propiedad intelectual, en una palabra: el plagio.
¿Plagio a Placebo o BK?
A mí me gusta imaginarme al dueño diciendo “la vística, he tenío una ideaca para una hamburguesería: Burguer Queen”. ¿Infringir el copyright, de quién? Está a medio camino entre el homenaje a la banda de Brian Molko con su Burger Queen y un descarado referente a cierto Burger que es el Rey de las hamburguesas. Dicho sea de paso, nada más confuso que un caníbal alemán diciendo que se está comiendo una hamburguesa.
Dimitri Yemets, ¿eres tú?
Oh, yeah, el Krasty Burger, in your face Krasty Crab de Moscú. Quizá junto con la cerveza Duff sea uno de los productos más plagiados del universo televisivo, el Dimitri Yemets jiennense que lo creó es un genio de la cocina y la nomenclatura, pues no sólo hackea el nombre sino también los alimentos: tiene los famosos nuggets de pollo y el local repleto de merchandising de los Simpsons de la feria de San Lucas (santo patrón de esta nuestra tierra).

Bonus track: aprender a emprender al otro lado del muro

A este señor solo le falta un bigotón. Este clon de combate de Pedro J. Lo tiene todo. Me explico: un nombre compuesto y misterioso M.A. como el negro del Equipo A. Un libro que se llama El dragón volador y hace descuentos a jubilados, parados y autónomos; es la khaleesi de derechas. Un estilismo que dice "soy importante", la camisa tiene el cuello de un color diferente y gemelos de cuello (que es un concepto que me acabo de inventar pero encaja con lo que lleva). El anagrama de la camisa ocupa medio pecho, tiene una corbata que, como la de Trump, ha sido robada a un gigante (quizá el mismo al que robó el dragón) y esos tirantes de “puedo dirigir El Mundo o El Intermedio, aún no lo he decidido”. Pero sobre todo esa actitud con los brazos cruzados que denota seguridad, la seguridad de alguien que te puede colar unas preferentes a la que te descuides. Lo mejor es lo que está escrito “Curso para ganar dinero desde casa” y tanto so cabrón, yo desconfiaría de un tío cuya dirección de correo es de yahoo en el siglo XXI y sobre todo de alguien que pone la palabra GRATUITA con todas sus mayúsculas y luego te dice que te hace descuento. Recomiendo visitar su web porque no tiene desperdicio.


A pesar de todo esto, Jaén es la ciudad que me ha visto crecer y que es como tus padres, les quieres y les odias todo al mismo tiempo. Así que coge tu caballo - es la única forma de entrar en la ciudad ya que a los nativos les asusta “el dragón metálico que echa humo” (que es como llaman al ferrocarril) -, llena tus alforjas de pan, porque tenemos aceite para que puedas mojar, por algo somos... EFECTIVAMENTE: la capital mundial del aceite de oliva.

Anexo

Vocabulario básico jiennense-castellano:
Ea – Expresión que se usa para todo dependiendo de la entonación su significado varía. Ej. –Mi padre ha muerto. +Ea. / -¿Te gusta este suflé? +Ea.
Agonías – Avaricioso, codicioso.
La vística - Expresión de asombro, sustituye a "Ea" en situaciones de sorpresa.
Cuchi, cucha, cúchilo/a – Oiga usted.
Sonsolica - Mosquita muerta.
Cacharricos - Atracciones de feria.
Pejiguera - Persona pesada y cansina.
Charipeo - Limpieza superficial o paseo, depende del contexto.
Tienes azogue – Estás en un estado de agitación.
Patusco – Roca o mineral grande.
Melón tajá en mano – Alguien que necesita que las cosas se hagan rápido.
Te vas a comer un florón – Te vas a quedar con las ganas.
Chominá que briegues – La situación a la que te refieres no tiene solución.
Tienes más mala cara que los pollos del SIMAGO – Tu aspecto es deplorable.
Eso lo va a hacer Poyagorda el Hornero – Eso se va a quedar sin hacer.
Tienes más chominás que el escaparate de Furnieles - Tus ideas se consideran de poca valía.
Te mueves menos que los caballos de Cubero – Tu movilidad es reducida o nula.
Así revientes como el lagarto de la Magdalena – Ojalá los dioses estén en tu contra.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget