noviembre 2014

Aquí Paco Fox: Marlow culmina su serie de posts sobre la saga con los castings alternativos del propio personaje protagonista de la serie: el pene de Bond. Y los hombres pegados a ellos. (Podéis leer las anteriores partes aquí y aquí)

Parte 1: “Dr Norl”

Si habéis visto "Con la Muerte en los Talones" de Hitchcock, sabréis que es la inspiración fílmica principal de la saga Bond, (incluso más que los libros de Ian Flema, diría yo). Era obvio, entonces, que el primer candidato para dar vida a James Bond fue su protagonista, la megaestrella británica Cary Grant.

El guapo, elegante y brillante actor bisexual y adicto del LSD (una vez reconoció que solo tuvo una única experiencia mala con la droga de sus cientos de "viajes," cuando se cago en sus pantalones durante un "bad trip") se comprometió a rodar una sola película porque ya era bastante viejo.
Cary habla con Grace Kelly durante un viaje lisérgico

Pero Cubby Broccoli y Harry Saltzman querían una estrella dispuesta a firmar para una serie de pelis, y ofrecieron el papel al malo de "Con La Muerte,"  James Mason. El sofisticado actor inglés solo aceptaría un contrato para un máximo de dos entregas, sin embargo.

El inexpresivo estadounidense adicto de los esteroides Steve Reeves rechazo el papel, porque pensaba que la saga no sería tan exitosa como sus peplums europeos. (¿Quién dice que los culturistas son todos unos tontos?)
Y.M.C.A.

El actor, escritor y director irlandés Patrick McGoohan que, por entonces, era la estrella televisiva mejor pagada del mundo por "Secret Agent/Danger Man" fue el primer alcohólico en recibir la oportunidad de encarnar a Bond. El genial McGoohan es uno de mis ídolos por ser creador y protagonista de la mejor serie de televisión de la historia, "El Prisionero", pero hasta yo tengo que reconocer que era demasiado raro como actor para convertir a Bond en algo más que una serie de culto. El jran Pat rechazo la oferta por razones morales: era católico muy, muy devoto (y no solo al whisky), y no quiso interpretar un héroe promiscuo y sádico.
Onvria personificada
Un genuino sádico promiscuo, el alcohólico y violento ingles Ian Hendry, entonces estrella original de "Los Vengadores" fue candidato, pero era bajito y feo. (En otras palabras, como Daniel Craig, pero 40 años antes)
Ian Hendry: El profesional
El alto, pero igualmente feo y alcohólico, inglés Trevor Howard fue considerado, pero no tenía sex appeal, igual que el ludópata galés Stanley Baker. Otro galés, el muy alcohólico Richard Burton, si tenía sex appeal, pero como solo funcionaba con la muy sórdida, y alcohólica, Elizabeth Taylor, y Burton estaba más bien gordito. Por lo tanto, no pudo ser Bond.

Pareja mas glamurosa de la historia del cine
En la búsqueda de Bond también entró David Niven, según Ian Flema su modelo para crear el personaje. Un actor alto, flaco y aristocrático con el peor bigote del mundo que todo el mundo siempre cree que era un inglés cobarde, amanerado y camp. Pero, en realidad era un escocés héroe de guerra, bebedor legendario y mujeriego mítico. Sin embargo, les pareció demasiado viejo a los productores Broccoli y Saltzman.
Me vengaré protagonizando 'Casino Royale'

Lo mismo pasó con Rex Harrison, el actor inglés alto, flaco y aristocrático de "My Fair Lady" que todo el mundo siempre cree que era David Niven después de afeitar su penoso bigote, pero, quien  en su vida privada era tan mujeriego que le apoderaron "Sexy Rexy".

Broccoli y Saltzman estaban desesperados, hasta hicieron una prueba con un casi desconocido actor de Edimburgo, Sean Connery. Tenía muchos puntos a su favor: era alto, joven, fuerte, en muy buena forma y, después de la rigurosa formación en el arte de peleas callejeras que había recibido en su adolescencia de mi tío Bobby, resultaba muy convincente en escenas de acción.

Además, como buen escocés, era capaz de beber mucho sin perder un día trabajo porque era muy pesetero. Y, la virtud suprema para Saltzman y Broccoli: era barato.

Solo había dos pegas:

El muy pijo autor original Ian Fleming no quería a nadie de clase obrera en el papel.

Y los productores no estaban seguros si el rudo Connery atraería a las munheres.

El primer problema fue fácil de resolver con simplemente ignorar al muy imbécil de Fleming, un hombre tan vanidoso y superficial que hizo campaña a favor de Stewart Granger sólo porque se parecía a él mismo una mijilla (El jran Billy Connolly dijo una vez: "Cuando los hombres empezamos a tener pelos púbicos canosos, nuestros genitales tienen el aspecto de Stewart Granger.")

Para afrontar el último obstáculo, el sórdido Broccoli llevo a su propia esposa al cine a ver a Connery en el bodrio familiar "Darby O'Gill and the Little People" y le pregunto si se tiraría al joven. Cuando recibió la contestación positiva y entusiasta de su mujer, Cubby supo que tenía a su Bond.

Resultado de la Misión: MUCHAS bullets dodged. Ademas de los antes mencionados, Broccoli, Saltzman y Fleming habían pensado en un sinfín de actores ingleses aburridos y blanditos nada apropiados, como Edward Judd, Richard Todd y Richard Johnson, además del director norteamericano John Frankenheimer.

Todosh salimosh ganando.

Parte 2: "On Her Majesty's Secret Service"


A Connery no le gustaba la Bond-Manía, por decidió abandonar la serie. Ello dejó a los de EON completamente desesperados.

Tanto que se le ofreció el papel de Bond a Adam West, amigo personal de Broccoli. Pero el entonces Buttman rechazó la oferta por estar convencido que el papel debía ser para un actor britanico.

Shaken, not stirred.
El muy británico Timothy Dalton era candidato, pero con solo 22 años, él mismo pensaba que era demasiado joven e inexperto para aceptar el papel. Menos mal: esquivó una bala con no salir en la resultante peli aburrida e inepta dirigida por el montador de la saga ascendido a director inútil, Peter Cunt.  20 años más tarde, un Dalton más maduro sí aceptó hacer de Bond en la peli aburrida e inepta  "The Living Dull-Lights (007: Falta Tensión) dirigido por el montador de la saga ascendido a director inútil, John Glen.

George Lazenby, un australiano cachondo hizo campaña para ser el segundo 007 de la pantalla grande. Tenía muchas de las virtudes del joven Connery: se parecieron físicamente, a George le gustaba pelearse en bares con otros bebedores, y seria barato pagarle porque era otro desconocido. Hasta tenía una ventaja sobre Chon: no era calvo  y EON no tendría que dedicar la mitad de su presupuesto a comprar pelucas.

Las únicas inconvenientes eran que era muy mal actor, subnormal, grosero, y, milagrosamente, parecía aún más imbécil en traje escocés que un escocés de verdad.

Mejor actor que el original, y más sexy con su kilt
Resultado: Sitting Duck Missed. El joven Dalton hubiera sido mucho mejor que Lazenby.

Parte 3: "Diamonds are Forever"

Aconsejados por Cubby Sordidez y Paco Saltzman, Cubby Broccoli y Harry Saltzman identificaron al jran bigotón Burt Reynolds como la persona perfecta para reemplazar a Lazenby, pero no estaba disponible. A continuación, el soso actor y futuro diplomático estadounidense John Gavin fue contratado para hacer de Bond.
Mi nombre es Tón...Bigo Tón.
Michael Gambon - Dumblebore - rechazó el papel diciendo: "Cubby - soy feo, estoy en muy mala forma...y tengo tetas como una mujer."
Erotismo
Connery volvió por un millón de dólares y dos millones de presupuesto de pelucas, pero solo hizo una película y la búsqueda empezó otra vez.

Los productores intentaron convencer a Clint Eastwood, pero - como Adam West - insistía que era un papel que sólo debía hacer un británico, el cual sería como todos sabemos Roger Moore. Sin embargo, la razón por lo cual Fucker More lleva un Magnum como símbolo fálico en "Live and Let Die" es por la herencia de Eastwood.
El tamaño sí importa.
Resultado de la Misión: 4 Bullets Dodged: nadie pudiera haber sido mejor Bond que Sir Follar Mas.

Al principio de los 80 Moore casi abandonó la saga, y, como siempre, la primera idea de los productores para ser su substituto fue malísima: el aburrido galán televisivo norteamericano James Brolin cuyos screentests - que le hacen parecer perfecto como Austin Powers - se pueden ver a continuación. (Atentos al cretino John Glen elogiando a Brolin y demostrando, una vez más, que jamás debió haber dirigido una peli en su vida):



Menos mal que Moore volvió para "Octocoño".

Resultado de la Misión: Bullet Dodged

Parte 4: “The Living Daylights”

Cuando Sir Roger se jubiló de la serie en el 85 todo el equipo creía que Sam Neill iba a ser el reemplazo perfecto después de esta prueba:

¿Todo el equipo? No: hubo una sola voz en contra, pero era la del jefe, Cubby Broccoli que quería o Brosnan o Dalton, y fue el galés el elegido.

Resultado de la Mision: empate - Sam Neill pudo haber sido tan buen 007 como Dalton.

Brosnan tuvo más suerte en el 95, después de vencer al físicamente torpe irlandés Liam Neeson, el muy sórdido australiano Mel Gibson, el francés WTF Lambert Wilson, y el poco masculino Hugh Grant.
Mullet over
Resultado de la Mision: 4 Bullets Dodged (aunque la bala de Neeson fue fácil de esquivar debido a que iba demasiado lento).

Otro imbécil con kilt..y no es Fish de Marillion

Todos sabemos que dios hizo el mundo en seis días y al séptimo se tomó un descansito, porque se puede ser todopoderoso, pero una rascada de pelotas de vez en cuando nunca viene mal a nadie. Ahora muchos pensaréis que me toca seguir cachondeándome de la inexistente figura esta del creador (así, con minúscula, porque hay tantos que yo ya no quiero cabrear a ninguno). Pero no. Porque lo de tirarse a la bartola un fin de semana después del trabajo mediocremente hecho es algo que siempre defenderé tenga el origen que tenga. Es como mi cruzada desesperada por hacerles ver a los niños que hay que celebrar la festividad de Reyes. No por tontadas como la religión, el nacionalismo o porque dan la bochornosa oportunidad de ver en tu pueblo a un concejal pintado de negro sin que la policía de lo políticamente correcto detenga el espectáculo. La realidad, niños, es que si celebráis Papá Noel, las fiestas de navidad se acaban tras año nuevo. No seáis gilipollas.

Pero a lo que iba. Dios se echó una siestecita. Y, de paso, unos años después le dijo a Moisés, esa figura importantísima que liberó de Egipto a los judíos que ni eran esclavos ni existían en Egipto en esa época,  que se enrollara y que dejara que el resto de la gente también se tumbara a la bartola en el último día de la semana. De ahí llamarlo ‘Shavat’ o ‘Descanso’.

Luego ya la cosa se complicó, y a la hora de ponerlo por escrito en la Torá (Tora Tora, Richard Fleischer & Kinji Fukasaku, 1970), se especificó que lo que había que hacer era una especie de XTREME-BARTOLA. Esto es: se prohibía cualquier clase de trabajo. Por aquello de meditar y lamentarse y tener vicisitud por absolutamente todo lo hecho en la semana, algo tan judío como pacofóxico (Teniendo en cuenta mi sentido del humor basado en la autoflagelación, creo que debería ser semita al menos de adopción) ¿Pero qué se considera exactamente trabajo? Mi madre, por ejemplo, no cree que lo que yo hago en mi curro del Plus viendo películas rumanas lo sea. Yo tampoco. Yo lo llamo ‘Socorro’.

Ahí entra el Talmud, que viene a ser como un foro de internet, pero en la antigüedad: el resultado de mucha gente discutiendo sobre un tema para no llegar a ninguna conclusión provechosa y sí a mucha confusión. Los rabinos de antaño tuvieron que definir exactamente a qué puñetas se refería Yahveh con lo de ‘trabajo’. Que ya podía haber elaborado más lo que le dijo a Moisés, pero se ve que la escritura en piedra no se presta a la letra pequeña.
Clásicos del cine
Como no soy un experto en la religión judía, no conozco al pie de la letra todas las acepciones de ‘curro’ que ofrecen. La wikipedia nos informa de un buen puñado: plantar, encender fuego, escribir, arrancarse más de dos pelos del escroto… Pero hace un tiempo me enteré vía mi podcast favorito de las tres costumbres más extrañas del Sabbat:

1.- No abrir el frigorífico:

Cuidado: no se trata de que no puedas tomarte una cocacola si te apetece. El problema está en la bombilla. Con la llegada de la electricidad, los más ortodoxos dentro del judaísmo empezaron a preguntarse si encender una bombilla era o no ‘trabajo’, puesto que iba en contra de la prohibición de encender fuego en el Sabbat. Lo creáis o no, existe todo un debate sobre el uso de aparatos eléctricos durante ese día. Lo cual lleva a la existencia de productos específicos como, y esto no es coña, lámparas kosher.

Así que lo que hay que hacer es desenroscar el viernes la bombilla esa que de todas maneras muchos tenéis fundida para poder tomaros un petisuís. Eso si sois observantes normales. Algunos hardcore ni siquiera permiten ese truco en sus casas. Obviamente ninguno de ellos es abogado.


2.-  Se pueden matar piojos:

Por supuesto, diréis algunos. Qué asco, diréis los demás. Pero no es tan obvio. Un piojo es un ser vivo, y una de las cosas menos discutidas dentro de las prohibiciones del sabbat es que no se puede ni atrapar ni matar a un animal. Lo cual es totalmente obvio: el primer trabajo duro en la historia del ser humano es cazar y luego zamparse lo cazado y no, como suele ser sabiduría común entre monologuistas rancios, cumplir con la parienta.

Creo que mi nivel intelectual ha descendido cinco puntos después de escribir esa frase.

Entonces, ¿por qué sí se puede matar a ese bicho en particular? Pues el Talmud, al contrario que Siri, sí tiene la respuesta: los piojos no tienen progenitores y se crean a partir del polvo (quizir, la partícula, no el acto, so malpensados), por lo que no son animales.

A mí no me preguntéis. Es lo que tiene basar tus tradiciones en conocimientos de eras precientíficas. Conocimientos un poco excéntricos. Porque cualquiera que haya visto un piojo sabe que eso es un puto bicho y no un trozo de caspa. Aunque hay algunos en mi cabeza que no quito ni con todo el selenio del mundo, que son tan grandes que empiezo a pensar que no sólo están vivos, sino que además se cachondean de mí.


3.- No se permite cortar papel higiénico:

Si habéis pensado que he hecho todo este post sólo para acabar hablando de caca es que, obviamente, me conocéis más que mi madre. El caso es que el Sabbat hay que descansar, pero por mucha constricción (de pecados y de ano) que hagas, cuando llega un apretón, llega. Y lo normal, con la maravillosa y deliciosa excepción de los perfects que pasan inmaculados por tu ojal sin dejar señal (EL GRAN PLACER de la vida, nunca suficientemente ponderado), es luego limpiar la vileza que se ha quedado en tus cachetes.

Pero rasgar papel no está permitido en sabbat si lo haces de una medida determinada o creando con ello un utensilio viable. Y os digo yo que un trozo del tamaño adecuado de papel higiénico es un utensilio la mar de viable sobre todo si te viene toda la pizza con salsa boloñesa de la noche anterior.

¿Cuál es la solución? Aparte de, supongo, usar kleenex o recurrir al bidé en los países que tienen tan magno invento que hizo descender la polución en las Cortes de Versalles, tradicionalmente desde la introducción de esta revolución en la higiene trasera se ha hecho lo siguiente: dejar ya los papeles preparados y cortaditos el día antes en cantidad suficiente.

Claro que en la sociedad actual hay otras opciones. Por supuesto, innovaciones comerciales. Olvidaos de la lámpara kosher de antes. Ha llegado… el papel de cagar kosher. Siglos de evolución de la humanidad nos han conducido a esto:


Si es que, hecha la regla del Talmud, hecho el producto para saltársela. Alaba a dios con comodidad por un módico precio.

Siga al autor de ESTO en Twitter:

Cuando Bernie Ecclestone cambió brutalmente las reglas para el 2014, todos lo recibimos con alegría: parecía que el nuevo mundial iba a ser un despiporre de barbacoas y joviales electrocuciones de pilotos. Cualquier cosa que no fuese un quinto título marca Hacendado iba a ser recibida como un triunfo…



Pues no.

Es duro cambiarlo todo para que el resultado sea más de lo mismo: dominio aplastante de un equipo en el que un Mierda no es capaz de merendarse a un infrapiloto como Britney. Audiencias televisivas cayendo en picado con un Ecclestone demostrando que la edad sí que se ventila neuronas con toda la alegría del mundo cuando dice “Yo vendo Rolex a viejos de 70 años que no van a esas cosas de Twitter y Facebook”. Claro, Bernie, y cuando los que hoy sí están en las redes sociales tengan edad de comprarse un Rolex (aunque aquí, puestos a caspa, preferimos los Lladró) pues… no se habrán enterado de qué era eso de la F1.

Por ese motivo tenemos que saltar al escenario, para rescatar a la lamentable F1 del 2014 de una muerte más que segura.

Este domingo 23 de noviembre, a partir de las 13:45 les convocamos a la RETRANSMISIÓN EN DIRECTO, desde el bar Motor B (Calle Santa Engracia 8, Madrid; metros Canal y Alonso Cano) del GP de Abu Dhabi. Para tan magno evento contaremos con eruditos del nivel de José Manuel Sebastian (Radio 3) y Eloy Entrambasaguas (GPCast, Grand Prix Actual) y entes nada eruditos pero igual o más sórdidos que los anteriores como Paco Fox o un servidor de ustedes.



Para quienes no puedan acudir, habrá streaming, pero… ¿De verdad que se van a perder la que pensamos liar? ¡Silenciaremos la tele, pero habrá Lobato Drinking Game, entre otras muchas sordideces!

Respirando en la nuca.

Por supuesto, con su presencia haremos psicomagia, usando sobres barcénicos, para lograr el desenlace que queremos, que no es otro que un “sospechoso” fallo mecánico del Mierda que le deje el mundial a Britney en bandeja. No porque Rosberg haya hecho méritos para merecérselo, sino porque NO nos apetece cambiar los mundiales Hacendado por los mundiales de Mierda. Nuestra opción es el…

¡¡¡MUNDIAL CORRUPTO!!! Queremos un 2014 que se recuerde de forma conspiranoica, que manche la imagen de la F1 de tal forma que surja un equipo comandado por Pablo Iglesias con Pastor Maldonado entre sus filas. Y nosotros podremos decir “Todo esto comenzó con nuestra retransmisión y sus sobres”.



Por supuesto, también se producirá el dramático desenlace de la Liga Fantástica, cuyas últimas actualizaciones pueden consultar aquí.

En su día, en mi libro, escribí que cualquier piloto debería estar acojonado si le tocase correr en la escudería de Richard Branson. Más que nada porque hablamos de un señor que ha intentado, en vano, dar la vuelta al mundo en globo ocho veces estando a punto de matarse en el mismo número de ocasiones. Hoy en día, después de que el equipo Marussia - antes Virgin - sea el responsable de las dos últimas muertes de la F1 (la de María de Villota y el más que posible estado vegetativo de Jules Bianchi) uno no puede evitar un “ups…” cuando le alcanza la hemeroteca. Pero la Liga Fantástica siempre se ha caracterizado por sus sordidez y mal gusto, así que, de momento Jules tiene 50 puntos a la espera de ver qué pasa de aquí al final de campeonato. Y de ver si nuestra liga tiene, tristemente, su primer campeón póstumo a lo Jochen Rindt (es mi deseo que no sea el caso). Por su parte, Marussia se lleva 100 puntazos por su desaparición, pero ni así se acercan al sólido liderazgo de Ferrari en este su año más demencial en mucho tiempo. ¡Ese es el D-R-A-M-A que amamos en la Scuderia!

Y eso es todo, nos vemos en este domingo para que, con una carrera, les cambie para peor y mejor la imagen del mundial 2014.

Esto lo he puesto para que les quede mal cuerpo.

10 de septiembre de 2011. La BBC estrena el décimo episodio de la sexta temporada del Doctor Who titulado ‘The Girl Who Waited’. Normalmente, 'Doctor Who', a esas alturas de la serie, es cuando mete todos los capítulos más episódicos, de bajo presupuesto, sin conexión alguna con el arco central de la temporada... De relleno, vamos. Pero se veía que algo estaba cambiando en la sexta temporada.

Para empezar, el primer capítulo de esta tanda "episódica" resultó ser el descomunal 'Night Terrors', en el que el Doctor abordaba con nota el viaje al universo más ignoto, incomprensible y terrorífico al que el TARDIS jamás hubiese llegado: un housing estate satánico con sus estritsindeskai y tó.

Amy Pond: "Pero, Doctor, para llegar a un sitio así no hacía falta un TARDIS. Con coger el autobús, bastaba".
Paco se cicla con Karen Gillan. Yo, con Karen Gillan en un Satán.

Si quieren saber más sobre el tema, no dejen de visitar esta entrada que un servidor de ustedes acaba de publicar en la web oficial de 'Satán es mi señor'. Pero volvamos al capítulo que nos ocupa: 'The Girl Who Waited'.

En él, se viaja al planeta Apapulcia (nombrecito que ya va avanzando que el capítulo no va a tener miedo ni a la sordidez ni a la muerte). Durante dicha visita, el personaje de Amy (Karen Gillan) se separa de su novio Rory y del Doctor. Cuando vuelven para rescatarla, por aquello de que el transcurso del tiempo en Apapulcia es tan chungo como su nombre, han llegado 36 años tarde. Cuando quieren arreglar el desbarajuste temporal, se encuentran con un detalle: a la Amy Pond cincuentona… no le apetece dejar de existir. O que le digan que sus últimos 36 años de vida, que le han definido como persona, se los van a pasar por el forro. Es comprensible: tampoco a Tom Yorke le hace ilusión que la enciclopedia británica defina como “Pérdida de tiempo” el escuchar cualquier disco de Radiohead posterior al ‘OK Computer’, pero no por ello va a viajar a 1998 y probar suerte en una tribute band de Slayer a ritmo de reggaetón.



Así pues, el doctor se plantea arreglar un cristo creando… una paradoja temporal. En un intento desesperado por lograr que Rory disfrute de una Amy Pond joven y lozana (que ya hemos visto que va a tener mal envejecer la pobre) se plantea un truco para juntar a las dos Amy de ambas líneas temporales. Sin entrar a revelar el final, debo decir que es uno de los capítulos más emotivos, tristes, sentidos y redondos de toda la serie. Pero eso no bastaría para decir que “El ‘Doctor Who’, aquel 10 de septiembre, se convirtió en la mejor serie de la historia. Para eso es necesario ese “algo más” sólo al alcance de los genios sin miedo a la muerte ni a la sordidez. Y el guionista Tom McRae entró en ese grupo con la escena del capítulo en la que se busca juntar las dos líneas temporales. En un momento dado, el Doctor pide a la Amy del pasado y a la Amy del futuro que compartan el mismo pensamiento. Algo tan poderoso que pudiese atravesar las fronteras del tiempo o, como diría Battiato “Superar las corrientes gravitacionales, el espacio  el tiempo, y envejecer no podrás”.

Y vaya que si tuvo un pensamiento poderoso. Con todos ustedes, la escena que llevó a ‘Doctor Who’ a una dimensión en las que las demás series jamás osarían entrar (y no digo yo que sin razón). Eso sí, he de decir que la escena original tenía un problema: el capítulo se hizo con un presupuesto ridículo y con apenas disponibilidad del actor Matt Smith (el doctor). El guionista lo solventó centrando el capítulo en Karen Gillan (bien) y el director, por su parte, decidió que el planeta Apapulcia sería un inmenso fondo blanco. Pero les faltó, claro está, el dinero para un ingrediente fundamental. El actual montaje arregla ese detalle y les presenta esta SUBLIME escena como siempre debió haber sido:




¿Acaso una persona de bien y con valores podría haber pensado en otra cosa? Todos los sabíamos, pero sólo 'Doctor Who' tuvo el valor de decirlo. Muchos aún no saben si estarle agradecidos. Y es que, al final, el arte es lo contrario de conducir: en la carretera, todo se trata de NO hacer una cosa rematadamente mal y, en el arte, llega con hacer sólo UNA así de bien. Y, ese día, 'Doctor Who' rompió la baraja. Póstrense a sus pies.

Aquí Paco Fox: Marlow regresa en esta segunda parte de su saga de posts sobre grandes fallos y oportunidades perdidas de la saga Bond (lean la primera aquí). En este caso, preparaos para un desfile de canciones rechazadas. A veces mejores que las elegidas ("Bullets dodged"), a veces peores ("Sitting Ducks Missed"), a veces directamente para hurgarse los tímpanos con un dildo Jeff Stryker ("Mother of God"):


"Dr No"

Monty Norman, un muy sórdido y cachondo cantante y compositor de teatro musical, compuso el legendario tema de 007. Se basó en una canción cutre suya no editada que, originalmente, iba así:




Por fortuna, los de EON mandaron al joven John Barry para hacer un arreglo más dramático y cool, y the rest is history:



Resultado de la Misión: Bullet Dodged.

Bonus Feature:

El Barry, como manda el estereotipo de los nativos de su condado de Yorkshire, era muy pesetero, sin embargo, e intento varias veces ser acreditado como el compositor del tema. (De hecho, mucha gente cree que el "James Bond Theme" es obra suya.) Sin embargo, Norman gano todos los pleitos - y hubo varios - siempre con decisiones unánimes de los jurados. Como un servidor tiene delirios musicólogos, seguí con mucho interés los juicios y la verdad es que, aun partiendo de la base de ser adorador ferviente de Barry, el Full Monty tiene razón.

Pero Barry no se pudo quejar: además de convertirse en uno de los compositores más famosos, reconocidos y ricos del mundo, se casó con la bellísima Jane Birkin:


"Thunderbore" (Operación Truño)

Parece mentira, pero el jran Johnny Cash hizo una canción para la primera peli mala de la saga. Sin embargo, fue rechazada a pesar de ser igual de mierda que la canción de Tom Jones (¿el peor momento de John Barry?):


Resultado de la Misión: Empate, las dos canciones son horribles


"Solo se Vive Dos Veces"

Brian Wilson, el genial perturbado compositor de los Beach Boys ofreció un tema instrumental a Cubby Broccoli. Por suerte, el gordinflón productor lo rechazo y pudimos disfrutar de la magnífica "You Only Live Twice" de John Barry y Nancy Sinatra.

La canción rechazada era bastante buena, sin embargo,y ahora es muy conocida, también, como title track de "Pet Sounds"



Resultado de la Misión: Bullet Dodged


"Live and Let Die"

La mejor peli, con el mejor Bond, los mejores villanos, la chica más guapa y la mejor canción.

El legendario tema musical emblemático de Paul McCartney para la película casi no se utilizó. El inútil y desagradable Harry Saltzman dijo que le gustaba Macca's finest hour, pero quería que fuera cantada por una artista femenina negra como la muy sosa Dionne Warwick. McCartney elegantemente le contestó al imbécil productor que sólo vendería la canción para la película si él, la jran Linda - quien, por cierto, compuso el adorable middle 8 en plan reggae de coña- y el muy sórdido Denny Laine - es decir Wings - fueron los intérpretes.

Saltzman cedió, pero siempre insistía que prefería la versión de Brenda Arnau de la canción:


La verdad es que 'tá bien, pero no tiene nada que ver con la jrandeza de Macca y los suyos:


Resultado de la Misión: Bullet Dodged

Bonus feature: durante muchos años, la peor versión de la canción fue la perpetrada por Guns 'n' Roses en el 91, pero Geri Halliwell, más conocida como  Porky Spice, llevo el título al Reino Unido con este engendro:



"El Hombre de la Pistola de Oro"

Muy en la línea de "Thunderball" - había una batalla entre dos cantantes muy distintos con sus canciones extraordinariamente ineptas. Alice Cooper, patético viejo "shockrocker" (sic) hizo su candidata:

Pero no pudo con la enana pelirroja de Glasgow, Lulu, (mito erótico del enano canoso de Cadiz, Paco Fox), quien contó con la ayuda de la peor melodía del jran John Barry y unas letras realmente vergonzosas del jran Don Black, para dar la luz a semejante abominación:



Resultado de la Misión: Empate


"For Your Eyes Only"

La guapa reina post-punk Debbie Harry grabó con su grupo Blondie un tema musical que fue rechazado. Y, por segunda vez, los de EON dejaron a una enana de Glasgow cantar la mala canción principal. La verdad es que el tema de Blondie tampoco es jran cosa, pero es algo preferible, y como Debbie Harry era muchas más guapa que Sheena Easton la cual acabó siendo la primera cantante en salir en los títulos del viejo onvre verde Maurice Binder, fue una lamentable oportunidad  perdida.



Resultado de la Misión: Sitting Duck Missed.


"The Living Dull-Lights"

El pobre Timothy Daltónico no tuvo suerte como Bond. Sigo creyendo que era la elección perfecta para el papel a mediados de los 80, pero los guiones eran malos, el director patético, los villanos penosos y las chicas muy, muy aburridas (a pesar de unos locos en nuestra página de Feckbook que las defienden como mitos masturbatorios).

Y tampoco tuvo fortuna con las canciones de sus pelis fallidas. En primer lugar, los Pet Shop Boys hicieron campaña para hacer la canción con esta pieza tediosa:



Pero no pudieron con los Pretty Boys de A-ha que inspiraron tanto odio en John Barry cuando el verdadero genio de Yorkshire tuvo que soportar las pretensiones absurdas del noruego nada genial jefe de la banda Paal Wanker duarante la creación del tema principal:

Resultado de la Misión: empate de hard-casio bores


"Licence to Kill (the Franchise)"

El notorio racista Eric Crapton grabo una nueva versión del legendario "James Bond Theme" de Monty Norman, pero tiene que ser MUY mala, porque jamás la ha sacado.

Los Art of Noise, después de la marcha de Trevor Horn del grupo (es decir, los tres robots ochenteros sin talento) entregaron la peor versión de "The James Bond Theme" jamás escuchada (a falta de oír la versión de Eric "Slowbrain" Clapton):


A su lado, hasta el nada sutil tema de Gladys Knight usado en la peli (con plagios de "Goldfinger" que causaron que los compositores tuvieran que pagar mucho dinero a Barry) suena bien. Y tuvo un efecto muy positivo: Broccoli descubrió que el joven director del videoclip pastiche de los grimosos títulos de Maurice Binder sí tenía talento, y Daniel Kleinmann acabaría haciendo las muy buenas secuencias de créditos en las épocas de Brosnan y Craig:


Resultado de la Misión: 2 Bullets Dodged.


"GoldenEye"

La primera bala esquivada llegó cuando a los odiosos Rolling Stones se les ofreció la oportunidad de cantar la canción del título, pero se negaron.

El grupo de música pop sueco Ace of Base recibió el encargo justo después e hicieron una canción ochentera olvidable, muy en la línea del inductor al bostezo de tema que A-Ha hizo para aquella inductora al bostezo de película con Timothy Dullton:

De forma muy irónica, el manager de Ace of Base decidió que una peli de 007 en los 90 iba a ser un fracaso, y retiró la canción.

Como los famosos monos con teclados que escriben una obra de Shakespeare al azar si les dejas tiempo suficiente, los detestables Bono y The Edge de U2 compusieron una canción buenísima y la jran diva Tina Turner (cuyo guardaespaldas - ¡fact! - es mi primo más majo, e hijo del tío - ¡fact! - que enseño al adolescente Sean Connery el arte de dar cabezazos) fue contratada para cantarla.

Resultado de la Misión: 2 Bullets Dodged


"El Mañana Nunca Muere"

La canción fue elegida a través de un concurso. Al principio a los productores les gustaba mucho una canción muy ñoña del grupo sueco Swan Lee:


Cuando el grupo no quiso dejar a una estrella de verdad cantar su tema, EON tuvo que hurgar entre los demás pretendientes. Otro grupo ñoño, St Etienne, entregó el tema candidato preferido de Pierce Brosnan:


Prueba que Pierce no tiene ni idea de música Bond.

El grupo Britpop Pulp hizo esta canción aburrida:



Pero la canción escogida de Sheryl Crow quizás era (ligeramente) superior a todos ellas. Sin embargo, los verdaderos perdedores fueron el compositor de la banda sonora, David Arnold, y su equipo: la cantante canadiense KD Lang, el veterano letrista de varios canciones Bond Don Black, y el amigo y co-compositor de Arnold, el extravagante vocalista David McAlmont, que habían creado una obra maestra Bondiana que, aunque usada en los títulos finales, mereció ser el tema principal:


Resultado de la Misión: Sitting Duck Missed.


"The World is Not Enough"

El grupo Straw casi consiguió el encargo con la enésima canción candidata muy aburrida:



Pero el hecho de que Garbage fuera mucho más conocido y, lo más importante,  que su cantante fuera la enésima enana escocesa considerada, le garantizo el trabajo.

Resultado de la misión: otro empate de sosos


"Quantum of Sausage (Cuanto Sol Hace)"

Los pobres David Arnold y Don Black perdieron otra vez con una magnifica canción Bondiana claramente superior al tema bizarro escogido. Reclutaron a la Diva Bond por excelencia, Shirley Bassey, como cantante por esta joya nostálgica:


Los de EON decantaron por el horrible Jack Shite. Menos mal que en el videoclip iba acompañado por la guapa Alicia Keyes (primera cantante de un tema de Bond que está realmente buena) y su estupendo culo:



Resultado de la misión: Sitting Duck Missed.

 (Un trepidante trabajo de investigación para VyS)

Tienes la colección de posavasos de cerveza más grande de tu barrio, tienes toda la colección de las Vecinitas de la FHM, y llevas un año dejándote el pelo largo... Entonces, ¿cómo es posible que lleves tanto tiempo sin mojar? Anda, lee y aprende cenizo.

1-¿Será por tus divertidos amigos?

Cachondo, cachondo... Sí, pequeño, tus amigos son una lacra. Ese grupo de salidos, quemaos y pederastas no te conviene en absoluto. En sitios como el Sutton, el Catwalk, u otros, te miran con
No ves que no hay ni una tía a 100 metros  de distancia.

desprecio debido a que vas con ellos (bueno a veces también es por tu culpa, pero tranquilo, es normal, ya que no todas las mujeres piensan con la cabeza). Desde estas líneas vamos a intentar resolver este problema mucho mayor que la alopecia y los pedos vaginales. Vamos con unos consejos:

a)Cuando tus amigos te llamen para salir, dí por ejemplo que estás enfermo; cualquier excusa es buena para evitar ir con ellos a sitios peligrosos tales como hamburgueserías, bares de copas, discotecas, cines... Cualquier sitio público, en fin.

b)No te compres ropa que te identifique con ellos, esto es: camisetas de color naranja o las típicas con grupos jevis, y tampoco te compres esas chanclas hawaianas que llevan todos los tíos ni esos pantalones extragrandes de bolsillos, camisetas ajustadas o polos con banderas del arcoiris.

c)No bebas con ellos. Puedes acabar haciendo cosas de las que podrías arrepentirte (o a lo mejor no).

d)Si tienes amigas o un coto privado de pibas, no se las presentes a tus amigos... Recuerda, las mujeres son terreno ajeno para ellos y nunca sabes cómo van a responder ante su visión.

2-¿Será por tu conversación?



Al principio asustan, pero luego descubres que son normales
¿Cuándo fue la última vez que hablaste con una pernila? O mejor, ¿cuándo fue la última vez que hablaste con una chica sin decirle algo que te dejara en ridículo durante el resto de tu vida? Todavía recuerdo la última vez que lo intentaste: de tu boca comenzaron a salir espumarajos y una voz entre simiesca y gutural que decía: "Aaaargh, tía buena, que ti vi a hacer un traje saliva", "Estás tan buena que me gustaría comerte la compresa", o algo por el estilo. Chaval, así lo tienes más difícil que meter a la selección española de Baloncesto en un Seat Marbella.¡Pero hombre, eso no son formas! Las mujeres, como ves en la foto de arriba, son seres delicados y cultivados que no permiten que uses esas palabras en su presencia. Para que alguna vez puedas tener alguna conversación que no tenga que ver con el intercambio de fluidos, deberás peder algunos hábitos lingüisticos:

a)Se acabaron para ti los insultos sin venir a cuento. Es decir, y para que vayas practicando, si por ejemplo algún conocido viene y te dice: "Ayer pillé en una disco con una tronca que estaba como un minibabybel", entonces debes evitar a toda costa que tu primera reacción sea un "¡Qué pedazo de cabrón...! ¡Menudo hijoputa estás hecho!". Frases que, aunque sean las mejores a utilizar en ese momento, todo sea dicho, debes controlarte y contentarte con felicitar amistosamente a tu compañero. Debes olvidar tus sentimientos, olvidar que vas último en esa liga para pillar que has hecho con tus amigotes, que vas más quemao que el culo de la Antorcha Humana. All things must pass my friend...

b)Jamás menciones en voz alta lo que haces por las noches pensando en alguna hermana, novia o madre de alguno de tus amigos, y menos si alguna de ellas está presente. Pero vamos a ver ¿tú eres gilipollas?, no creo que eso le haga mucha gracia y tampoco a sus amigas cuando se lo cuente.

c)Es posible que seas un incapaz, ya sea por timidez, problema físico o incapacidad mental, de mantener alguna conversación normal con alguna chica. Tranquilo, no desesperes y sigue intentándolo, recuerda que hasta Forrest Gump tenía novia, así que...

d)Apúntate a unas clases de mimo o de expresión corporal, o de lenguaje para sordos, no veas lo que mejorará tu comunicación no verbal, ahorrándote decir muchas veces palabras innecesarias.

e)Sal siempre por sitios como el Razz. Entre que la música está altísima y que allí las tías tienen el listón bajísimo debido a la cantidad de sustancias ilegales que consumen, es posible que no necesites decir nada para pillar cacho. Tal vez sólo tengas que usar unas breves frases de distracción para que ella no se percate de tus verdaderas intenciones hasta que sea tarde, frases como: "¿Perdona, el baño está muy lejos?,o ¿oye, dos más dos? o incluso "Orujo, orujo...". Dos recomendaciones, utiliza la primera al entrar y cerca del guardarropía para aparentar que eres nuevo por allí, las otras úsalas a lo largo de la noche.

3-¿Será por tu sentido del ridículo?


Ya sé que parecía una buena idea. Pero no, no lo es.

Más bien deberíamos hablar de tu no sentido del ridículo, porque admitámoslo, alguien que se junta con tu clase de amigos para dar rienda suelta a sus más bajas pasiones cada fin de Semana, y que piensa que San Valentín es una fiesta en honor al Ballantine's, no debe dejar muy buena impresión allá por donde pasa. No intentes ocultarlo, hay demasiadas pruebas que lo demuestran: Subirse a bailar a una tarima con la bragueta abierta o los pantalones bajaos; salir al baño a potar cada dos por tres; gritarle a las mozas zafias coplillas alabando sus atributos femeninos; bailar to tajao con la camisa por fuera; discutir si la tienes pequeña o no delante de todo el bar; y tantas y tantas otras ocasiones más. Desde aquí, tu amigo Milgrom, va a intentar ayudarte a que evites estas acciones tan perniciosas.

a)Insistimos, beber alcohol lleva a hacer gilipolladas y a hacer cosas que luego quieres rectificar, y a veces es imposible rectificar el polvo que le pegaste al perro de tu vecina cuando volvías tó taja de fiesta. Evita el alcohol, beber en grupo y jugar a juegos de beber como el Chico 3, el Ocalimocho y las 5000 variantes de juegos que hay. (No, no hay un récord Guinnes de saber jugar a todos los juegos de privar).

b)Intenta no jugar a Barrio Sésamo cuando salgas de fiesta intentando reconocer el color del pelo, la ropa o las braguitas de las tías que te encuentres por la calle.

c)Ya no tienes edad para ir a según que sitios así que abandona las discotecas para menores de una puta vez, que tienes 30 años ya.

4-¿Será por tu coche?


Yo he salido de fiesta en un coche como este. Nunca subían chicas.
Cuando a una pernila le preguntan qué es lo que más le gusta de un tío, siempre contestará que su buen corazón, su simpatía, que le gusten los niños, y su culito (el del tío no el de los niños). Pues ¡MENTIRA! Es increíble pero parece que en pleno siglo XXI hay mitos sexuales que todavía siguen vigentes y uno de ellos es que a las tías no hay nada que les guste más que el que las lleves por ahí en un megabuga tuneao, con el que puedas impresionarla y llevarla a todos laos y que además te permita que te pegues una buena hostia, para que así ella se quede con tu fortuna. Ellas siempre van de liberales, pero no hay nada que odien más que el metro. Sí, amiguete, tu coche heredado de tus papis, o comprado de segunda mano, nunca será suficiente para ellas, además de que sus extraños colores y el raro diseño de sus carrocerías alejan a las tías más que un aliento con olor a cebolla. Por todo ello:

a)Cambia o cómprate un coche mejor (no te imaginabas este consejo, ¿verdad?)

b)Posiblemente seas mileurista y no puedas comprarte/cambiarte de coche. Pero no se te ocurra jamás coger el de tu padre para llevarla a dar una vuelta. Las tías enseguida se huelen que esa Renault Espace o el Opel Zafira con el que intentas llevarlas no pertenecen a un chaval soltero y sin hijos, y además no hay nada que les de menos morbo a las tías que un niño que aún no es autosuficiente. En este caso, pues, no saques el coche de fiesta; es posible que encuentres a alguna que en vez de follar en el coche le de morbo follar en un parque, así que...

c)Sigue con tu coche de siempre pero tunéalo de la peor manera que puedas, es posible que ante la increíble combinación de colores y chapas que sobresalen, la atontes, se dé un golpe en la cabeza y puedas al fin montarla en un tu coche y llevártela por ahí.

5-¿Será por tu olor personal?
El olor sobaquero no desprende feromonas. De verdad,

Hay cosas que las tías aceptan más o menos, pero por lo que no tragan es juntarse con un tío que cante más que las almejas. Claro, tanto litro de calimocho, tanto vómito salpicao, tantos sudores, pues es normal que acabe afectando en la higiene de cada uno y entonces termines con un extraño olor bucal y una nueva cromática de colores y olores en tu camiseta que ríete tu de la peste del escroto de Bob Marley. También es normal que a veces pienses que un cubata refresque el aliento, uno sí...¡¡¡pero cinco!!!. Aunque tu animal en el horóscopo chino sea el cerdo o seas de los que piensa que el agua es para las truchas, no puedo dejar de darte mis últimos consejos para que puedas lograr ese polvete o esa relación con una tía que siempre has querido tener.

a)El 70% de tu cuerpo está hecho de agua así que piensa que, de verdad, el agua es buena. Es normal que no sepa a nada, es como comer sin sal, al principio es sosa pero luego distingues entre los matices, ¿o por qué te piensas que la Evian es tan cara?

b)Dúchate siempre antes de salir; es más, dúchate cada día y no sólo cada 29 de febrero.

c)Intenta ilustrarte sobre el tema con estos libros que te recomiendo: "El caramelo de menta: ese pequeño aliado" "Sin Smint, no hay beso", "El desodorante sirve para que no huelas, no para camuflar el olor de la mierda en el baño", "El Oust no mata el olor de tu ropa", "El cortauñas: descubre que usas un 42 y no un 45 de talla de zapato".

Pues nada más amigos, espero que estos breves consejos os sirvan para que se acerque el momento en que vuestro pequeño apéndice bajovientril se haga espeleólogo, y que si no por lo menos hayáis pasado un rato divertido. Me despido de todos vosotros hasta un próximo post. Adiós y hasta la próxima.

A todos nos fascinan los mundos alternativos. ¿Qué habría pasado si Julio César se hubiera hecho más pajas para entretenerse y no hubiera invadido la Galia?¿Habría cambiado el curso de la historia si el Archiduque Francisco Fernando hubiera llevado un chaleco antibalas del futuro? y, sobre todo, ¿habrías follado más si hubieras jugado menos a la consola y al Monkey Island y hubieras hablado con más mujeres en lugar de ser un puto freak?

Pero dejemos de hablar de mí. O de todos los lectores del blog. Hoy vamos a tirarnos de cabeza, sin agua y con las manos a la espalda a uno de los géneros de la ciencia ficción favoritos de todo nerd: el de historia alternativa. Y como lo de Hitler ganando la guerra está ya muy visto y lo de Tracy Lords como alcaldesa de Torrelodones sólo existe en mis sueños más profundos, voy a centrarme en un tema distinto:

¿Cómo serían grandes títulos del cine americano si hubieran sido españoles?

Empecemos el repaso de diez películas que habrían cambiado la historia del cine tal y como la conocemos. Para bien:

1.- Scarface
Oliver Stone conoció a Rafael Azcona comiendo unos callos en el rodaje de ‘Conan el Bárbaro’. Compungido por una reciente visita a Algeciras en la que por la calle la gente no sólo le pedía la hora, sino también la cartera y el peluco, el famoso guionista estaba buscando una historia sobre la droga en nuestro país que contrastara con el punto de vista de usuario de Eloy de la Iglesia. Entre ambos, pensaron en adaptar el clásico de Howard Hawks ‘Scarface’, pero con un toque español. Una vez descartado Fernando Rey por ser uno de los peores actores de la historia de nuestro país y por haber salido ya en ‘The French Connection’ haciendo de capo del narcotráfico, el protagonista no podía ser otro que el intérprete que había conseguido decir como nadie la palabra ‘¡PORROS!’: José Luis López Vázquez.


2.- Garci’s 'El Señor de los Anillos'
Cuando Saul Saentz, propietario de los derechos de la obra, vino a España a rodar las escenas de la adaptación rotoscopiada y con el Balrog más cutre de la historia del audiovisual dirigida por Ralph Bakshi, se enamoró de la meseta y los alrededores de Madrid porque, yo qué sé: hasta los más grandes pueden perder materia cerebral si se empeñan en adaptar a Tolkien y han de leer para ello varias veces ‘El Silmarillion’. Así que cuando su aventura animada resultó un fracaso en taquilla debido a que Frodo llevaba el peinado más ridículo de la historia del cine y que Aragorn parecía un indio arapajoe y que Sam tenía la pinta de enano pederasta y que Boromir llevaba un casco con cuernos y que…

Vale. Enough.

Decía que cuando la aventura animada resultó un fracaso, el productor decidió vender los derechos a un joven ayudante de producción que le invitó a cochinillo en Segovia: Andrés Vicente Gómez. Éste tardó varios años en levantar el proyecto porque se encontró con un problema: No se trataba de algo económico. El éxito internacional de su adaptación al inglés de ‘Ay Carmela’ ambientada en Vietnam con Bill Murray luchando contra una manada de tiranosaurios genéticamente alterados por el gobierno comunista le había dejado pingües beneficios. El problema era encontrar a un director.

Por supuesto, la respuesta estaba en el genio de genios: José Luis Garci.

Así que Andrés Vicente planteó una ambiciosa trilogía. Sin embargo, Garci redujo el presupuesto para adaptarla a su visión personal del cine con olor a chorizo y banderillas con cebolletas.

La primera parte fue “El Señor de los Anillos: La Tertulia del Anillo”. En ella, Frodo (Carlos Hipólito) ha de llevar el Anillo Único a Mordor. El resto de la película se desarrolla en el Concilio de Elrond mientras que Gándalf (Fernando Fernán Gómez), Legolas (Macarena Gómez), Aragorn (Gary Piquer) y Gimli (John Rhys Davis, capaz de intervenir en cualquier mierda que le propongan con tal de que le paguen) se fuman toda la hierba de La Comarca. De hecho, se trata de una hora y media de diálogos en la que sólo se ve una niebla de humo.

La secuela, “El Señor de los Anillos, Las Dos Torres-Dulce”, enfrentaba a la Comunidad al malvado Saruman (Enrique Villén) sin saber exactamente a quién está mirando. Mientras, Aragorn se dedica a recrear escenas de Casablanca con Arwen (Elsa Pataki). Finalmente, “El Señor de los Anillos: El Retorno de Fernando Rey”, en un arranque inigualable metalingüístico, veía a toda la Comunidad entrando en Mordor (El Ejido) a buscar una subvención del PP para rodar la propia adaptación de sus aventuras, protagonizada por la versión en CGI del fallecido Fernando Rey en el papel del fallecido Fernando Fernán Gómez.

3- Chatín of Arabia
Todos sabemos que la búsqueda del autor que interpretaría a Thomas Edward Lawrence fue complicada. Con toda la producción prevista para rodar en España, faltaba un protagonista a la altura. David Lean quería a algún actor inglés con pinta de homosexual alcohólico, pero los productores no querían explorar ese ángulo por miedo a que la taquilla se viera resentida. De esta forma, buscaron en el país de rodaje al paradigma del macho ibérico. Lamentablemente, Alfredo Landa estaba ocupado con su larga preparación de casi una década para encarnar la obra definitiva de la comedia nacional, ‘Manolo La Nuit’ (Oscar de Hollywood a la mejor película de todos los tiempos), por lo que hubo que recurrir a the next best thing: Arturo Fernández.

El actor sólo impuso dos nimios cambios: El estreno internacional de la película como ‘Chatín de Arabia’ con el objetivo de dar a conocer el madrileño sustantivo a todo el mundo y el cambio del aburrido de David Lean por un mucho más adecuado Pedro Lazaga, que supo darle el toque más cercano que necesitaba la historia. Más cercano a la oligofrenia.

4.- J.P. Simon’s 'The Terminator'
Tras su terrible experiencia con ‘Piraña 2, los vampiros del mar’, la joven promesa James Cameron decidió suicidarse viendo un maratón de películas de Marujita Díaz. Sin embargo, entre los papeles que dejó estaba el guión de una película sobre un robot del futuro con pinta de hombre normal, pero con bigote de titanio. Ovidio G. Assonitis, productor de ‘Piraña 2’, se hizo con todos los papeles y huyó con ellos a Grecia a pasar unas vacaciones y preparar su nueva gran producción. Allí conoció a Paul Naschy, el cual le comentó el desastroso panorama del cine de género en España por culpa de la Ley Miró. Así que decidió hacer algo por nuestro país. Dio de lado a Naschy porque nadie podía molar más que él mismo y contactó con el único director de género en activo: Juan Piquer Simón. Éste, por supuesto, sólo tenía una opción para interpretar al robot asesino que intenta eliminar a Sara Conrado (Verónica Forqué):

El resto, no es historia.

5.- Showgirls
Paul Verhoeven nunca pudo realizar su obra maestra porque desde la Península Ibérica se le adelantaron unos años, lo cual privó al mundo de frases como ‘Mi polla está ya dura, ¿por qué tus pezones no lo están?’. Pero la realidad fue que, impulsado por una visita al Pasapoga, Vicente Aranda decidió hacer su épica definitiva en homenaje a las tetas.

Su guión se planteó como un homenaje al mundo de las vedettes con la intención de introducir tan prestigiosa profesión a la Generación X. Ana Obregón interpretó a una joven doctora en física cuántica que viaja a Madrid a triunfar en el teatro La Latina bajo la mirada atenta de la empresaria Lina Morgan. Allí se enfrenta a los celos de la primera bailarina, una Norma Duval con problemas de halitosis. El drama se desata y todo acaba con un baile erótico de Sara Montiel y el suicidio en masa del público.

6.- Intocable
El mayor éxito de la historia del cine español casi no se produjo.

La idea de Álvaro Sáenz de Heredia de realizar una película en la que Chiquito de la Calzada interpretara a un paralítico podría parecer un suicidio económico. Pero nuestro director más fiero y peligroso que llega de ultramarrrl apostó por que Gregorio se pasara toda la película gritando ‘No puedorl’ ante cualquier intento de su partenaire Bigote Arrocet de que se moviera de su silla de ruedas. Finalmente, vino al rescate David Trueba el cual introdujo el elemento esencial: al final de la película, Chiquito se levantaba y, ya recuperado, bailaba y cantaba en japonés ‘Odoré’, de los Cantores de Hispalis.

Ni un ojo seco en el cine y 18 millones de espectadores en una película que ningún español pudo perderse. Atención al imprescindible cameo de Maria Teresa Campos en el papel de dominatrix.

7.- El crepúsculo de los dioses
En 1950, la carrera de Imperio Argentina estaba en horas bajas. Ella había sido la estrella de CIFESA. La más grande y fascista actriz de nuestro cine. Así que un joven José María Forqué, por aquellos entonces empezando en el espectáculo, decidió realizar un sentido homenaje a la estrella y a toda la producción folklórica de los años 30 en España.

Forqué tuvo la habilidad de ofrecer el papel de criado de Imperio a Florían Rey, el que fuera su gran director y ex marido, como guiño al público entendido. Por su parte, en Estados Unidos Billy Wilder intentó poner en marcha un proyecto similar, pero al darse cuenta de que ninguna actriz podría estar a la altura de la barbilla de Imperio Argentina, decidió dedicarse a hacer comedias con señoras antieróticas como Shirley McLaine.

8.- Delta Force
Tras crear Cannon Italia para realizar películas con gente del talento de Luigi Cozzi y Bruno Mattei, Menahem Golan continuó su expansión mediterránea para organizar un eje del mal Tel-Aviv - Roma - Alcorcón. Así que fundó ‘Cannon Spain’, su filial peninsular. Para su primera película, pensó en el mejor director que conocía: él mismo. La idea era hacer un remake de su anterior ‘Operación Relámpago’. Su primo Yoram Globus le aconsejó darle el papel principal del filme, de título ‘Delta Force’, a la estrella Chuck Norris. Pero el corazón de Menahem tiró por otros derroteros. Dado que ‘Relámpago’ había estado protagonizada por Yehoram Gaon, el Manolo Escobar israelí… ¡quién mejor para su película de acción que el propio Manolo Escobar! Eso sí, Globus le impuso que se dejase barba para intentar engañar al mercado internacional.

En un intento de generar interés por la película, se plagó de grandes estrellas como Paco Rabal, Rafaela Aparicio, Antonio Ozores, Victoria Abril y Robert Forster, que de todas formas ya andaba por la época rodando bazofias varias en Europa. Marujita Díaz borda su papel de amante de George Kennedy en una película que nadie puede olvidar y sin la cual no existiría Paramount Channel.

9.- Dos hombres y un destino
En una visita a Torremolinos, el prestigioso guionista William Goldman dejó a deber una abultada cuenta en el minibar después de que le robaran la cartera en la playa nudista de Costa Natura al no tener ni idea de dónde guardarla. En pago al hotel dejó su guión para ‘Dos hombres y un destino’, el cual fue rápidamente adquirido por el productor Arturo Marcos con el fin de amortizar sus decorados de western en las afueras de Madrid.

Sin embargo, Marcos, que estaba en su etapa como financiador de Jesús Franco, había perdido todo su contacto con la realidad tras ver ‘Las vampiras’, por lo que contrató a dos cómicos de gran nivel con el fin de llevar a la pantalla las aventuras de Butch Cassidy y The Sundance Kid:

Fue el inicio del emparejamiento más importante de la historia del cine, sólo a la altura de Lemmon y Matthau o Bud Spencer y Terence Hill.

10.- Berlanga’s 'El Padrino Nacional'
Un día sentado en el váter, Luís García Berlana se leyó del tirón ‘El padrino’ de Mario Puzo. Allí encontró la base para la trilogía crítica con la España de la época que quería hacer. Llamó a Azcona, se limpió el culo con el libro y se puso manos a la obra sin pasar por el lavabo antes. La historia se trasladaría a Valencia, con toda la sordidez que ello conlleva. Como visionario que eran, Berlanga y Azcona situaron en la costa mediterránea una historia de pasión y corrupción. Pero necesitaban a los protagonistas. El Padrino Víctor Corleón sería la encarnación metafórica de la España franquista. Sólo había un actor que podía hacer tal papel:

Tras el esperado éxito de la película, llegaron las secuelas: ‘El Patrimonio del Padrino’, con José Sacristán intentando adaptarse a la nueva españa post franquista y, varios años después, ‘Padrino III’, gran fracaso en taquilla debido a su insistencia de poner a Santiago Segura en el papel de la hija de Miguel Corleón.


Y ya está. Creo que voy a tomarme mis pastillas...

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget