febrero 2013

Los lectores del blog saben que considero que existen tres tipos de películas-colonoscopia: las cutreces hechas sin dinero, las producciones solventes desastrosas y las bazofias culturetas que nadie se atreve a denunciar a pesar de que el emperador no sólo está desnudo, sino que además el carajo no le cuelga por debajo del escroto.

El primer grupo es el más inabarcable y el que, paradójicamente, está cada vez más estudiado porque, qué coño: internet. El último es territorio virgen sobre el que debería plantar mi semilla en lugar de desperdiciarla en la taza del váter. El segundo, sin embargo es el más conocido, porque, a fin de cuentas, cuando una gran película se la mete, se queda como referente vital de muchas personas. Esto es: como trauma.

Pero incluso en el terreno que vio nacer a criaturas lovecraftianas como ‘Campo de Batalla: La Tierra’ o ‘Pearl Harbour’ existen películas olvidadas. Títulos que en su momento fueron el hazmerreir de todo el mundo del cine, de la sociedad en general e incluso de los habitantes de Algete. Pero de los que hoy casi nadie habla. Porque lo normal es referirse al último gran truño estrenado o reciente en la memoria. A cosas como ‘Resident Evil 5: Dios mío no me puedo creer que sólo sea un pasapantallas que no va a avanzar en nada la trama de la saga’ o a grandes tótems como ‘Batman y Robin’.

Obviamente, muchos de estos grandes fiascos luego han pasado continuamente por televisión, y siempre se encontrará gente que los rescate por nostalgia. O que los defienda con pasión. Si hay personas que se ponen con el porno prolapso, por qué no puede existir un fan fatal de ‘Catwoman’.

Y, no: NO queréis saber qué es el porno prolapso.

NO.

Así que es difícil enumerar una…

QUE NO.
A lo que iba: Así que es difícil enumerar una buena lista de películas que pocos recuerdan. Pero una vez hecha (y la he hecho), surge la pregunta: ¿Qué pasó? ¿Por qué no se habla de ellas? ¿Acaso no eran tan malas y sólo fueron condenadas por la coyuntura del momento? ¿Acaso no eran lo suficientemente ridículas para que un puñado de perturbados las consideren ‘de culto’ (de culto a Gozer el Gozeriano como mínimo)? Pues a eso vamos. Hoy someto a juicio a la muy olvidada… ‘Shanghai Surprise’

Y al perturbado que buscó lo que era ‘Porno prolapso’: Espero que al vomitar apretaras los dientes para al menos quedarte con los cachos más gordos.


Hechos del caso:
George Harrison, oficialmente el pagafantas del rock desde que Eric Clapton le robó la novia y siguieron siendo colegas, decidió un día tonto que para qué utilizar los billetes de 100 libras en hacerse con ellos canutos con el fin de alcanzar el nirvana. Que para eso, mejor se lo daba todo a los Monty Python. Así, por fin, saldría algo bueno de los royalties de ese plagio coñazo y repetitivo que es ‘My Sweet Lord’. Y, por supuesto, fue lo mejor que hizo en toda su vida. Eso y tener la gracia de responder a la pregunta ‘¿Por qué produjo la película’ con un cándido ‘Porque quería verla’. Es lo que tiene cagar dinero. Que te gastas unos cuantos millones en una entrada de cine.

Así nacieron el Frente Popular de Judea, Always Looking At The Bright Side of Life, la mejor sátira de la historia del cine y la productora Hand Made Films. Y el mundo fue un lugar mejor por ello.

Hasta que, después de varios títulos pequeños ('Mona Lisa', 'Los Héroes del Tiempo'…), a Harrison le dio por hacer su primer título de alto presupuesto con miras a romper taquillas. Entonces, el mundo fue un lugar más indignado.

Se pilló una novela de intriga y aventuras exóticas ambientada en Shanghai en los años 30 porque, qué coño: un clon de combate más de Indiana Jones nunca viene mal. Por las críticas que he leído, el libro, llamado ‘Faraday’s Flowers’ no es precisamente el momento cumbre de su autor, pero de peores novelas se han sacado películas solventes. ¡A la espera estoy de una adaptación de Las Crónicas de Thomas Covenant al cine que no haga que me quiera cortar las venas con cada página!

Con el dinero reunido y las localizaciones exóticas acordadas, faltaban las estrellas protagonistas que enviar al culo del mundo a pillar una disentería en el mejor estilo de ‘La Reina de África’ o la propia ‘En busca del arca perdida’. Y ahí es donde realmente empieza la leyenda de la película. En lugar de arriesgar (y probablemente haber metido también la pata) con Tom Hanks, tuvieron la maravillosa idea de contratar a la pareja del momento: Sean Penn y Madonna. El que estuvieran recién casados y que ella fuera la cantante de moda garantizaba prensa. Claro que no calcularon que ese mismo exceso de publicidad podría dañar a la película. Pero eso lo veremos más adelante.

La cosa presenta a Penn como nuestro Harrison Ford / Michael Douglas. A este tío:

Como todos sabemos, esa cara lo que clama no es “nenas, venid a mí, que de la emoción absorberéis vuestras bragas dentro del útero mientras yo digo frases ingeniosas con mi media sonrisa seductora”. Penn es más bien del tipo “Soy el quinto hijo de Satán encarnado en un pandillero de El Pico y no quieres quedarte a solas conmigo en un sótano”. Añadamos otro dato importante: cuando Harrison Ford o Vijjo Mortensen están sudados y con barba de tres días, tienen ese agreste-look que vuelve locas a las señoras. Sean Penn con esa misma pinta lo que evoca es otra sensación: LA OLOR. Y el asco.

Pero bueno: Penn venía de haber interpretado comedia con éxito en ‘Aquel excitante curso’, así que todavía no sabían que la carrera posterior del actor demostró que lo de hacer reír no era lo suyo. Porque en estas películas de aventuras exóticas, el humor y el carisma son tan importantes como las escenas de acción.

Uy, las escenas de acción. A eso iremos luego.

Porque antes, vamos con su pareja. Como casting hecho en el 2X1 de Carrefour, lo de poner a Madonna tampoco puede parecer TAN mala idea. En ‘Buscando a Susan Desesperadamente’ había hecho con bastante desparpajo de guarrilla adolescente. Así que la opción de casting estaba clara: Interpretaría a una misionera.

Es como pillar a Sacha Grey para hacer un remake de ‘Historia de una monja’.

Unamos a eso que la chica todavía estaba un poco verde en esto de la interpretación y tenemos ya una pareja protagonista de mierda. Pero una película puede sobrevivir a eso. Con los actores no podían conseguir su objetivo de hacer una ‘La Reina de África’ para los 80. Pero quizá con los otros elementos, sí.

Que desde luego no iba a ser el guión. Ni la dirección. Ni la música. Ni siquiera la marca del café del catering.

La parte más curiosa de la anterior enumeración está en la banda sonora. Porque, ya que te pones y contratas a la mayor estrella femenina pop del momento, lo lógico es dejar que las canciones corran a cargo de un ex beatle que no había sacado un disco en un lustro. Porque era su película y él se la follaba como quisiera. Cierto es que alguna de las tonadas que sonaban de fondo acabarían en su éxito sorpresa ‘Cloud 9’, un disco que merece nuestro respeto. Pero no ocurrió lo mismo con la canción original ni la banda sonora, que ni siquiera llegó a comercializarse más allá de un single.

Este tema principal, a todo esto, que acabó como bonus track en la edición más reciente de ‘Cloud 9’, es la mar de simpático y tiene una particularidad: presenta coros de una voz femenina. Que no es Madonna. Ese sí que es un misterio que querría averiguar sobre cómo funcionaba la mente de Harrison, y no el metraje de chorradas espirituales de baratillo que nos ofreció Scorsese en su desastroso documental. Desastroso por el simple hecho de que se negó a poner ni un poquito de ‘I’ve Got My Mind Set on You’, que es una de las canciones referentes de mi infancia.

Pero vamos, que lo que convierte a la película en un viacrucis no es la ausencia de temas de Madonna. Eso tampoco salvó a ‘Who’s that Girl’ de hostiarse (en mucha menor medida, todo sea dicho) en taquilla. El problema estaba en el guión. Porque si nos prometen un clon de combate de Indiana Jones, más les vale hacer un clon de combate de Indiana Jones. Joder: si el primer plano de la película está protagonizado por Paul Freeman, el cual (spoiler alert), resulta ser el malo-sorpresa al final y, (vicisitud alert), era el antagonista de ‘Power Rangers: La pinícula’. ¡Contrataron al mismísimo Belloq! ¡No hay vergüenza!

*Nota de haberse leído la IMBD antes de escribir esto: realmente sustituyó en el último momento a Bernard Theoden Hill. Pero vamos: que la actitud pperística sigue presente en la elección.

Pero no: lo más relevante de esta película de aventuras es que… no hay ni una escena de acción. Ni una. Eso sí, a la media hora del comienzo hay una persecución… ¡en carritos rickshaws!
Need for Speed
Y luego… bueno… hay un par de explosiones en todo el metraje. Concretamente, de ‘La Sorpresa de Shanghai’, que es un cinturón con una trampa explosiva.

El resto son diálogos aburridos que no tienen gracia, Sean Penn solucionando un problema porque puede enseñar un lanzamiento de baseball especial a un chino (en serio) y un par de polvos de conveniencia que tampoco contienen demasiada acción. Por lo de ser para todos los públicos y el detalle de que Madonna interprete a la misionera con cierto acierto. Esto es: tiene pinta de que, para poder internarse en sus labios menores y mayores, hay que echarles sal. Parece que las ladillas hacen patinaje en sus bajos. Tiene pinta de que mea cubitos de hielo… Bueno. You get my point.
En la trama no me meto porque tampoco es que tenga mucho sentido: es de esas en las que todo el mundo tima a todo el mundo… pero sin ninguna sensación de sorpresa o peligro. O eso creo: me quedé dormido durante 10 minutos y cuando retomé el visionado por donde lo había dejado, estaba más concentrado en temas más excitantes como el té con galletas que tenía delante.


¿Qué pasó en su estreno?
Pues que la tiraron a finales de agosto en Estados Unidos, una fecha no muy propicia. Quizá porque la distribuidora americana (Metro) ya sabía lo que tenía entre manos. Debutó en una lamentable posición 18 de un ranking dominado por ‘Cuenta conmigo’ y ‘Top Gun’, esta última… ¡en su decimosexta semana!

¡No es culpa míaaaa!
Claro que la primera semana no es indicativa de la calidad de la película. Es probable que la sobredosis de atención sobre la pareja protagonista y los rumores sobre lo terrible de sus interpretaciones le quitaran las ganas a la gente de pasar por taquilla. Lo cual, en la era pre-internet y sin los fanboys gritando con sólo ver un par de planos ‘WORST MOVIE EVAAAR!!!’ es todo un logro.


¿Por qué tanto odio?
Pues, como acabo de decir, el odio a la película comenzó por la excesiva y cansina publicidad que atrajo la pareja protagonista. Y, por lo tanto, no sé por qué vuelvo a escribirlo. ¡Ah, sí! Porque los posts de Vicisitud y Sordidez tienen más relleno que un trabajo de Semiótica de la Comunicación.

El corto matrimonio entre Madonna y Sean Penn fue lo que suele describirse como una ‘turbulenta relación’, lo que traducido a román paladino viene a ser algo así como ‘El complejo Rihanna’ o ‘Se lían a hostias cada dos por tres’. Por mucho que Madonna dijera en con posterioridad que “Sean Penn’ fue el amor de mi vida”, esos dos iban juntos igual de bien que mojar un tigretón en fabada litoral.

Y, sí: saber datos sobre la vida personal de Madonna es gay. ¿Pero es que no me conocéis ya?
El rodaje, como era de esperar, estuvo llenito de periodistas del corazón y polémica. Tanta que se llevaron parte de la grabación a Londres para controlar la situación (y las cagaleras inherentes a rodar en el tercer mundo). En cierta rueda de prensa tras el tumulto, Harrison se erigió como protector de Madonna, y el conocido como ‘el Beatle más relajado’ (esto es, aburrido) llegó a insultar a todos los reporteros allí reunidos en uno de sus raros ataques de hinchamiento de cojones. Algo que llevó años después a muchos a interpretar que Harrison andaba caliente porque tuvo una relación con la guarrilla italoamericana. Lo cual sí que tendría gracia, pero esto no es un blog del corazón. Todavía.

Claro que, tras la hostia en taquilla, George cambió su actitud y acabó diciendo que Penn era un coñazo y que Madonna “Tiene que darse cuenta de que se puede ser fabulosa y humilde al mismo tiempo”. Si además hubiera añadido “… Y que no grabe dentro de un par de décadas esa mierda de disco llamado MDNA”, habría convertido al Beatle en alguien más sabio que los gurús místicos de mierda que seguía.

Así que está claro que lo que ocurrió es que la prensa del cine se cebó con una pareja mediática que había hecho un fracaso. O lo que es lo mismo: que tuvo seis nominaciones a los abominables premios Razzie, esa odiosa institución que trata el cine-colonoscopia como una niña pija que no para de decir ‘es que soy tan friki, jotía, bazinga’, pero que en su puta vida ha leído un tebeo y sólo juega a lo que viene en el móvil. Impostura por moda y falta de amor.


¿Por qué está olvidada?
Porque se lo merece. No hay duda: la película es un coñazo. Se ganó esas nominaciones a los Razzies que antes he denunciado con tanta vehemencia. No es que sea mala: los planos casan los unos con los otros, Paul Freeman se lo pasa bien desorbitando los ojos y se nota más o menos el dinero invertido. Y la cancioncilla está decente. Pero, madre mía. Cómo aburre. Tanto por ser una película de acción sin acción como por ser una película de tensión romántica sin tensión romántica. Es de esas cintas malas que no sirven ni para divertirse con lo ridículas que son. El peor tipo de cine-colonoscopia: el simplemente mediocre.


¿Nos ofrecerán lo mismo los próximos clásicos? ¿Qué esconderá en su metraje, por ejemplo, ‘The Pirate Movie’? Se admiten sugerencias y prometo no dormirme viendo la próxima.

¡Por fin llegan esos días en los que, entre FP1 y FP2 muchos serían capaces de leerse un prospecto de medicamento en noruego si le garantizan que contiene las palabras "fórmula uno"! Todo son nervios ante la primera carrera del campeonato y, la gente de bien que lee ente vlog, además de las consabidas preguntas del tipo "¿Me dará Grosjean puntazos por llevarse puesto al Mierda en la primera vuelta, con complemento de estilo por iniciar una pelea poligonera con el rutilante fichaje de Mercedes que termine con 80 puntos de estilo al ser arrollados LOS DOS por el safety car?" también añadirá la preocupación acumulada, a lo largo de todos estos días de "¿Qué puntos habrán caído por pretemporada, aunque ya sepamos que valen la mitad que los de los GP?".

Lo cierto es que, al lado de lo del año pasado, que incluyó divorcio de Alonso a la par que ÉPICAS proclamas bolivarianas del piloto favorito de todos, este año ha tenido una pretemporada más bien sosainas. Esperemos que sea porque se guarda la epicidad para la temporada, que bien pudiera ser. El caso es que uno de los principales eventos ha tenido que ocurrir fuera de las pistas…




Me refiero, claro está, a la muerte del comandante Chávez, que no solo habrá puesto patas arriba la porra necrológica, sino que, además, ha generado una actividad febril en Twitter por parte de Maldonado. En serio: sigo a 144 personas y, en un momento dado, TODA mi página de Twitter consistía en Pastor haciendo RT de los greatest hits del comandante. Eché una lagrimita e hice la ola a la vez. Y aplaudí que, ante los 389 tuits sobre Chávez, Pastor sólo efectuase una condolencia ante la recién fallecida mujer de Sir Frank Williams. ¡Calidad!

Es una pena que todo esto no hubiese ocurrido en plena temporada, porque el show de Pastor hubiese sido mayúsculo. Y hasta Williams hubiese tenido la oportunidad de lucir DOS crespones negros en su coche, llevando una burrada de puntos. Pero, tal y como ha ido todo, los sucintos pésames de la escudería de Grove no llevan puntos. Pero sí los lleva el psicodrama toooo ciclaooo de Pastor. Aplicando el dividido por dos son 4 puntos. Pero esperen, que si Maldonado gana algo este año… ¿creen que su celebración no puede superar los mejores discursos de Hugo? Sobre todo si, como esperamos muchos, para el GP de Montmeló... a Chávez le da por resucitar, tocar el coche y hacerlo dos segundos más rápido.

 ¿Alguien se cree que no sea capaz? ¡Ahí Pastor reventaría la liga? (por supuesto, si este ritmo de muertes a su alrededor continúa, puede que Williams termine llamándose 'Maldonado Racing Team' ¡será el único superviviente!

Otro piloto muy activo y generoso en pretemporada ha sido nuestro siempre admirado Alguersuari. Después de habernos vendido un fichaje más que seguro por parte de Force India, al final terminó insultando a media humanidad cuando el equipo de Mallya decidió que la F1 no podía vivir otro año sin Tootsie. Los insultos desaforados son 3 puntos para Force India, a los que añadir 2 por cómo se cachondearon de Jaime y otros 2 por redefinir el cutrerío en una de sus "presentaciones". Básicamente ni tenían coche ni segundo piloto: la foto de Di Resta posando con una cara de entre gilipollas y "este equipo no va a acabar la temporada ni de coña. ¿Duraremos más que Marussia?" es de lo mejorcito de los test invernales.

Estos 7 puntos fueron suficientes para que Force India derrotase al psicodrama de Ferrari (4 puntos en total por hundirle a De la Rosa su sesión de test y por no apretarle a Massa una tuerca creando una bellísima plasticidad no muy del agrado de algunos espectadores en Montmeló, a los que añadir 2 puntos por tener a UPS como espónsor ¿quieren insinuar, con ese servicio de mensajería, que Massa es un paquete?) y de Mercedes (5 estéticos puntos su doble abandono en los primeros respectivos test de Rosberg y de Hamilton disparó la cotización de un equipo que, en esta liga, aspira a las más elevadas posiciones merced al "factor Mierda")

Sin embargo, el 'Team of pre-season', contra todo pronóstico, tuvo que ser para un equipo… suizo. Cierto, Peter Sauber no era ajeno a la sordidez en múltiples actos promocionales que, en el pasado, humillaban a sus pilotos haciéndoles vestir trajes cantonales suizos (zuecos y todo) ¡pero los 10 puntos por hacer un Harlem Shake era algo para lo que NADIE estaba preparado!

Solo espero que consigan cascarse un Harlem Shake REAL durante el transcurso de un GP. Aunque, sin tener un piloto japonés como el injustamente despedido Kobayashi (Gutiérrez, vas a tener que hacer MUCHO para ganarte nuestros corazones) arrasando a los mecánicos, o sin tener a Alguersuari equivocándose de box y provocando que todos los miembros de Sauber se agiten en un desesperado intento de "¡Aquí no, soplagaitas!" veo muy remota esa posibilidad.
Un momento, Jules Bianchi, que ha estado negociando en todos los frentes tiene muchos boletos para equivocarse de box. Personalmente, me gustaría que parase en el de Ferrari, por aquello de las indirectas sutiles. Y ya, que hablamos de Jules, ello nos lleva a sus empleadores: Marussia. Pocas veces un equipo se había mostrado más descaradamente pesetero, motivo por el cual les dos 6 puntazos. Eso sí, truth be told, tampoco creo que valga la pena renunciar a unos eurillos – o una invitación a una paella precocinada Paellador – por un tipo con el talento de Timo Glock. Además, en esos 6 puntos de incluye el estilazo de negociar Barcénicamente con el manager de Bianchi – el hijo de Jean Todt, no lo olvidemos – en el motorhome de Ferrari a la par que impedir que Luiz Razia participase en el test "porque su dinero todavía no había llegado".

McLaren, que se han metido en el fregado de cambiar las suspensiones delanteras (opción psicodramatica que les está dando los mismos resultados nefastos que a Ferrari el año pasado) se lleva 4 puntos por un clásico entre los clásicos: la doma, rapa y castración del nuevo piloto. El nuevo corte de pelo de Sergio Pérez es un flashback soberbio de los de Alonso y el Mierda en su día. Tanto que el pobre Checo se lleva un puntillo por dar explicaciones que nadie le pidió. "Mi corte de pelo lo decidí yo. Yeah, sure".

Los puntos de escuderías los rematan, con un puntillo cada una, Williams y Caterham después de que la FIA declarase ilegales sus escapes y otro para Lotus por su usb con el helado de Raicoñen  (podrían estirarse y regalar un GPS edición Interlagos, digo yo, ¡basta de vivir de rentas Ferrarísticas!). Así pues, Sauber es el 'Team of pre-season', llevándose 5 puntos extra por ello.

Respecto a los pilotos, nadie ha hecho suficientes méritos para superar los 4 puntos de Maldonado. Bottas, al punto que se lleva por su apellido suma otro por la profesión de su señora madre: trabaja en un cementerio. ¿Habrá asumido, con su pragmatismo finlandés, que le harán precio si le pasa algo al hijo? No seré yo quién se lo pregunte. Por su parte, Kimi, aparte de 3 puntos pos su divorcio (si surgen detalles jugososo iremos dando más) se lleva otro punto por su "No soy el maestro Jedi de Romain". ¡Claro que sí! ¡Ni siquiera Alonso quiere que Grosjean se atempere: cambia gustoso un campeonato por esas ovras de arte del pilotazo francés! Y hablando de Alonso, 2 puntos por este bello detalle hacia Pedro de la Rosa en plena exhibición ferrarística. Redefiniendo el saber estar…



...Y Massa se sintió más apreciado.

Pero eso es todo lo que hay en el mundo de los pilotos, y lo que le da los 5 puntos de 'Star of pre-season' al vigente campeón de la liga fantástica: ¿Quieren la definitiva salida del armario de Tootsie? ¿O Tootsie rajando el cuello del traicionero examigo que es el mierda con una botella de Dyc rota? ¿O Tootsie… ? Pues tendrán que esperar a que arranque la temporada.

Y comprar mi libro, por supuesto. ¿O es que creen que no iba a aprovechar esta ocasión para promocionarme, ahora que aún está calentito en las estanterías de sus librerías favoritas? ¿Creen que me molesta que me llamen pesado si vuelvo a calzar la portada? Pues el blog es mío y me lo follo cuando quiero.

…O más bien ‘ejecutivos sórdidos’. Pero por darle continuidad a un post anterior, dejaré este título. Porque el producto en sí no es especialmente risible. Sólo se trataba de unos caramelos de efecto saciante muy vendidos entre los 70 hasta principios de los 80. Vamos: como el Biomanan o ver una foto de Montoro desnudo comiendo albóndigas.

La gracia estaba en el nombre: Ayds. Así, con la y griega. El porqué es algo que desconozco, pero que especulo que se trataba de molar buscando palabras absurdamente escritas como ‘Tinky Winky’ ‘Kit Kat’ o ‘Yomvi’.

(Ahora es cuando me despiden del Plus por cachondearme de una de sus marcas)

El caso es que las ventas de Ayds en todos sus sabores eran la hostia porque, qué puñetas: estamos hablando de Estados Unidos, y eso de adelgazar allí es tan esencial como una bomba en una grabación de Intereconomía. Claro que llegaron los ochenta y cierta enfermedad que sonaba exactamente igual: el SIDA. Esto es, AIDS en inglés. Esto es, PUTADA en cualquier idioma.

Ante tal amenaza, los ejecutivos decidieron lo normal: que esto del SIDA era una moda pasajera, que ya se curaría, que su marca era la hosta y que sus pedos no olían. Por supuesto, a eso de del 88 las ventas habían caído un 50%. Y lo peor es que todavía no había la distancia histórica para que anuncios como este dieran gran risa en lugar de inmensa incomodidad:
“¡Estoy perdiendo peso con la ayuda del SIDA!” es uno de los mejores eslóganes de la historia de la publicidad. Y eso de que “El plan SIDA de adelgazamiento realmente funciona” es, desde luego, cualquier cosa menos publicidad engañosa. Y por ‘cualquier cosa’ me estoy refiriendo a ‘visión comercial de mierda’.
¡Funciona! (Hijos de puta)
Por supuesto, el público, sin el beneficio de la perspectiva histórica y la mala leche inherente a internet de hoy en día, no le vio la gracia. Así que propusieron cambiar el nombre de la marca.
Algo muy habitual en el mundo empresarial. A menudo para peor. Porque anda que no molaba ‘Mr. Proper’ y lo que perdió el producto cuando se cambió a ‘Don Limpio’, según creo, porque la gente no sabe inglés. Una idiotez, sobre todo porque en el Cádiz de los 80 casi nadie sabía qué coño significaba ‘Proper’, pero a Dertycia todo el mundo le llama así.

¿Cuál fue el nuevo nombre sugerido por los directivos para paliar la relación de su nombre de marca con la peor enfermedad de finales de siglo?

¿Qué innovadora idea surgió tras largas reuniones para levantar la empresa?

Le pusieron “Diet Ayds”.

DIET AYDS.

En serio.
Problema solucionado
La compañía comunicó que quería “suavizar el nombre sin cambiarlo completamente y perder la identificación”. La identificación, recordémoslo, con la enfermedad que se llevó a Freddie Mercury. Es como decir llamar a tu hijo ‘Capullo’ y luego, consciente de tu error, cambiárselo por ‘Capullito de alhelí’.

Obviamente, esta jugada maestra sólo pudo acabar de una manera: con la marca desapareciendo. El SIDA, por su parte, sigue por ahí rondando y dando la oportunidad a mucha gente de perder peso sin hacer dietas. Lo de morirse es una putada, pero ningún remedio es perfecto. Ni ninguna mente de un directivo de empresa.
Como demuestra la existencia de este otro maravilloso producto.

Hoy he venido a hablar de mi libro. Así que, Sra. Milá, déjame enseñar, por lo menos, la portada a todos los lectores:

Sí, donas e cabaleiros, con todos ustedes, 'Historias(s) de la Fórmula 1: Fernando Alonso es más rápido... 'que tú!', el libro sobre F1 que nadie estaba esperando (y Fernando Alonso, menos). De momento, está en imprenta y saldrá a finales de febrero o principios de marzo: de ello irá dando cuenta la página del libro en la web de la editorial (sección "próximamente"). Mientras tanto... ¡Que comience el buzz! Así que, si tuviese que describir sucintamente enta ovra majna diría que es…

"La única obra sobre automovilismo en la que se utiliza 64 veces la palabra 'bigotón'".

O bien:

"El único libro que dedica una frase a decir que Fernando Alonso ganó dos campeonatos y 302 páginas a regodearse en la épica de seis años sin ganar títulos. Pero sin ser un mierda".

O bien:

"El único libro sobre F1 en el que un guardia civil vestido de látex te esposa a una cama y te escribe 'Todo por la patria' con nata montada en el pecho y… ¿es nata montada lo que ese guardia civil tiene en su bigotón?"

O bien:

"El único análisis sobre la categoría reina del motor que le EXIGE a Frank Williams que se peine, de una puñetera vez, como Anasagasti".

O bien:

"El único manual de autoayuda en el que se le explica a Felipe Massa que, si la chica guapa de clase no quiere follar con él, NO va a conseguir NADA aprendiéndose poemas de Benedetti para luego recitárselos (y lo digo por experiencia)".

Y así tampoco, Rubinho.

…Y podría seguir con la lista de frases promocionales que nadie en su sano juicio debería distribuir a la prensa, pero mi vagancia proverbial me hace decir "you get the idea". Lo que toca ahora es festejar que una editorial como TB Editores  – con un impresionante currículum de publicación de obras sobre cine y deportes – se haya animado con su primer libro sobre automovilismo. Y que hayan invertido todo su talento y excelsa maquetación (en serio: cómo luce) en esta apoteosis terrorista: una vez más se confirman las catorce dimensiones espaciales y las dos temporales del universo. Y en TODAS Flavio luce el mismo tanga.

Ni que decir tiene, esta es la primera noticia de toda una serie de andanadas publicitarias de autobombo que haré con muy poca vergüenza. El primer libro sólo se publica una vez en la vida y, después de tanto tiempo escribiendo animaladas sobre F1, he quedado contento con el resultado.

¿Y qué es exactamente lo que hay en el libro? El lector del blog reconocerá algunos artículos que se han reescrito convenientemente, como el de los "Jrandes de la F1", los "Inútiles de la F1" y los momentos bochornosos. Entre las reescrituras, datos como subir merecidamente a los altares a gente con Ralf y… Jackie Stewart. ¿O creen que alguien capaz de esto – y de decorar sus monoplazas con tartan – no merece un premio Nobel seguido de un fusilamiento por atentar contra los derechos humanos?

Por lo menos, nos ahorraron el paquetíns de Jackie

También un porcentaje importante de las páginas son mis artículos para la revista Grand Prix Actual. Cuando comencé a trabajar allí, rodeado por un equipo de sublimes finstros comandados por un bigotón pletórico de valores de la vieja escuela, escribí un par de artículos con cierta cautela, en un tono algo menos salvaje que en el blog. Pero sólo tardé un mes en caer en mi vena terrorista y escribir cosas ante las que Paco sólo podía decir un sucinto "madre mía". Otras personas añadían "hace no tanto que hubieses acabado en la cárcel por escribir algo así".

Pero, aunque sólo sea por admiración hacia George Lucas y Stalin, lo más relevante son los textos inéditos y lo profundamente reescrito que está todo. Porque no es lo mismo lo que se dice en el fragor del momento que lo que se ha aprendido seis ÉPICOS años de derrotas después. Ésta es una ovra sobre los VALORES. 300 páginas de valores con la excusa de la F1. No se trata de copypastear textos, sino de darle un sentido a que todo esté junto en un libro: se trata de relatar seis largos años de viaje a la "jrandeza". Y la gloria deportiva del "quedar primero" rara vez ha estado ligada a ser un auténtico "jrande".


Durante los próximos días iré informando de novedades como la fecha definitiva de publicación, avances de capítulos, posibles presentaciones en la que poder reunirnos todos y convertir la F1 en un freak show…

…O, por qué no, un crowdfunding para pagar mi fianza. Todo es posible.

Como ánimo a que lo compren, solo doy un dato: Paco es una persona tremendamente crítica a la que no le importa quedar mal con nadie diciendo que algo que cualquiera haya hecho es una mierda. In fact, de nosotros dos es el que más se desvive por marcar una línea en el blog, y que se alcancen ciertos estándares de (in)dignidad. Pues bien, cuando leía muchos artículos de Grand Prix Actual, sus palabras fueron "Qué rabia me da no poder publicar esto en el blog".

Ahí lo dejo.


Historias (s) de la F´romula 1: Fernando Alonso es más rápido... ¡que tú!
José Ramón Lorenzo
ISBN: 978-84-15405-52-8
304 páginas, 15 x 23 cms.
Encuadernado en Rústica.
P.V.P: 20.00 €

Compra online con 5% de descuento aquí.

La gente tiende a contar la edad de las mascotas aplicando arbitrarios multiplicadores. Pocos saben que eso es una chorrada. Yo lo aprendí hace tiempo, justo cuando pensé en hacer exactamente lo mismo con un blog. Esto es, sacarme del orto una equivalencia de años para cuando rondábamos los seis. Y como nunca he sido de números, lo que me salió fue esta imagen:
Pues ahora que llevamos ya siete años, no quiero ni pensar cómo seremos en cómputo de internet. Más o menos esto:
Jordi Hurtado no cumple años: Los años cumplen Jordi Hurtados
Porque hemos estado todo 2012 intentando jordihurtadizar el blog con un nuevo dominio y una nueva imagen. Para rejuvenecernos y no estancarnos cual colon carnívoro con dieta pobre en fibras. Pero eso vendrá más adelante. Ahora nos toca pensar en qué hacer para celebrar el maravilloso 7, lo que muchos consideran ‘el número de la suerte’ y yo ‘la tabla de multiplicar que más me daba por culo en el colegio’. Así que nos hemos decidido por algo que estamos haciendo mucho últimamente en ente bloj, que ya sabéis que se mueve por etapas: mirarnos otra vez el ombligo. Tras apartar las pelusillas, nos hemos puesto a escribir el uno sobre el otro. Esto es: que yo, Paco Fox, haré un ‘Ente onvre’ de Vicisitud y Vicisitud hará un ‘Enta munhé’ de mí. Quiero decir, ‘Ente onvre’. O no. Yo qué sé.


Ente onvre: Sr. Vicisitud

Vicisitud: Si te gusta el reggeton, eres mala persona

Paco Fox: ¿Quién ha dicho esa burrada?

Vicisitud:

Eso es, en el estilo de ‘Un libro en un minuto’, la esencia del Sr. Vicisitud. Es el hombre compresa. No porque quiera pasarse la vida entre las piernas de las mujeres con la cabeza colorada (¡No!¡La olor!). Sino porque lo absorbe absolutamente todo. Y luego se lo traga. Porque muchas personas tragan, por mucho que tu novia diga que no.

Más tarde, una vez procesada toda la información que ha absorbido, la excreta en el momento que menos te lo esperas. Generalmente, follando. No que yo lo sepa porque hemos follado, válgame peich. Nosotros no follamos. Hacemos el amor.

Todo ello convierte a Vicisitud en un prodigio del maestroliendrismo. Su gran súper poder es escuchar atentamente todo lo que le digas. Sobre todo si parece que sabes de lo que hablas. Así, como Judge Reinhold en ‘Superdetective en Hollywood 2’, guarda su tremendo arsenal de argumentos listo para entrar a saco en cualquier conversación, que siempre dominará lo quieras o no.

Eso lo podría hacer cualquiera (dirán muchos lectores y un nutrido grupo de personas siempre que les hablo de lo orgulloso que me siento de saber mover la barbilla). Pero en lo que se equivocan es en la calidad de la forma de proceder de Vicisitud. La magia está en saber procesar todo argumento, agregarlo a su totémico corpus de pensamiento de cosecha propia y hacerlo suyo como si fuera Famke Janssen vestida de cuero.

Porque otra cosa que define a ente onvre es su increíble habilidad para que le gusten todas las mujeres que, como la Jane Grey, tengan pinta de que le pueden romper el culo en cualquier momento. Ya sea con una pisha de plástico o con una de verdad. Me he pasado los últimos años echándole en cara lo mucho que le gustan las señoras con aspecto más bien machorro.

El que La Navaja en el Ojo, su novia desde hace milenios, y considerada como una chica muy guapa, me siga hablando… es un milagro.

Pero tengo pruebas. De hecho, estoy convencido que uno de los momentos de más risa que se produjeron en el hogar Vicisitud-Navaja fue aquel en el que en un episodio de Nip/Tuck se revelaba que el personaje que interpretaba Janssen era, obviamente, un tubo.

Quizir, un tío.

Claro que no todo en la vida de Vicisitud es ser un poco gay y un polemista que habría sido capaz de enfrentarse a Christopher Hitchens y perder por muy poco (porque nadie ganaba a Chrischens, excepto quizá, una horda de mongoles saliendo de un concierto de Manowar).
Los mongoles siempre son la excepción.
Lo que realmente lo convierte en un onvre es el hecho de que inventó la nueva y mejor acepción de la palabra ‘Vicisitud’. Y eso es algo que lo pone a la altura de Chéspir, si el británico hubiera escrito en un idioma que se entendiese, no en esa cosa ininteligible que hablaban en Inglaterra en el siglo XVI. Claro que normalmente a Vicisitud tampoco se le entiende del todo. Quizá por su herencia gallega. Quizá porque su capacidad de raciocinio esté por encima de nosotros, meros mortales, que nunca podremos aspirar a sus cumbres de sordidez y diarrea mental.

Por eso, el Sr. Vicisitud es un pilar de nuestra sociedad.

Por eso y porque es capaz de untarse un bocadillo con un cacho entero de foie gras, masticar y razonar al mismo tiempo la importancia en la historia del cine de Pierrot Le Fou.  Por supuesto, no tiene por qué ser algo relacionado con Godard. Basta con que sea el tema que le tenga más entretenido en ese año en particular. Porque sus obsesiones ocupan normalmente entre 12 y 24 meses. Gracias a ello, tras muchas comidas juntos a lo largo de los años, me he hecho casi un experto en Arquitectura Satánica, Phil Collins, Sin Tetas No Hay Paraíso y Ayn Rand. Tendría que existir una disciplina olímpica que premiara esa habilidad. No la de comer foie gras y hablar de cosas. Sino la de soportar un año entero escuchando disertaciones sobre El Duque y María Castro. Aunque bien pensado...

NO TENGO NINGÚN PROBLEMA EN HABLAR DE MARÍA CASTRO. Quizá sí en hablar CON ella.
(*Incidentalmente, esto es lo que sale en Google Imágenes si buscas el verdadero nombre del Sr. Vicisitud:
Arrestado en Miami en 2010 por atraco y posesión de objetos para cometer atracos, un segundo cargo que, teniendo en cuenta lo que acababa de hacer, tiene una lógica indiscutible. Sabemos que NO es el creador del blog por un motivo claro: a Vicisitud le salen un bigotillo y una perilla mucho más cutres. Lo cual es TRISTE.)


Ente onvre: Paco Fox
Cuando conocí a Paco en la Escuela de Cine, un servidor de ustedes llegaba con cierta tontuna cultureta y con una admiración sin límites por Jean-Luc Godard. Frente a este discurso "de autor", mucha gente en la escuela reivindicaba a saco a Cameron o Spielberg, lo cual me producía urticaria. Sin embargo, mi primera imagen de Paco fue la de un chaval gaditano que, con una gorra a cuadros, irrumpió en el aula vociferando "People of the world/ Spinching up Your life!" emocionado ante EL evento cinematográfico del año, que NO iba a ser 'Titanic' ni chorradas similares.

Y supe que él tenía razón y yo no, así que decidí que, si iba a ser fan de Godard sólo lo sería en el punto en el que Jean-Luc se pareciese a lo que REALMENTE me gustaba (y que Paco me hizo sacar a la luz): Mariano Ozores, Burt Reynolds, Bud Spencer y Jerry Bruckheimer. Y, a partir de ahí, ya comenzó lo de hacer cosas como ir a meternos mano a conciertos de Jethro Tull.

Pero esa es otra historia.

Una buena primera definición de Paco se produjo hablando con nuestro amigo común Viti. Éste me dijo "Si, con lo frikazo que es Paquito, tiene una novia tan guapa, es que hay esperanza para todos". Le respondí "No te engañes: Paco sí que sabe vivir en democracia y comportarse como una persona si se lo propone. Además, aunque sea bajito está buenecillo". Claro que entonces no tenía tantas canas. Ni siquiera en del pubis. Hoy en día, ese look sólo calienta sobremanera a Moncho Borrajo, el cual le llamó "mi pequeño petit suisse con canas" en el escenario.

Al cual salió vestido con un top caribeño a bailar eróticamente.

Pero eso es otra historia.

Gracias a peich.

Un dato que sorprendería, a lo mejor, dado el carácter tan rojeras del blog es que, cuando hay un mando de Pleisteichon o un juego de tablero de por medio, Paco es tremendamente competitivo. Irá a aplastarte como sea y, si percibe que varios nos hemos aliado para que no triunfe en el Carcassonne, puede pillar el cabreo de su vida (feck, hicimos un viaje a Carcassonne para jugar al Carcassonne ¡eso es tomarse las cosas en serio!). Sin embargo, cuando desaparecen los mandos y los dados, Paco es la persona menos trepa ever – a pesar de lo que diga Jordi – capaz de cosas como NO saber su sueldo en una negociación o de renunciar a posibles curros porque sabe que algún amigo lo necesita más por estar al borde de circuncidarse con la tapa de un yogur en su trabajo. En serio: las entrevistas de trabajo de Paco serían carne de antimanual de autoayuda.

Otro de esos momentos que definen a una persona lo viví el único año en el que Paco NO pasó el día de Reyes en Algeciras. Él se define como más ñoño que Dios. Y realmente lo es, pero aquel 6 de enero estaba realmente jodido. Apiadándonos de él, un grupo de frikazos lo invitamos a comer en nuestro piso de estudiantes en la calle San Bernardo (ahora reconvertido en una casa de putas que genera continuas pancartas de protesta entre los vecinos). Allí, entre platos de apelmazadas lentejas marca "con este perolo comemos cuatro días seguidos" que eran mi especialidad, comenzamos sin darnos cuenta a hacer un tour de force - ¡he logrado usar ese palabro tan jordicóstico! – de chistes de caca que provocaron el mayor ataque de risa, tos de lentejas y visita apresurada al váter que jamás le haya visto a Paco.

Así que ya lo ven: lo de los chit-tes de olor es una necesidad vital de ente onvre mil veces superior a la de cualquier ser humano. De hecho, creo que es la persona que mejor puede ayudarle a cualquiera – y también a sí mismo - a sobrellevar cualquier desgracia: su don para aliviar la tensión metiendo un chiste de caca en circunstancias bien tremendas es algo que debería estudiarse en tesis doctoral. Y luego, quemar dicha tesis, por supuesto. (Nunca podré entender cómo, en un sitio tan apropiado como una sala de esperas de colonoscopias, no le han ofrecido a Paco un puesto de trabajo para consolar a los escocidos pacientes. Tal vez porque hay mucho gilipollas sin humor en el mundo).

Con la tradición self-loathing del blog, es difícil decir algo de Paco que no esté ya en algún post pero sí que me gustaría destacar que, en última instancia, Paco es el argumento que yo uso en múltiples discusiones con gente – guionistas, sobre todo – que defienden a los actores ingleses porque son "sobrios, contenidos y expresan el verdadero conflicto, no como esos histriones españoles". Creo que, yendo tooooo ciclaooooo se puede tener todavía MÁS subtexto que los mayordomos que poner cara perenne de estar oliendo a pescado podrido. Por ejemplo, Paco está acostumbrado a barrer a cualquiera en discusiones sobre religión, lógica y filosofía, especialmente a su señora madre. Y, con su señora madre, uno de sus deportes es insultar sin piedad a El Ciudadano Soberano (su señor hermano, de nombre Rafael). Sin embargo, durante una visita a Gibraltar – que lo hagan patrimonio de la humanidad YA – Paco perdió un paraguas cutrongo que le había regalado el Ciudadano. Juro por Marx que pocas veces lo había visto más cabreado y más histriónico. Su señora madre se me acercó y me dijo "¿Ves cómo yo tenía razón cuando le tumbaba a Paquito todas sus críticas a Rafael?". Y ahí me di cuenta de que la verdadera ñoñez jamás se confesará con una mirada contenida ni en un post sobre unicornios ni cuadros de Thomas Kinkade, sino estando ciclado. ¡Eso es el subtexto esP-P-Pañol, cojones ya!

En ente bloj no somos de escribir sobre la actualidad. Pero hay que reconocer que esa política tiene dos razones, y ninguno de ellas es buena:
a) Es porque somos tan vagos que así no tenemos que actualizar con las grandes noticias.
b) Es porque así somos super guays de la hostia y nos distinguimos del vulgo que llena sus timelines de twitter con los eventos del día. O sea, que nos comportamos como gilipollas.

Pero la situación actual política en España ha conseguido que algo me cabree más que viendo una película de Malick. Que me hierva la sangre más que mi orto antes de la colonoscopia que tengo mañana. Que esté más atento a la pantalla de televisión que a la delantera de Rucca Page.
Así que hemos decidido publicar esta importante noticia enviada por nuestro corresponsal Marlow:

LOS ESTANQUEROS SALEN EN DEFENSA DE BÁRCENAS
Por nuestro enviado especial en Escocia: Marlow.

Después de una semana de ataques a su persona, el ex-tesorero del Partido Popular ha recibido el apoyo incondicional de uno de los colectivos más influyentes de España, sólo superado por la Asociación de Viudas y Esposas Legales. Por supuesto.

La Entidad Nacional para la Verificación de Estancos Locales, Oficinas y Papelerías Especializadas (E.N.V.E.L.O.P.E) ha emitido un comunicado elogiando su “inmensa contribución” al sector que ellos representan.

“Con la grave crisis que está atravesando España, es muy injusto que la gente ataque – sin justificación ninguna - a una figura que ha sido fundamental en una de las pocas industrias donde este país es líder mundial: la producción y venta de sobres marrones".

Nuestro equipo de investigación puede confirmar que la llegada del Sr Bárcenas a la gerencia de la contabilidad del Partido Popular en el año 1993 cambio la fortuna de industria papelera nacional, pudiendo considerarse una época dorada, o, mejor dicho, “época parda”.

También, la S.T.A.M.P. (Sociedad “Todos Apoyamos la Moneda Pre-constitucional”) agradece al ex-senador, ex-tesorero, ex-político y ex-poliador por echar un cable a sus miembros,  veteranos políticos jubilados de derechas. “Muchos tenían grandes dificultades con el euro, pero por fin podrán ir a 'La Noria' a denegar acusaciones de sobornos en las antiguas pesetas “Como Dios manda”.
Ante estas importantes revelaciones, se han empezado a suceder manifestaciones de apoyo. "Para una vez que alguien levanta un sector industrial en este país, el pueblo pide que se le meta en prisión. Este tipo de actitudes no favorece a los emprendedores", ha comentado una señora en la fila de los Cines Paz de Madrid justo a punto de entrar a ver 'Amour' y exactamente dos horas antes de suicidarse.


La enésima noticia mala para la economía española ha sido recibido con júbilo en Londres. El Primer Ministro, David Cameron, anuncio:

"A pesar de compartir ideas politicas conservadoras, aficion por la gomina y mi naturaleza reptil con el P.P. español, no voy a ocultar mi felicidad. Después de haber subvencionado la película de Garcí sobre Sherlock Holmes, el Partido Popular merece la ruina absoluta. Ademas, el hundimiento ibérico baja el precio de nuestras importaciones españolas, como villanos de las pelis de 007. Hace cinco años, solo pudimos pagar a Fernando Guillén Cuervo, que era tan inútil como la peli donde salió - "Quantum of Solace". Pero el año pasado, gracias a las políticas económicas de Rajoy, fuimos capaces de fichar al oscarizado Javier Bardem para imitar al hermano gay de los Morancos y, así, garantizar el éxito mundial de "Skyfall".

Por su parte, José Luis Garci sólo ha podido comentar:
"¡Hostia!"

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget