septiembre 2013

Ahora los gafapastas ya no llevan gafas de pasta como seña básica de identidad. Más bien han elegido distinguirse por sus barbas amediocamino. Esto es: que ni son recortaditas en plan Sean Bean ni llegan a la épica de un Gandalf de la vida. O, en resumen, lo que viene siendo una puta mierda. Porque sólo hay dos opciones inteligentes si te dejas pelo en la cara: La primera es dejarlo todo cortito para poder controlar la cantidad de sopa y cachos de trisketos que se quedan a vivir por allí y para poderte sacudir con facilidad el vello púbico tras un sabroso cunnilingus. La segunda es que, ya puestos, vas de perdido al río y te marcas un mayestático Panorámix. O mejor todavía: un bajista de Phil Collins:
Pil es el mejor hasta escogiendo músicos
Parece ser que la última moda de los barbachunga estos (¿me pregunto qué harán ahora las mujeres hipsters?¿Hacerse trencitas con los pelos del sobaco?¿Tatuarse un bigotíns?) es apuntarse a una de las tontadas retro más imbéciles que he escuchado.

No estoy hablando de comprar vinilos. Hasta cierto punto, es una afición que entiendo. Tampoco hay tanta diferencia de sonido si el LP está limpio y, de todas maneras, no se rayan, pues se compran para no ponerlos, dado que de todas maneras ya te has bajado el disco de internet. Se trata más bien de un backup analógico por si un buen día se acaba la civilización porque por fin Cthulhu, harto de ver 13TV, se ha levantado para sodomizar a todos los neocons del mundo. Además son objetos grandes y bonitos que se pueden enmarcar o, en el caso de ser un disco de Los Planetas, reutilizar como bolso, frisbee o arma arrojadiza contra zombis.
Vamos, que sólo estoy auto convenciéndome de que no soy gilipollas por tener esto. Y MÁS.

Pero lo de comprar VHS por moda es tan lamentable como hacerse con la colección de Los Romeros de la Puebla en casette. Este diabólico formato que tantos recuerdos nos trae era, reconozcámoslo ya, una puta mierda. Se veía como el culo, se degradaba más que un parque infantil en Las Barranquillas y a menudo era devorado sin piedad por cabezales caníbales de los reproductores. De hecho, cuando empezaron a aparecer películas para compra directa sin pasar por el videoclub yo, a pesar de tener una vida que sólo giraba en torno al cine y al Spectrum, apenas compré ninguna. Por supuesto que grababa. Pero lo de tener original un formato que ya sabía que caducaba más rápido que un meme de forocoches me parecía un gasto idiota. Mis únicas excepciones fueron un puñado de películas que adquirí para ver algo en inglés y mejorar mi habilidad con el idioma (los títulos fueron ‘La Guerra de las Galaxias’, ‘Un Pez Llamado Wanda’, ‘Willow’, ‘Cita a Ciegas’ y ‘Están Vivos’), la versión de ‘Metrópolis’ de Moroder (o sea: LA BUENA), unos videoclips de Mike Oldfield y Dire Straits (¡Que no había Youtube en esa época y mis amigos estaban ocupados comprando VHSs de Depeche Mode!) y ‘Nunca había hecho esto antes’, estrepitoso truño con Nina Hartley que os aseguro que fue amortizado. O sí. Mucho. Demasiado incluso. Todavía me sé los diálogos. Eso es triste.

Pero, so capullo (diréis): ¿y qué pasa con las películas que nunca se editaron en DVD?

Pues a ello vamos.

Por lo que sé, el coleccionismo hipster no está especialmente preocupado de eso. Porque lo de las películas raras es dominio de depravados. Gente como mi queridísimo acosador Garringo, obsesionado por encontrar el doblaje español de todos los spaguetti westerns del mundo, o, peor aún, José Viruete y las estanterías de su casa a las que las cintas de vídeo le otorgan un acogedor aspecto de síndrome de Diógenes. O incluso el idiota que escribe esto y habla de sí mismo en tercera persona. Cierto es que sólo lo he hecho dos veces, pero que sepáis que por una buena causa: sin el mercado de segunda mano de VHS no tendríais el Videofobia Z de ‘Bárbara la Bárbara’.

¿Y todo esto a qué viene? Pues a que hay ahora un buen puñado de documentales sobre el fenómeno del VHS. Sobre cómo cambió la forma de consumir cine. Cómo hizo ricos a los reparadores de cabezales destrozados. Cómo hoy en día hay gente capaz de pagar mucho dinero por algo que se ve como el culo y que sabes que tarde o temprano acabará en un torrent o, peor todavía, editado en DVD.

Y es que en uno de esos documentales me enteré que se llegó a pagar 700 dólares por una película.

Setecientos dólares.

DCC dólares.

Así que, si era tan rara como para alcanzar esos precios en EBay, ya os podéis ir haciendo una idea del tipo de persona capaz de soltar tanta guita. ¿Acaso esperáis que un fan de Angelopoulos o Manoel De Oliveira (¡único director del mudo en activo!) haga tal desembolso por una obra artít-tica perdida? No, joer. Estamos hablando de un coleccionista de caspa de la chunga.

Pero chunga, chunga.

Pero chunga, chunga, chunga.

Vamos a ver: si la hubiera visto hace más de dos meses, habría pensado que es lo peor de la historia. O al menos parte de un panteón de empate técnico con cosas como ‘A Night To Dismember’. Pero claro: recientemente me tragué junto con Viruete, Oso y una mujer cuyo nombre no revelaré para no joder sus oportunidades futuras de un empleo decente, la ovra gitana ‘Una familia con mucha marcha’, cosa que sólo se puede considerar película porque el director lo dice a cámara antes de empezar y porque su abuela no para de hablar refiriéndose a las imágenes del averno que estábamos viendo como tal. De hecho, cuenta la leyenda que el perturbado extremo del director llevó a una distribuidora este vídeo casero plagado de congelados y zooms al camel toe de su hermana adolescentes (no preguntéis: es tan incómodo como suena). Allí dijo que “Sus véis la película pa ponel-la en sines, que yo vuervo la semana que viene y si no me disís nada, sus quemo el chiringuito”. Nunca volvió, pero el DVD acabó recientemente en mis manos.
Abuela from vídeo casero hell
Y NO queréis una copia. En serio. Cuando digo que Viruete, Oso y yo atestiguamos que es la cutrez más insoportable que hemos visto, tenéis que escucharnos. Que pensamos en ponerla en una Monstrua o una Cutrecon, pero nos da miedo que haya gente entre el público que comience una agradable masacre o se empiece a convertirse en demonios a lo Lamberto Bava.

Así que olvidad este paréntesis de dos párrafos (que a veces divago más que Cospedal explicando la teoría de supercuerdas) y volved a la mierda amateur que nos ocupa. La de 700 dólares. Que, con tanta tontería, todavía no he dicho cómo se llama.

Se trata de ‘Tales from the Quadead Zone’. O sea, ‘Historias de la Zona Cuamuerta’. ¿Que qué cojones significa ‘Cuamuerta’? Pues se trata de un palabro inventado por el visionario director, que se adelantó en varios lustros a los ejecutivos drogadictos de Hollywood que decidieron que eso de ‘TETRAlogía’ era muy culto y que molaba más decir que ‘Alien’ era una ‘Quadrilogía’. Personalmente, lo del prefijo ‘quad’ me recuerda más bien a canis del Campo de Gibraltar y Barbate conduciendo estos inventos motorizados sólo ligeramente más ridículos que el Sinclair C5 para ir a buscar fardos de contrabando a la playa.

El responsable de esta y muchas otras ideas que sólo pueden entenderse como producto de una intoxicación con Pato WC fue un tal Chester N. Turner, conocido en su barrio de algún lugar de Illinois como Chester ‘Negado’ Turner, Chester ‘Nerd’ Turner o Chester ‘Métete la cámara por el culo’ Turner.

O, como en todas las pandillas, El Negro.
El paquete de Chester…

… es más conocido por su película ‘Black Devil Doll From Hell’. Se trata de uno de los primeros clásicos de la hilaridad rodado en, como no, VHS. Con el micro de la cámara, claro. Una experiencia que ya relataron en Cine Cutre en este post. Resumiendo: sonido espantoso. Actores a la altura. Sexo entre un muñeco y una señora con pelos infames. Y música de Casio VLTone tocado por un parapléjico. Por un parapléjico manco. Todo lo que hace que se quiera ver una película.

Su siguiente y última ovra colonoscópica fue este 'Tales From the Quadead Zone'. ¿Aprendió algo de técnica cinematográfica en el interim? Estáis en este blog. Sabéis la respuesta.

La película comienza con una dedicatoria de Chester a su padre. Lo cual indica la sinceridad del empeño. Y esto, en la época en la que el ‘cine jajamiraquerisaquemalo’ está personificado sobre todo en cosas como ‘Sharknado’, es de agradecer. Porque la mierda sincera es la que mola. Por eso ‘The Room’, ‘After Last Season’ y ‘Birdemic’ son tan jrandes.

No es el caso de 'Tales from the Quadead Zone'. Porque esto es muy aburrido. Hay cierto entretenimiento en la total estupefacción que causa pensar cómo alguien ha podido cometer semejante crimen audiovisual. Pero, a pesar de apenas pasar los 60 minutos, se hace muy cuesta arriba.

Tras la dedicatoria, comprobamos rápidamente si Chester ha mejorado sus capacidades como músico. Y me alegra decir que esta vez no parece estar todo interpretado y compuesto por un parapléjico manco, sino por un parapléjico manco psicópata coleccionista de cadáveres:

La película es, como era de esperar, una antología de historias que le lee la protagonista (que también era la actriz principal de ‘Black Devil Doll From Hell) a su hijo fantasma. Al niño no lo vemos ni lo escuchamos, pero de vez en cuando le mete un resoplido a la madre que le mueve el flequillo mientras ella pone cara de orgasmo, lo cual, si lo piensas bien, es muy turbador y, si lo ves, muy turbador y grimoso gracias a las gafas cockblocker King size que lleva la buena munhé.

La primera historia es sobre una familia que se sienta a la mesa. El patriarca toca una campanita y los hijos se lanzan a por un bocata de pan bimbo. El más lento, se queda sin comer. Así que un día el hijo más gordo, que se ve que tiene el mismo desequilibrio hormonal que Hurley en Perdidos, se harta de pasar hambre, coge un trabuco y mata a varios hermanos. Repite la operación otra vez. Sobre la imagen congelada de las caras de los personajes, nos dicen que unos murieron y otros están en el sistema de protección de testigos. Lo cual, si lo piensas bien, no tiene demasiado sentido. Y, si lo piensas un poquito más, se te sale el cerebro por la uretra.

Y fin. Esa es la primera apasionante historia. La segunda narra las aventuras de unos señores que roban un cadáver de la morgue. Hablan un rato, no entiendo nada porque sólo se escucha el sonido del ventilador de la cámara y uno se queda solo con el muerto. A continuación, el tío se marca un Cinco Horas con Mario contando su vida al cadáver. Desde luego, parecían cinco horas. Feck: me pasé tres niveles del Candy Crush mientras el señor no paraba de hablar y descojonarse y sólo saqué la conclusión de que a lo mejor era su hermano. Pero no estoy seguro. En algún momento entre el nivel 236 y el 237, el prota viste al muerto de payaso antes de irse a cavar su tumba. Por supuesto, se levanta zombi y empieza a hablar como si se hubiera tragado una recreativa de Space Invaders estropeada al tiempo que lucha por mantenerse enfocado.

Mata al hermano y fin.

La tercera historia que le cuenta la madre al niño… ¡No existe! Lo cual es a nivel conceptual lo mejor de la peli: estas antologías de relatos suelen tener un número determinado de cuentos y una historia que sirve de prólogo y epílogo. El Chester pasa de todo: convierte a la madre y el niño fantasma en los protagonistas de la tercera narración. ¿Cuál es entonces el cuarto cuento que anuncia el título, preguntaréis estupefactos?

¡NINGUNO! Era el cachondo del Chester, troleándonos antes de que se inventara el troleo. Por segunda vez, un visionario.

La historia de la madre alcanza los mismos niveles de complejidad que las anteriores. Llega su marido para tomarse las lentejas. Le mete dos hostias. Ella se lo carga y le da por hacer un perturbador baile que sin duda arrasaría en las fiestas de Arkham Asylum:

Luego, se suicida cuando llega la policía y 21 horas después se reúne como espíritu con su hijo. ¿Por qué precisamente 21? Porque… yo qué sé. Porque lo dice Hans Magnus Enzensberger. Por eso.

Un final feliz que se queda empañado por una última nota de terror: los créditos, en el estilo de ‘Cromwell Rey de los Bárbaros’ o 'Bookaroo Banzai', amenazaban una secuela que nunca se hizo. Pero, misteriosamente, este desastre condenado al olvido ha tenido una segunda vida. Tras el éxito entre perturbados de ‘Black Devil Doll From Hell’ y el hecho de haberse convertido en el video más caro (haciendo raccord, de una película rodada precisamente en vídeo), una editora estadounidense ha rastreado al director y va a editar su filmografía en DVD este octubre.

Así que ahora hay un señor que tiene una película espantosa, con una portada espantosa, en un formato espantoso por 700 dólares. Y ya ni siquiera puede vacilar a sus tres conocidos por internet que también son coleccionistas de ser el único que la posee, porque ya hasta estará en DVD y pronto fácilmente disponible en todo tipo de torrents y con mejor calidad. Pero claro: también es verdad que si este pobre perturbado no hubiera cascado ese dinero, la película no habría sido legendaria y quizá no se habría editado en formato digital. Se podría decir que tenemos eso que agradecerle. Se podría.

Se PODRÍA.

Pequeño parón en el ritmo de actualizaciones. Momento que aprovecho para tirar de archivo y sacar el tercer Videofobia Z. Por motivos de exceso de trabajo, tanto el próximo capítulo de la serie principal como una especie de corto que vamos a realizar los mismos implicados se han aplazado, sobre todo teniendo en cuenta que finalmente se ha confirmado la emisión de un nuevo Cine Basura en directo desde Sitges del que os informaremos en profundidad colonoscópica en breve.

Mientras tanto, aquí tenéis la mejor escena con monstruo de la historia. Bueno: quizá no sea la mejor. Pero mola mucho. El caso es que grabamos los dos otros Videofobia Z y, como sobraba tiempo, miramos en el disco duro de Viruete a ver qué mierdacas había. Le dimos play cuando salieron unos zombis con pantalones vaqueros… y éste fue el resultado. La cosa, titulada ‘The Spidey Satan’ es tan rara que ni encuentro el cartel por Google para ilustrar el post:


Actualizado: José Luís Vega nos manda el cartel:
¡Suscribíos a nuestra página de Youtube: https://www.youtube.com/user/TheVideofobia!


Hotter than hell
En ente vlog de rojos de mierda no vamos a negar lo evidente: la izquierda lleva – llevamos – un buen puñado de años viviendo en el desencanto. De cuatro años a esta parte, muchos han comparado "la felicidad que me causa la socialdemocracia" con la ya clásica circuncisión casera con la tapa de un yogur. Y no les falta razón.

El problema es que, cuatro años después, el nivel de las alternativas se ha demostrado cuarenta y dos pasos más allá de lo deplorable. Por una parte, tenemos a los nuevos expertos en matemáticas que han descubierto que la situación económica de España se arregla bajándole el sueldo a los políticos. Por otra, los que consideran que el sector público, vía corrupción, es el causante de todos los males y, en pleno arrebato "izquierdoso militante", decidieron, en su día, llenar los muros de Facebook con esta imagen:

Camarada Rand
Luego, por supuesto, están los que vociferan un "no nos representan". Eso sí, cuando toca ofrecer ideas que deban ser representadas, se quedan en una vaga ecología – o, peor aún, cliclismo - que "no ofenda ni a la izquierda ni a la derecha". "Porque la indignación no tiene ideología".


Me da por pensar que, dentro de otros cuatro años, el discurso no va a evolucionar mucho, así que, en este 'Mes tocacojones', nos planteamos una nueva alternativa.

¿Por qué no hacerse del PP?

Reflexionándolo ante una relaxing cup of café con leche, Paco y yo encontramos 10 motivos que, a nuestro leal saber y entender, deberían bastar para considerarlo una alternativa claramente superior a todo lo visto de cuatro años a esta parte. Y juzgamos un deber (in)cívico compartirlos con ustedes. Follow us on this dark ride!!!

10. Plagian con criterio

Como Led Zeppelin nos demostraron en el segundo post de 'el mes tocacojones'… ¡plagiar mola! En esencia el primer disco de Zeppelin era lo mismo que el primero de los Stones: un álbum de versiones que reinventaba el rock llevándolo todo a otro nivel. De la misma forma que Falcon Crest superaba a Dinastía y Sabrina a Samantha Fox, los Stones le dieron la forma definitiva al rock, y Led Zeppelin al cock rock. Pero Page gana a Jagger/Richars por añadir una capa extra de desvergüenza al no acreditar, como buen corrupto, a los autores originales.

Bien, pues en el caso del PP, ganan tanto a Zeppelin como a los Stones porque añaden la calidad sublime ¡de plagiar el tema central de una peli italiana chunga!


Dicho esto, también es cierto que no son los vencedores absolutos en esta categoría. Su némesis particular – el nacionalismo catalán – les golea fusilando 'Els segadors' de una plegaria judía. ¡Pero mejorándola notoriamente! ¿O cómo vamos a definir, si no, el cambiar las alabanzas al señor por desangrar a opresores castellanos con un buen golpe de hoz? Joder, pues con nuestra clásica expresión: "favorecer la acción".




9. Nadie se la ha metido doblada mejor a un progre


Uno de mis autores de tebeos favoritos – el gabacho Philippe Vuillemin – en una inspirada viñeta, retrató una fiesta de progres en la que una señora le decía a otra "Yo… ¡es que no soporto el fascismo!". Sí, en el tono que todos piensan. La historia evolucionaba y veíamos cómo un invitado chileno a dicha fiesta, que se decía familiar de Víctor Jara, masacraba algunas canciones revolucionarias a la guitarra para acabar tirándose a unas cuantas señoras de la gauche divine. Al final, el invitado volvía a Chile y allí descubríamos que era un torturador de Pinochet, que le explicaba a otro colega lo fácil que era beneficiarse a izquierdosas de salón francesas tirándose el moco revolucionario.

Muchos insultaron a Vuillemin – que tiene el honor de tener una obra secuestrada y destruida por la justicia española, además de despellejada por Jordi Costa – de exagerado y de hacer una caricatura injusta de la progresía. Al fin y al cabo, no son gente tan superficial cuya ideas sean un "quedar bien estéticamente enviando SMS sobre la ya olvidada saharaui Aminatu". O eso creíamos.


Durante años, mucho biempensante elogió las buenas maneras y mejor talante de dos señores del PP. Feck, hasta en la revista Zero osaron dedicarle una portada propagandística al mejor amigo de los gays dentro del Partido Popular (que hizo que mi amigo Marcelo abandonase la redacción de esa revista: el tiempo le dio la razón).

¿Hace falta que diga quienes eran esos señores? Sólo por haber puesto tan bien en escena ese cómic de Vuillemin, me veo obligado a superar el asco cósmico que me producen Wert y Gallardón para decir "al César lo que es del César" y entrar a Génova a recoger el carnet.


8. Sin laca, no hay virtud 


La izquierda lleva excesivo tiempo tomando elecciones estéticas desacertadas: todo empezó el día que se renunció al sonido de la viril lucha obrera de The Clash para abrazar basuras como 'Contamíname' o Carlinhos Brown. Eso, por no hablar del ostracismo practicado hacia el bigotón (¡Ah, esa Italia, en la que las únicas personas íntegras de todo el país – los jueces antimafia que, invariablemente, terminaban asesinados – hacían del mostacho el símbolo de los VALORES!).


En ese contexto, siempre hemos confesado que, en ente vlog, nunca hemos podido insultar el independentismo filoterrorista vasco todo lo que nos hubiese gustado debido al hecho de que difícilmente se podrán encontrar más bigotones CON mullet que en una reunión de la sección femenina de Batasuna.

Pues el mismo razonamiento vale para el partido que sigue practicando la máxima de Pitita Ridruejo "Sin laca, no hay virtud". Aunque la apoteosis estética de Isabel Tocino tarde MUCHO – posiblemente, nunca - en ser igualada.

The sky's the limit.

7. Quien tuvo a Don Manuel, retuvo

Me da igual que TODOS los militantes del partido tirasen la queimada que elaboraba Don Manuel a la maceta que tuviesen más cerca cuando notaban que el huracán de Villalba no miraba. Aún tienen que pasar décadas para que la impronta de ese onvre, que tanto me marcó como persona, desaparezca de Génova. No es tan fácil de suprimir como un disco duro cualquiera.

Si no me creen, cojan un tablero de Ouija y pregúntenselo a Karina Falagán.

Ahora, juntos en el cielo. ¡Conviértanse ya!


6. Apoyan la teoría de supercuerdas

Cierto, han terminado de dar la puntilla presupuestaria al CSIC, aunque en eso tampoco se diferencien en exceso de los recortes a la ciencia de ZP en su día. Mal que nos pese, Sheldon Cooper no ha logrado terminar de convencer a un amplio sector de la ciudadanía del sex appeal inherente a la física teórica.

Pero, por lo menos, el PP ha logrado concienciar a casi toda la población española de la necesidad absoluta de profundizar en el conocimiento de la teoría de supercuerdas. Porque solo desde presupuestos como la existencia de catorce dimensiones espaciales y dos temporales pueden entenderse cosas como ésta:


O ésta, logrando una nominación a 'onvre del año' en el proceso:


Pero, en honor a la verdad, la constatación máxima del apoyo del PP a las supercuerdas se resume en una frase de nuestro amado y erudito Supersantiego: "A Rajoy no le comprendéis porque es gallego" (FIN DE LA CITA).

Y es en esas dos dimensiones temporales donde su sube y se baja a la vez por la escalera.

5. Son los que de verdad apoyan al gran arte


Que nadie se engañe: lo de subir el IVA cultural del 4% al 21% no es, en puridad, un ataque a la cultura. Cierto: con esa medida se logra que quiebren muchos negocios basados en márgenes mínimos. ¡Pero es que la idea es la de amputar el servil artisterío pro-PSOE para reemplazarlo por la gente buena de verdad!

Porque, que nadie se engañe: el liberalismo, una vez llegas a detentar un cargo público, NUNCA puede existir. Siempre caerás en la tentación de usar el dinerito que ponen a tu disposición. En ese sentido, los lectores de La Razón deberían abandonar esa tontuna de "las vergonzosas subvenciones al cine español" y, sencillamente, dedicarse a jalear que el dinero público se le dé a nuestro ídolo: José Luis Garci. ¿Puede el PSOE decir "gracias a mí existe 'Holmes & Watson: Madrid Days'? Pues eso.

Los filtros CSI: Miami de 'Sangre de mayo' también nos valen.

Aparte de Garci, el PP se reivindica por el apoyo de GIGANTESCOS artit-tas de bien, como Julio Iglesias haciendo campaña con Zaplana, Bertín Osborne o Arturo Fernández. Pero, sin duda, la 'trump card' es esa fuerza de la naturaleza que se ha ofrecido a ser la artit-ta oficial del PP:


¡Sí señor! El mejor eco dance de las proclamas liberales de Don José María Aznar. ¿Qué es eso de la DGT queriendo conducir por ti? ¿Qué son esos controles de alcoholemia que quieren fijarte tus límites físicos como si estuviésemos en un estado estalinista?


Así, de la misma forma que Steve Jones de los Pistols quería ser Johnny Thunders que quería ser Keith Richards que quería ser Chuck Berry que quería que las señoras del público coreasen canciones picantonas sobre su finstro, pues el arte del PP hace que Leticia Sabater quiera ser Aznar que quiere ser Sammy Hagar en su mejor momento:


Si esto no es EL partido que de verdad apoya al arte, me comeré mi Telecaster rosa. (No tengo una Telecaster rosa, así de convencido estoy).

4. Es un partido que practica el género "¡¡¡Era yo!!!"

Si no han leído uno de los artículos fundacionales de ente vlog – el género cinematográfico "¡¡¡Era yo!!!" – háganlo ahora. Es largo, pero necesario.

Bien, ¿lo han leído ya? Pues ahora díganme si este momento histórico de Rajoy merece o no pasar con honores al canon de los mejores momentos "¡¡¡Era yo!!!" ever o no:


Sin embargo, Mariano es derrotado por goleada por Ana Botella, aunque su ovra maent-tra del "¡¡¡Era yo!!!" no sea tan conocida. Dicha performance consistió en poner una multa a un ciudadano madrileño que hablaba por el móvil al volante – nos parece una actitud poco liberal pero, en fin, la ley es la ley – para, acto seguido, ponerle una segunda multa. ¿El motivo? Muy sencillo: la sanción era por haber presenciado un acto delictivo y no denunciarlo. "Señor policeman, el infractor al que deben multar… ¡¡¡era yo!!!".

A ver si algún rojo de mierda puede superar eso.


3. Saben hacer una cortina de humo como Peich manda

En el flim 'La cortina de humo' de Barry Levinson, Dustin Hoffman demostraba que organizar una gorda podía ser un gran arte comparable a las dotes como performer de Leticia Sabater. En 'Canadian Bacon' – una comedia sobre una falsa guerra con Canadá para tapar follones del gobierno USA – Michael Moore nos demostró que las cortinas de humo podían provocar una apoteosis de la risión comparable a las dotes como performer de Leticia Sabater.

Y, en pleno cristo judicial por el asunto Bárcenas, el PP ha demostrado conocer las más sagradas esencias cinematográficas patrias para que Michael Moore y Barry Levinson no tengan más remedio que levantarse de sus asientos a aplaudir:


Así es: Manolo Summers y su inmarcesible 'To er mundo é… ¡mehó!' han guiado la política de Mariano para que podamos disfrutar a fondo de Gibraltar. Porque, ya lo saben, en ente vlog defendemos a muerte que Gibraltar sea inglés. Pero tal característica no tendría sentido sin que exigiese gritar, obligatoriamente, "¡Gibraltar español!". Gracias de nuevo, Marianiño, por hacernos disfrutar como se debe del lugar más mágico de Europa.

2. Luis Bárcenas: un tesoro nacional

Blake Edwards: ¿Sabe cuál es el secreto de la comedia?
Entrevistador: ¿Cuál es?
B.E.: El timing. Ahora, pregúnteme usted cuál es el secreto de la comedia.
E.: ¿Cuál es el se…
B.E.: ¡El timing!

"Genio", "Genio del mal", "Jefe", "Puto Amo"… No hay suficientes calificativos para mostrar nuestra admiración sin límites hacia Luís Bárcenas. Y Blake Edwards, si pudiese, le daría el papel de Clouseau en su decimoséptimo exploit de la saga.

Excitando la imaginación de la ciudadanía

Todo es sublime en su performance, empezando por su sentido del timing – cómo, poco a poco, va administrando las pruebas en su poder – así como del suspense – "tengo grabaciones que joderán vivo a alguno de vosotros, pero primero debéis mentir al juez sin saber a quién le tocará la lotería" – y eso por no hablar por su capacidad para los "twist" sorprendentes de guion. ¿O cómo describir, si no, su demanda contra el PP por despido improcedente? ¡Shyamalan nunca llegó a tanto!

Cada aspecto de su performance está medidísimo: en su día hablamos de las mejores presentaciones de personaje en ente vlog, ¿Cómo definir, entonces, ese momento en el que sus primeras palabras al juez son "Señoría, ¿podría ponerme la corbata antes de testificar? Es que, en la cárcel, no se me autoriza a llevarla?".

En el camino, nos ha regalado una iconografía tan irrepetible como inolvidable: ninguno podremos ver de igual forma ni los sobres (que se lo pregunten a Marlow) ni los peritos calígrafos. Ha demostrado que hay una corrupción buena (la que se hace con su ESTILAZO de ultimate boss) y una mala (la puta mierda del resto, incapaces de generar la millonésima parte de su espectáculo).

Y de lo que no nos cabe ninguna duda es de que aún hay Bárcenas para rato: como los grandes artit-tas, será capaz de reinventarse y seguirnos sorprendiendo, alterando de forma irreversible el tejido de la realidad y de los buzones de correos.

¿Qué respuesta tiene el PSOE a eso? ¿La puta mierda de los ERE? Por favor…


1. Ser feliz

Hablando de "respuestas"… Hay algo que nos cuesta mucho a los ateos, y es contraatacar cuando nos hablan de la paz de espíritu que los creyentes tienen gracias a saber que hay una vida posterior (no incluyo la basura de cielo musulmán en el que, como nos demostró Uwe Boll, sólo un puñado de amigos de Bin Laden pueden repartirse unas cuantas vírgenes).


Esa envidia también es extensible al PP: los votantes de izquierda viven constantemente cabreados y decepcionados. TODOS los votantes del PSOE meten su papeleta sin ilusión – ya se la quedó toda Felipe – y tienen que ver cómo Rubalcaba defiende que la Constitución EsP-P-Pañola fija un techo de déficit que nos convierte en un país neoliberal desde nuestra carta magna. Eso, por no hablar de los votantes de Izquierda Plural, que ya han descubierto que lo de "Unida" era tal cachondeo que más valía no ocultar las eternas discusiones bizantinas de sus congresos.

Joie de vivre
¡Qué diferencia con la paz de espíritu que produce el tener a "tu" PP en el gobierno! La crisis seguirá ahí, haciéndote perder tu trabajo, pero sabes que estás en el mejor de los mundos posibles. Tu inteligencia ya te hacía ver el "subtexto" tras las promesas electorales que sólo un rojo interpretaría como "incumplidas". Todo lo malo es la "herencia recibida". Y da igual que hay poco margen de maniobra por culpa de Angela Merkel: con una par de detalles homófobos puedes darte por satisfecho. ¡Y no como esos izquierdistas, tan hambrientos de reformas, que terminan gritando PPSOE en su desesperación! ¡Esos tristes partidos de la izquierda que logran que feministas, apuntadas al grito de PPSOE, digan que la ley del aborto de Gallardón es algo "cosmético y anecdótico" en absoluto diferente de la de ZP! (juro por Peich que he oído esas cosas: la debilidad mental del PPSOEismo es lo que tiene).

"¿Alguien se cree que de verdad hemos perdido?"

Realmente, en esta época tan proclive a la desesperación… ¿a quién no le gustaría creer en el PP, de la misma forma que el amor de Jesucristo te dará la vida después de la muerte? ¿Hay algún motivo mejor para afliarse?

Y con estos diez motivos queda demostrado inapelablemente por qué, a día de hoy, no existe mejor alternativa que hacerse del PP.


Y, si quisiese, podría demostrar todo lo contrario.


Vuelve Jaime, nuestro nuevo agente infiltrado en Dublín, con una secuela de su primer post sobre sordideces irlandesas que atrajo a algunos simpáticos trolls... ¡gallegos! Es curioso como cada vez que hemos hecho chanza de ciertas particularidades nacionales o regionales, sólo nos han insultado éstos o andaluces. ¡El fin del tópico! ¡Ánimos, vascos y catalanes, que os quedáis atrás en este Mes Tocapelotas!


Podríamos comparar los deportes gaélicos irlandeses a tener tres uniformes diferentes de Star Trek en el armario. Resulta difícil de explicar, a mucha gente le suena vagamente familiar, pero lejano, no ayuda nada a la vida sexual y, sin embargo, es algo extrañamente irresistible para la persona adecuada. Pero dejemos ya de hablar de mi.

Los deportes gaélicos son una particularidad de Irlanda, pero al contrario que la lluvia y la Guinness, se les conoce menos fuera de la isla. En particular, vamos a hablar de fútbol (gaélico, por supuesto) y de hurling, por ser los más extendidos y populares.

DEPORTES ANCESTRALES

Ambos deportes han sido practicados desde hace tiempo en la isla. Hay registros de fútbol en el siglo XIV, y en el caso del hurling, muchísimo más antiguos, pues se cree que se lleva practicando alrededor de 3000 años. El héroe más importante de la mitología celta, Cú Chulainn, jugaba al hurling. De hecho, tiene importancia en “Cómo consiguió su nombre” (nombre de película de Disney)

El nombre de nacimiento era Sétanta, y, después de un partido en el que demuestra su onvría, es invitado a casa de Chulann a la cena por un vasallo. Al llegar, el perro guardián de la casa lo ataca y Sétanta lo mata metiéndole un sliotar por la boca y atragantándolo. Chulann se queda muy triste, porque era una bestia, pero era SU bestia, Sétanta entonces decide hacerle de perro, guardará la casa y traerá las zapatillas y el periódico hasta que encuentre a otro, y toma el nombre de Cú Chulainn (el perro de Chulann). Uno sólo puede imaginar que, de haber tenido Chulann un hámster, este EPICO!!! nombre de guerra hubiese perdido enteros.

Este tipo tenia más bien mala leche, y cual tertuliano de Sálvame, entraba en un frenesí asesino llamado ríastrad  que no distinguía amigos de enemigos. Algo así como un Romano Puppo celta. Tan tremendo era, que, al palmar (atado a una piedra para morir de pie), sólo se atrevieron a acercarse cuando vieron que se le posaba un cuervo y no pasaba nada. E incluso entonces, al cortarle la cabeza, se le cayó la espada y cortó la mano de Lugaid (el “malo”, para entendernos). Lo que se dice un pieza.

Muerte de Cú Chulainn. Valors.
Una pequeña disertación. Aquí en Dublín los cuervos son abundantes y dan bastante mal rollo (al menos a mí). La cadena de “chunguez” de las aves en enta ciudad es patos < palomas < gaviotas< cuervos < cisnes. Los cisnes son una aves malignas y peligrosas. Son grandes, te pueden romper un brazo de un picotazo, muy territoriales y gustan de hacer el mal. Un cisne quemaría tu casa, echaría sal a tus campos y pondría tu cabeza en una pica para mostársela a tu madre si con eso consiguiese hacer reir a sus crías. No confíes nunca en un cisne.

-Cisne, ¿qué es lo mejor en la vida? 
- Aplastar tus enemigos, verlos postrados ante ti y oír los lamentos de sus polluelos.

El organismo principal que se encarga de organizar todo esto de los deportes es la Gaelic Athletic Association, GAA, fundada en 1884, y cuyo objetivo es promocionar no sólo los deportes gaélicos, sino también la cultura tradicional irlandesa (baile, música, idioma irlandés, beber pintas a docenas, etc), y, en general, “promover Irlanda” con cosas como exigir que los fabricantes del equipamiento sean empresas irlandesas o fortalecer la visión de la Irlanda de 32 condados, dentro y fuera de la isla. Como se puede apreciar, es un organismo eminentemente nacionalista.

Un detalle importante es el hecho de que todo el deporte es amateur. Ningún jugador cobra por jugar y el hecho de que se juegue “por el honor” es algo muy importante. Todo el sistema está hecho para que los equipos no tengan forma humana de fichar jugadores. Y que los jugadores tampoco puedan elegir dónde juegan.

Hay dos tipos de competiciones, las de clubes y las de condados. Las de condados funcionan como una selección de los mejores jugadores de los clubes del condado. Pero esto requiere otra explicación acerca de los condados.

LOS CONDADOS, ESOS GRANDES DESCONOCIDOS

Tomemos un poco de aire antes de contarlo.

La isla de Irlanda es compartida por dos estados, Éire/Irlanda (normalmente diferenciada como “República de”, aunque NO es su nombre oficial) y UK (Irlanda del Norte). Irlanda (la isla) está dividida tradicionalmente en 32 condados. Estos condados son obsoletos administrativamente. Del Norte se compone de 6 condados tradicionales y está actualmente dividida en 26 distritos. República De contiene los 26 condados tradicionales restantes, pero actualmente se divide en 29 condados y 5 ciudades. Por ejemplo, el condado tradicional de Dublín se divide ahora mismo en Fingal, Dún Laogharie-Rathdown, Ciudad de Dublín y Dublín Sur.
Los condados (tradicionales) se agrupan en cuatro provincias, Muster (sur, seis condados), Leinster (este,  12 condados), Connacht (oeste, 5 condados) y Ulster (norte, 9 condados). El que esté prestando atención hasta aquí verá que Del Norte comprende 6 de los 9 condados de Ulster, así que no es correcto usar Ulster como sinónimo (por ejemplo Donegal está en Ulster, pero es parte de República De, no de Del Norte)

Todo este sistema de condados y provincias está totalmente en desuso de manera oficial. Pero si le preguntas a alguien que viva en Swords, te dirá algo como “Feck County Fingal!!! This is County Dublin” (Por más que exista un equipo Fingal, que juega en una división inferior) Quicir, la gente sigue teniendo en la cabeza estas organizaciones y están presentes en todos lados.

Provincias y condados. ¡Hazte con todos!

Una vez dentro de un condado, estos se subdividen en “parishes” (originariamente, las divisiones en parroquias católicas). Cada condado tiene su forma particular de organizar esto, pero básicamente, según la parish en la que hayas nacido / vivas en el momento de empezar a jugar, tienes un club asignado. Cada club tiene un “caladero” de donde puede conseguir a sus jugadores. Y no puedes cambiarte de club.

Bueno, teóricamente es posible, pero viene siendo como ligarse a Christina Hendricks. Sin salir de España.
Por supuesto, cada club pertenece a un condado, así que el equipo del condado puede seleccionar a sus jugadores de allí. Curiosamente, cambiar de condado es algo más fácil. Algo tipo ligarse a una guapa pelirroja viniendo a Irlanda. Jodidísimo (ambas: ligar y que sea guapa), pero algún caso documentado hay. Pudiese darse el caso que juegues en un club de un sitio y representes a otro condado, aunque es algo rarísimo. Eso sí, no esperes cambiar de club o condado más de una vez en la vida. Eso es ya como ligarse a Marilyn Monroe. En 2013. Siendo tú mujer. Y fea.

Teddy McCarthy jugaba al futbol con el Glanmire y al hurling con el Sarsfield’s. Aquí jugando para Cork cuando el hurling era de onvres y no había obligatoriedad de llevar casco.
Permitidme que lo ponga en términos de júrgol de Madrid. Si naces en Vallecas, sólo puedes jugar en el Rayo Vallecano. Y el Rayo Vallecano sólo tener jugadores de Vallecas. Si naces en la avenida Ciudad de Barcelona, justo al límite de Vallecas, no puedes jugar en su equipo. Todavía más divertido, a lo mejor el equipo de baloncesto que te toca es el Estudiantes, porque el Rayo no tiene baloncesto. Da igual tu familia sea del Betis, hayáis vuelto a Sevilla y quieras jugar en el Betis. Te jodes. A ti te toca el Rayo. A defender el honor Vallecano, quiyo. Y me llegas pronto a los entrenamientos.
O todavía mejor, juegas ambos deportes y ¡te toca el Espanyol en fútbol y el Barcelona en baloncesto! Hilaridad garantizada.

Y todo porque el Obispo Brenan decidió que esta parroquia terminaba en esta calle hace 150 años.

The Catholic Church, what a great bunch of lads
Vale, pues ya tenemos claro que hay clubes y cómo se organizan los condados. ¿Como cuantos clubes hay? Bueno, pues ...  muchísimos. Por ejemplo, sólo en Kerry hay 73 clubes. Y estamos hablando de un condado de menos de 150 mil personas. Feck, si el condado más pequeño en población, Leitrim (unos 30 mil habitantes), ¡tiene 24 clubes! Esto da idea de la importancia que tienen los deportes gaélicos en Irlanda. Hay 1 millón de miembros de la GAA. UN-MILLÓN-DE-JUGADORES-FEDERADOS en una isla de 6 millones y medio.

Y ahora empezamos a hablar de la afición de los españoles por el sillón ball, que seguramente ganemos. ¡Qué grandes valores nos transmite Rafa Nadal sobre la pista mientras nosotros nos apretamos unas cervezas y unos mejillones! ¡Que garra más española! ¡Cómo se abalanza sobre las croquetas y no deja ni una! ¡Que furia! ¡Que combatividad para ser el que moja pan en la salsita del chorizo!

¿Has pagado el precio en oro o el precio en lorza?
Un detalle más sobre los condados. Cada condado tiene su escudo y sus colores tradicionales. Por ejemplo, Dublín es azul claro y azul oscuro, Killkenny negro y ámbar o Mayo verde y rojo. Algunos condados comparten colores (hay una especial querencia por verde y amarillo: Leitrim, Meath, Kerry y Donegal los comparten, haciendo que haya que mirar dos veces para saber qué equipo es) Los colores se utilizan para formar las banderas, aunque no hay banderas oficiales, así que el diseño puede variar (típicamente en bandas o tipo tablero de ajedrez) Muchas veces, las banderas se simplifican simplemente reduciéndolas a dos bandas de los colores del condado, aunque existen una versión más elaborada, con su escudo. Además, cada condado tiene su apodo o apodos, Los Rebeldes de Cork,  los Azafranes de Atrim, los Gatos de Killkenny, los Violentos de el Reino de Kerry...

Bandera de Galway Cork, versión simplificada sin escudo. EDITADO: Corregido por comentario. Jracias!

Desfilando a mayor jloria de Satán con las banderas de los condados (las provincias van en primera fila)

Otro detalle. A pesar de que el nombre de Dublín venga del gaélico, el nombre actual en Irlandés es Baile Átha Cliath (Ciudad en el vado de cañizo) y el condado Átha Cliath (vado de cañizo) El nombre “original” de la ciudad, tras ser formada por los vikingos, era Dubh linn (Laguna negra). Junto a una población cercana, ya desaparecida, que parece ser tenía las aguas más claras formaron la frase, que está en desuso, pero se utilizaba mucho en la zona en tiempos remotos “dubh linn, ban linn”. Por alguna extraña casualidad, pasó al idioma castellano en la zona de la costa de Andalucía (posiblemente llevada por los vikingos) como  “un lago negro, un lago blanco”.

El apoyo a tu condado también se puede mostrar llevando la equipación deportiva de tu condado, especialmente la camiseta. Camiseta que, además, es compartida en ambos deportes, haciendo que te puedas ahorrar un dinerito al ir a una competición mixta, y que si eres un jugador “dual” (juegas ambos deportes) puedas jugar un partido tras otro sin quitarte el sudor.

Seán Óg Ó hAilpín, clase dual guerrero/mago. Mantengo la bonificación por constitución y  mejoro enormemente el THAC0.
Existen también selecciones por provincias, pero son mucho menos seguidas, aunque a los jugadores les gusta, porque puedes ser un condado malo, pero una provincia buena. Y ¿a quien no le gusta ganar de vez en cuando?

Selección de Munster, antes de un partido

COMPETICIONES


Con tanto club y condado, no todos participan a los mismos niveles. En clubes hay diferentes ligas y competiciones a nivel de condado. Cada condado las suyas, con sus reglas particulares, etc. Hay también competiciones a nivel de provincia, de nuevo tanto de clubes como de condados ¡Incluso competiciones entre selecciones de provincia!

Las competiciones estrella son el All-Ireland Senior, tanto de clubes como de condados, que es un sistema tipo copa. La final de clubes de hurling y fútbol se juega en San Patricio. Las finales de condados, que son los eventos estrella del año en Irlanda (con permiso del seis naciones de rugby) se juegan en Septiembre.

El All-Ireland de condados incluye también los campeones provinciales como parte del proceso. Oye, un campeonato que se ahorran, que ya hay suficientes. Bueno, Ulster no, Ulster tiene su campeonato aparte. ¿No decíamos que nos gustaban las reglas complicadas y llenas de excepciones?

Los campeonatos de liga son jugados por divisiones, y aquí participan algunos condados “extra” (como Londres en la liga de hurling, o Fingal, ¿os acordais del condado Fingal? ¡Claro que no!) Se juegan en primavera y sirven “de calentamiento” para el All-Ireland que, al final, es la competición más importante. ¡Estamos hablando del equivalente a la Champions League en Irlanda! ¡El Mundial Celta!

No todos los condados juegan el All-Ireland en ambos deportes. Según el condado, hay más tradición de un deporte o del otro. En general, en el norte les gusta más el fútbol y en el sur el hurling, aunque hay excepciones.

Curiosamente, a día de hoy hay una prohibición de entrenarse durante el invierno, para que los jugadores no se quemen. Y supongo que también para que les de tiempo a trabajar en sus cosas, que con tantas competiciones, tendrán que sacar dinero de algún sitio.

- Riiiing
- ¿Sí?
- Nos han dicho que en esta casa vivía alguien de Españistán que se había metido con los nombres irlandeses.
- Pues la verdad es que no me suena de nada. ¡Uy, mira que tarde es! Me tengo que ir, que he medio quedao....

Cada competición tiene su copa de campeón, claro. Las más importantes, como hemos dicho, son las de All-Ireland de fútbol (Copa Sam Maguire) y de hurling (Copa Liam MacCarthy). La Sam Maguire original está en exposición en el museo de Croke Park. El diseño de la Liam McCarthy me encanta, porque
a) es pequeña,
b) tiene cuatro asas
c) podría usarse como arma contundente en una pelea de bar.

¡Es una versión mejorada de la Copa del Mundo!

A la izquierda, la Sam Maguire, a la derecha la Liam MacCarthy. Y sí, a los periodistas irlandeses también les gusta hacerse fotos con las copas. ¿Pensabais que eso sólo lo hacían “Los Manolos”?

Las fases finales y partidos más importantes suelen ser retransmitidos por la televisión. Principalmente RTÉ (Raidió Teilifís Éireann, que no Radio Televisión Española) y Setanta Sports, que es un canal de deportes. Llamado por Cú Chulainn, claro. Valors.

Otro pequeño inciso de mitología celta. Otro de los momentos estrella de Cú Chulainn es cuando debe enfrentarse a su amigo Ferdia, con quien se ha criado, en un río fronterizo. Son iguales en batalla, así que se pegan alegremente durante tres días, hasta que Cú Chulainn va perdiendo y se ve obligado a utilizar su arma secreta, una lanza llamada Gáe Bolga (una lanza mágica con espinas que destroza los órganos desde dentro). Así que hace que Ferdia levante el escudo y, con el pie, le introduce esta lanza por todo lo que es concretamente el fistro de abajo a traición. Porque introducir cosas por el orificio anal a la gente sin previo consentimiento expreso es “a traición”, por mucho que te estés en una lucha a muerte. Total, el resultado es que hiere de muerte a Ferdia, claro.
Como es su amigo (ten amigos para esto), lo coge antes de que toque el suelo y lo carga a través del río para que muera en sus tierras.

¡NOOOOO! ¿Quién diría que una colonoscopia casera podría terminar tan mal?
Por eso la mitología celta mola. Porque puedes “verte obligado” a matar a un amigo introduciéndole un alambre de espino por el ano utilizando tus artes marciales secretas, Y ser considerado un heroe después de esto. Again: Valors.

Bien, tenemos los contendientes y las competiciones (¡Y sólo llevamos 2.500 palabras!). Pero nos falta el escenario, ese marco incontrastable insuperable insoportable incomparable.

CROKE PARK (Páirc an Chrócaigh)

Obviamente no es el único sitio donde se juega. Hay campos (y grandes) en toda Irlanda. Pero Croke Park es especial. En primer lugar, porque es un campo MUY grande. Es el CUARTO estadio más grande de Europa. Más grande que San Siro o que el mismo Westfalenstadion, cuyo muro amarillo sólo rivaliza con la longitud su germano nombre. Nada menos que 82.500 localidades. Para, repetimos, equipos amateur que no ven un duro.

¡Crom Cruach es mi señor!
No está mal para una ciudad de 1 millón y medio de personas como es Dublín. Pero es que esto es lo más divertido. Croke Park no es un estadio de los equipos de Dublín. Es el estadio de TODOS los equipos de Irlanda. La mayoría de los partidos "gordos" se juegan aquí, llenándose de hordas de aficionados de fuera de la ciudad, llamados cariñosamente por los dublineses culchies (paletos), contestados por Jackeen (estirados) dando a divertidas anécdotas como la siguiente (en inglés de la zona)
(vale, esto es un chiste. Pero no está muy lejos de las noticias de la tele. Y ayuda a pillar el acento y el argot de aquí)

La localización es también interesante, ya que está en un área muy residencial y, de repente, te encuentras un mazacote de hormigón gigantesco. Pero hay casas literalmente a dos minutos del estadio. Como vivo cerca de la estación de trenes, cuando hay partido me encuentro multitudes vestidas de simpáticos colores que vienen a animar a sus condados. A la vuelta las caras que se les ven a la mitad desde el Luas (tranvía) son un poema...

La estratégica colocación de un vello ehemplo de stritindeeskai no puede hacer más que hacernos exclamar BHRAVOGH!
Croke Park no sólo es grande en localidades. El campo que se usa para los deportes gaélicos es, en medidas irlandesas, fecking huge, lo que, en palabras de un reportero de deportes español vendría siendo “dos camposdefútbol”. Todo verde.

Dado a que esto es IRLANDA, el drenaje del agua de lluvia es muy importante. Esto hace que, si uno se fija detalladamente, se de cuenta que el campo está ligeramente abombado hacia arriba. [INSERTE BROMA ESTÁNDAR DE OLIVER Y BENJI Y LA NOSTALGIA DE LOS 80 VIENDO LAS MAMA CHICHO Y EL CLUB DISNEY]

Las aficiones no están separadas.Cada uno compra su entrada para el sitio que más le convenga, y la gente está una al lado de la otra, sin ningún tipo de problemas. Porque las hostias se reservan para el campo, que es mucho más civilizado. Se puede llegar al extremo de que O’Neills (marca deportiva que viste a los equipos) te permita hacer tu propia combinación de camiseta con dos condados, uno a cada lado. Ahora pensémoslo en Españistán. Una camiseta izquierda Osasuna, derecha Betis. ¡Celta - Rayo Vallecano! ¡Colores chocando sin sentido! ¡Agresiones estéticas aleatorias! ¡Palizas por parte de las dos aficiones! ¡Psicodrama!

En muchas jornadas, en Croke Park no hay un sólo partido, si no dos o incluso tres. Así que uno puede comprarse su entrada y verse tres partidos, uno detrás de otro, de equipos diferentes y de ligas y deportes diferentes. Vamos, que uno va al campo poco más o menos “a ver que echan”, como si se plantase enfrente de la tele o fuera a un cine en Bombay. Pero sin los interludios musicales. Gracias a feck.

Hemos venido a emborracharnos, el resultado nos da igual
Además de la significación propia por el tipo de deportes, Croke Park es también un sitio especial porque fue uno de los escenarios del “Bloody Sunday” original irlandés, en 1920, cuando el ejército inglés disparó contra los asistentes (y jugadores) de un partido Dublín - Tipperary. Y es que hay al menos otros dos Bloody Sunday (estos en Irlanda del Norte) en la isla y Wikipedia tiene una lista de 16. Sin contar los domingos de Alan Partridge, claro.

Por todo esto (y siguiendo el tono general de la GAA), en principio, éste y otros campos están “vetados” a "deportes extranjeros” Es decir, británicos: fútbol, cricket y rugby. Ha habido algún que otro partido de futbol americano o boxeo (peleó Mohammed Ali) y a nadie le importa una mierda. Se hizo una excepción del 2007 al 2009 cuando el estadio de Lansdown Road, que se usa para estos menesteres impuros, estaba cerrado por reforma (actualmente, Aviva Stadium). Lo gracioso es que Croke Park es MUCHO más grande, así que se llegó incluso a batir el récord mundial de asistentes a un partido de rugby.
Como el experimento salió bien (y dejó mucho dinero a la GAA), no sería descartable que volviera a hacerse si las condiciones son favorables. ¡Cómo han cambiado las cosas desde que  la GAA prohibía a sus jugadores y miembros jugar o incluso ir a ver “deportes extranjeros” bajo pena de expulsión!

A este señor con bigotón le expulsaron de la  GAA por asistir a un partido de fútbol no gaélico en Noviembre de 1938. Si te crees que haber fundado la Sociedad para la Preservación del Idioma Irlandés y ser el primer Presidente de Irlanda te iba a salvar, vas listo, pringao.
La visita guiada a Croke Park es además un buen sitio donde ir en Dublín (además de la correspondiente a beber cerveza a la fábrica de Guinness). ¡Ya hemos visto que es una visita kultural!

LOS DEPORTES

Vale, pues tenemos ya los equipos, las competiciones y el lugar. Pero, ¿qué es lo que hacen una vez en el campo? ¿Cómo se gana y se pierde? Bueno, vamos empezar comentando lo que es común a ambos deportes. Que no es poco.

Para empezar, hay 15 jugadores por cada equipo. Al final de cada lado del campo hay sendas porterías cuyos postes continúan hacia arriba. Si la pelota pasa entre los dos palos por arriba del larguero, vale un punto. Si entra en la portería, es un gol (y equivale a tres puntos). Los puntos no se cuentan de manera conjunta, así que un resultado de 1-19 2-16 es empate. Aquí nadie dice que “tantos puntos en total, blablabla”, contar sólo los puntos totales (como en baloncesto), o ponerlo de otra manera como 22(3) - 22 (2) Eso sería ponerlo fácil y ya hemos visto que no estamos aquí para esto.

Hay ocho árbitros y asistentes en los partidos. El árbitro principal, dos líneas, un equivalente al cuarto árbitro y cuatro “umpires” (que van vestidos con un abrigo blanco) que se encargan de anunciar cuando el balón entra dentro o fuera.  
Los umpires son los únicos en el campo que no tienen necesidad alguna de correr.
No está permitido “pasar” la pelota. Debe ser claramente golpeada con cualquier parte del cuerpo. Así, para pasar la pelota con la mano, se lanza hacia arriba y se palmea o da un puñetazo.

Son deportes claramente aguerridos, en los que la agresividad, bien entendida, está siempre presente. Se dice que los equipos no salen a la vez al campo porque se pegarían en el túnel de vestuarios. ¿Para qué, pudiendo hacerlo fuera y que te animen 80.000 espectadores?

- ¡Es una alusión al imperialismo!
- Nonono... ¡A la sociedad de consumo!


Y ahora vamos a la parte divertida, las diferencias entre ambos.

FÚTBOL GAÉLICO

La característica principal es que se juega con un balón similar al de voleyball (y que se llama football) A pesar de su nombre, el parecido con la actividad conocida en Ep’pañia como fúbol, fúrbol, fúnbol, júngol, júrgol, balompié o deportes, la inmensa mayoría del tiempo se pasa con la pelota en la mano, pero al menos se golpea con el pie un número considerable de veces.

El balón se puede llevar en la mano durante un máximo de cuatro pasos, después de los cuales hay que botarlo, o bien tirarlo abajo y darle con el pie para que suba sin que toque el suelo. Esto se llama “un solo”. Que no es a lo que estáis acostumbrados, cochinos.



Que gracia, bloquear un tiro con el pie es falta. Hay que hacerlo con las manos (o la cara)
Es un deporte de contacto, y se permite entrar bastante fuerte al contrario (aunque no tanto como en rugby). Si, durante un salto a por el balón, te llevas a un contrario por delante o te chocas con un contrario, pues mala suerte para el que salga peor parado. Haber elegido la petanca.

Algunos movimientos básicos en deportes pre-metrosexuales. ¡Que jran técnica! ¡Que masculinidad tan bien entendida! ¡Qué pinta de acabar de llegar de trabajar cargando carretillas en la fábrica de Guinness!

Los goles son mucho más infrecuentes que los puntos, porque se puede intentar el punto desde mucho más lejos que un gol, y el portero no llega a pararla si va un poco alta. Un marcador típico tendría 0-2 goles y unos 10 - 15 puntos.

Al bhollohg, al bhollohg...

Condado Wexford. Porque un condado que se llama Loch Garman y que va de morado y amarillo TIENE que salir.
Como ejemplo de juego, aquí están el resumen de la segunda parte de la final del All-Ireland de 2011 (Kerry vs Dublín), que ganó Dublín después de 16 años sin quedarse el título.



Venga va, que no nos podemos resistir a la nostalgia... Oliver y Benji, los magos del balón.

HURLING

La pelota utilizada en hurling es mucho más pequeña, parecida a una pelota de beisbol, aunque con un reborde que ayuda al agarre. Esta pelota se llama sliotar.
Este otro deporte gaélico requiere de otro elemento indispensable muy conocido en Espppaña por cualquiera que ha ido a una manifestación contra el gobierno: Un palo. UN PALO. ¡¡¡¡¡¡UN PAAALOOOOOOOOOO!!!

Hurleysliotar
El tamaño y forma particular del hurley depende de jugador. Además, para los partidos se lleva alguno extra, por si se parte como parte de un “lance del juego”. Como una trepanación de urgencia.

En estos tiempos de hombres blandengues, se obliga además a llevar un casco. Sólo por el hecho de que el hurley se agita a la altura de la cabeza y que no pocas veces aterriza en el rostro de alguien no parece razón suficiente. El casco, al menos, se utiliza de manera distintiva en los partidos de condados para llevar el casco del club, así que el color del casco es variado dentro de cada equipo.

Me recuerda a una anécdota muy divertida que me pasó en las duchas de la cárcel
Existe una variante llamada camogie (de camán, el nombre del palo en irlandés), también muy popular, que sólo se diferencia en que, por alguna razón que no alcanzo a comprender, los aguerridos combatientes llevan falda y pelo largo. Pero se juega igual...

Juego de camogie. Busca las diferencias.
Otro video mostrando las habilidades básicas, en época de deporte pre-metrosexual. Nótese que los palos eran menos aerodinámicos entonces.

Con la mano que queda libre (no la del palo), se puede agarrar el sliotar y dar sólo cuatro pasos. Para continuar, hay que colocarlo sobre el hurley y echar a correr, como en las gimkanas de llevar un huevo en una cuchara. 

Troncos, no me estais ayudando, la verdad.
El sliotar se suele recoger desde el suelo usando directamente el hurley. ¡Es más rápido que cogerlo con la mano! Eso sí, cuando llega volando de un pase lejano, el atacante lo intenta coger mientras el defensa intenta golpear con el hurley, porque llega más lejos. Palo por un lado. Atacante por el otro. Y en el centro, ¡la acción!

¡Seguro dentaaaaaaaaaal!
Comparado con el fútbol, es sorprendentemente limpio (dentro de su dureza). Eso sí, un golpe bien dado puede ser muy duro. ¡Se ha de demostrar la voluntad del guelelo! El marcador también es más alto, un resultado típico sería algo del orden de 0-2 goles y unos 18-23 puntos. 

Como ejemplo de juego, vamos a poner el resumen de la segunda parte de la final del año pasado, que quedó en empate (y hubo que repetir unos días después) entre Galway y Kilkenny.



Kilkenny. En un país multicolor, nació un condado bajo el sol.

CONCLUSIÓN

Tras este conciso resumen de no más de 4.500 palabras, podemos ver tres cosas:






  • Irlanda MOLA.





  • Los deportes gaélicos se entremezclan con la cultura irlandesa (y especialmente con el nacionalismo) de forma muy particular





  • Que hay gente que se enrolla como las persianas y suelta ladrillazos. Pero ya dije al principio que no quería hablar de mí.



  • En definitiva, son un espectáculo deportivo sórdido muy interesante y trepidante, fácil de seguir en cuanto te explican cómo se marcan puntos. Realmente, ambos juegos tienen relativamente pocas reglas, aparte de “sal ahí y vuelve con tu hurley o encima de él”

    Por si alguien se anima, las finales del All-Ireland son durante este mes. El fin de semana pasado, el 8, la final de hurling (Cork vs Clare) acabó en empate (3-16 a 0-25 nada menos) y tendrá que repetirse. El 22 se juega la final de Fútbol (Mayo vs Dublín).

    Perpetrado por: Jaime

    MKRdezign

    Formulario de contacto

    Nombre

    Correo electrónico *

    Mensaje *

    Con la tecnología de Blogger.
    Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget